Readme.it in English  home page
Readme.it in Italiano  pagina iniziale
readme.it by logo SoftwareHouse.it


LUIS ANTONIO LICEA

 

"LOS INVITADOS"
 
Adelante, pasen, pasen - dijo X-2 cediŔndole el paso a los invitados, quienes sonrientes, pero silenciosos, fueron acomodÓndose en los sillones.
X-2, frotÓndose las manos, los miraba y remiraba, caminando en cýrculos a su alrededor, se ajustaba una y otra vez el mon˛culo, y de cuando en cuando, tiraba del cabello o de la narýz de un invitado, que permanecýa sonriente, pero silencioso.
De pronto X-2, dÓndose una palmada en la frente, record˛ sus deberes de anfitri˛n:
- ┐No hay nada para brindarle a mis invitados? - pregunt˛ a gritos, y una hermosa mujer apareci˛, trayendo en sus manos una bandeja repleta de tornillos, tuercas y todo tipo de metales viejos y oxidados, que ofreci˛ a los sonrientes, pero silenciosos comensales, quienes se arrojaron sobre la oferta, haciendo crujir entre sus mandýbulas el hierro y el acero.
Bueno, bueno - repetýa una y otra vez X-2, quien ni repar˛ en los estropicios sufridos por las vestiduras de la hermosa, que casi perece ahogada con el desordenado apetito de los invitados.
TrÓeles de beber - orden˛ X-2, y el regreso de la hermosa, con un cubo repleto de grasa, promovi˛ otro tumulto entre los invitados, del que la joven,sali˛ ilesa por pura casualidad. Agotado el contenido del recipiente, los invitados regresaron a sus asientos, sonrientes pero silenciosos.
Excelente... Excelente - alababa X-2 sin hacer caso del disgusto de la mujer, y acercÓndose a los invitados, les pidi˛:
Digan algo se˝ores, digan algo.
- ┐QuŔ van a decir? ┐QuŔ van a decir? - se entrometi˛ la mujer - si ustedes no le fabrican lenguas a estos humanoides de rango inferios.
CÓllate - grit˛ X-2 enfurecido - CÓllate, o me olvido de que eres mi esposa y te mando junto con los demÓs humanos a trabajar en mis minas. Que aquý mandamos nosotros: !Los rob˛cratas!
 
"LOS MACHUELOS"
 
Granete - bram˛ el viejo Lorenzo - si me sirven machuelo otra vez ... no sŔ lo que va a pasar aquý.
Pero PapÓ - Granete se detuvo apretando la cazuela con los machuelos comprados por una ganga: a diez por un peso.
Granete comenz˛ a preparar los machuelos y las lÓgrimas le corrýan por el rostro amenazando con desbordar la cazuela. Estaban a mediados de mes y durante 15 dýas, los machuelos presidirýan la mesa como plato principal. El viejo Lorenzo continuaba con sus maldiciones, entre las que se destacaba la palabra "ahorcarse" y Granete,llorosa,no daba con la f˛rmula, salvadora del almuerzo.
Las lÓgrimas llovýan sobre la cazuela, cuando lleg˛ el hermano de Granete, quien con un gesto de repugnancia apart˛ la cazuela, pero ante el llanto de la muchacha se abstuvo de hacer comentarios.
PapÓ no quiere saber de los machuelos - le comunic˛ ella.
Pela esos boniatos y ponlos a cocer - dijo el hermano - que se me estÓ ocurriendo una idea.
Mientras Granete se ocupaba de los boniatos, el hermano coloc˛ un caldero de agua sobre el improvisado fog˛n y comenz˛ a afilar el cuchillo.
- ┐QuŔ piensas hacer? - le pregunto la muchacha.
Matar al puerco.
Al escuchar los desesperados gritos del porcino, el viejo carg˛ con la mesa para el patio. Haciendo un uso discreto del agua caliente y el cuchillo, despojaron de pelo al animal, lo afeitaron y le pulieron la piel como un ladrillo, lavÓndola con agua del tiempo. El viejo benefici˛ al cerdo y en el mismo caldero, comenzaron a freir los chicharrones. Granete, atenta, les sirvi˛ una abundante gandinga con boniatos hervidos, y el semblante de todos cambi˛ visiblemente.
Entre risas y bromas, terminaron de destazar al cerdo, Granete cantaba lavando las botellas para almacenar la grasa, y en la cazuela con lÓgrimas, los machuelos aguardaban.