Readme.it in English  home page
Readme.it in Italiano  pagina iniziale
readme.it by logo SoftwareHouse.it

Ebook in formato Kindle (mobi) - Kindle File Ebook (mobi)

Formato per Iphone, Ipad e Ebook (epub) - Ipad, Iphone and Ebook reader format (epub)

Versione ebook di Readme.it powered by Softwarehouse.it


ALEJANDRO D. HERRERASARDUY

PRETEXTO
 
una mujer música y espanto
me ha inventado la muerte sin quererlo
se me esconde en la tinta en el volver en la mirada
 
los muros se cansan sin su nombre
y se echan a endurecer
a recuperar polvo
polvo de una ciudad que no existe sin ella
 
sus huesos son los huesos del tiempo
 
una mujer me ha vedado el antojo de ser yo
le ha roto el alma a la mirada
desde los puentes han caído las cenizas
hambrientas del hambriento
la señalaron le esparcieron las culpas en la sombra
y yo no pude envejecer entre sus muslos
su ombligo no atrapó mis manos
 
la tarde no nos salvó
 
de lo intocable y de la nada
no consigue un soñarse una mujer
sigue lo prohibido clavado en mis riñones
 
soy solo y ardo como un accidente
 
este poema no es otra cosa que un pretexto
para quedarme con ella
 
aparte en un rincón
están mis labios crudos
esperando.
 
DESATENCION A TUNOMBRE
 
me han cartereado tu nombre
en la agolpada sombra de un tumulto
y me faltaron quejas
 
reviso los discretos vestigios
que pudieron quedar en el lobby de un hotel
 
desarmo los días torpemente
 
no hago más que atropellar cercanías
alrededor del escote de tus letras
 
Pero lo peor no son mis lágrimas
ni tu nombre perdido *
 
ni callarme ante los amigos
mezclarte en otra cara en otro tiempo
 
lo peor está en dejar tu nombre
bien envuelto
en una esquina cualquiera
tan cualquiera que no quede
tiempo para el recuerdo.
 
* Guillermo Rodríguez Rivera.
 
HOJAS CAIDAS
 
algún ciclón barrió las flores del árbol
por siempre la vida se hizo otoño
 
lluvia de ayer para tanto cuerpo vacío andando
brazos deshabitados
 
un ardor recordando viejos ardores
el adiós del azúcar del verbo
adios al final del pasillo
 
tiempo ciego de historias de arenas
incómodas cortinas de los años
hijos bastardos del olvido
sin marcha atrás hacia el horizonte de las sombras
 
todo es campo y mar
mar donde no nadan peces
siempre orilla siempre
campo donde no se reventarán las uvas
con la piedra del regreso.
 
UN PROBLEMA MUY APECHO
 
a través de la blusa a contraluz
noto un nido palpitando
campo de batalla perfecto
 
comienza la lluvia en mi frente
escurro los sueños me adentro en sus laberintos
en cada suburbio de su desnudez
donde todo me es ajeno
donde no aspiro ni a la esperanza
 
decretaré duelo nacional bandera a media asta
si no soy guardabosques de sus pechos
 
puedo mendigar un roce una ojeada
antes que la locura se integre a mis manos
y no halle mesura en mi equipaje
 
ser tarde dentro de cuatro segundos
la vida comienza en un sostén
bajo sus telas sería cualquier cosa
un lunar
un vello
hasta un cáncer de mamas
 
aliviaré
al mundo de un suicida
antes que el tiempo se encargue del fracaso
y esos senos no sean más
que copias sublimes de la torre Eiffel.
 
FUERA DE MI
 
una mujer cruza la vida sin mirame
tercos mis ojos osan llamarla
 
a mi lado sin crisis
pasa con sus despiadadas caderas
regando muerte y esperanzas en la esquina
 
cosa fácil crucificar su ombligo
rostro tobillos
humanizar su aire en el mito del futuro
beberse hasta el fondo su pelo suelto
 
una mujer pasa fuera de mi
la espero
no sé su nombre su piel
ni su mirada.
 
GIROS O LA ESPECIE
 
vuelta inmensa de las vueltas
llanto de niño
desajustados pedazos de llanto
niño metido en el negocio del respiro
oxidando sábanas con cientos de óxidos
 
lluvias acabadas de nacer
lloviznas imitando los ciclones de un padre
un maestro
un amigo
una escuela donde se ve siempre por primera vez
el aletear del suspiro en el mismo vientre de la tierra
enredado
inseguro
en la pena y en el beso
 
vuelta cruel de las vueltas
carrucel de miedo
espacio de lamerse la vida con la vida
cada columna olvidando en los portales
enumerando indiferencias
 
polvo en medio del polvo
desde tan lejos un nombre a nombrar
bocabajo desangrando los astros y la sombra
 
fuego color fuego
quemando pasiones en desgracias
puras pasiones en puras desgracias
 
llegan los domingos
sonrisa a cuadros
de oreja a oreja y otra soledad
 
es una muerte que no muere y que no vive
muerte de tanto y de tan poco
cirujía menor del alma
 
vuelta eterna de las vueltas
por si acaso menciono a Dios
me llevo la letra el pan y una ciudad.



Google