Readme.it in English  home page
Readme.it in Italiano  pagina iniziale
readme.it by logo SoftwareHouse.it

Ebook in formato Kindle (mobi) - Kindle File Ebook (mobi)

Formato per Iphone, Ipad e Ebook (epub) - Ipad, Iphone and Ebook reader format (epub)

Versione ebook di Readme.it powered by Softwarehouse.it


ASHLEY L. MARMOL

POEMARIO: ELCUERPO VIVO
 
VIVO AL REVES AL TIEMPO
 
Vivo al revés al tiempo
Al revés con mi día más senil
en la primera de mis infancias.
 
Vivo al revés al tiempo
Mientras mis vellos se construyen
un castillo
Donde soy mecenas que trueca
libros por yoyos.
 
Vivo al revés al tiempo
Más bien en la otra falda del tiempo
El goce de mi pena es mi razón
y sinrazón
En el babero gris dejo los restos de adultez.
 
Vivo al revés al tiempo
No gozo tanto al amor como al chupete
No vivo harto feliz si no te orino los brazos
No estoy contento si no me pones aquel culero azul.
 
COEXISTENCIA
 
Estamos distantes y añejos
Como tonel de vino y litoral
Somos dulces y gaseosos:
licor de piel y la embriaguez.
Nos hace falta la tarde
Para hornear nuestros sillones
Nuestra imprenta de versos
sin espacio
 
Descríbeme tu reja
El ulular del transeúnte
Desnúdame tu cuerpo
El equívoco cuerpo de mi error.
 
LUNATISMO POETICO
 
Dos manos tras el pecho
y las ideas a la zaga
Los pies corriendo hacia la brisa
olvidando el torso en el desván
El pecho enrojecido entre las venas
una sola ilusión:
El alma eterna
Más no ser .
Sólo se alcanzar la mitad de la metáfora.
 
LIBRE
 
Al viento lanzo el marcapasos de mi oxígeno
Me desnudo al saber la luz
no flor de un astro avejentado
que corteja a la luna en sus cuatro exóticas
maneras.
 
Saco mi alma a tomar el sol
Quedando el cuerpo vacío
Luego me vuelvo a fundir
El de siempre
Con menos dudas y más misterios.
 
Pero no soy enteramente inalcanzable
Hasta que me tenso la voz de dos espadas
y cuatro filos.
 
Ya estoy listo
Cara a cara con mi espalda
Vértebra a vértebra con mi pecho
Le doy a Dios la dirección auténtica del ángel caído
Al Diablo la cuerda más corta al recinto de Dios
 
MI ISLA
 
Pedazo de mi carne
El mar del abrazo
se vierte en la ribera
Abrazo de dos manos que te entrego
Ribera oculta entre palmeras y sargazos.
Flujo yo
Empapo la arena como lluvia
en las copas y en el barro
 
Espacio de tierra en la tierra del tiempo
El azadón del viento
labrándote en silencio
Mis fieras poblando la espuma de tus bosques.
Corazón oce nico
¡Cuán líquidas las manos graban la sal en tus piedras!
 
QUESTION
 
¿Has planeado disecarme lentamente?
La angustia no es tan dulce como suponen los poetas
Y el frescor de estos minutos
No es tan felpa ni tan brisa de mar.
No dejes que languidezca
El laúd llora con las cuerdas quebradas.
 
DADIVA
a Eliseo
 
Te desdoblaste como alma al viento
que arroja versos al partir
Las últimas rondas de tus letras
Se desvelan
Las últimas lágrimas de tus letras
Repujan la figura del hombre que se vistió
con peplo de nube
Para caminar tu Calzada de Jesús del Monte
Hasta desembocar fatídico en la Olmeca póstuma.
Nos diste el adiós en una sonrisa mañanera
Y como un silencio
El amado talismán de un verso eterno.
 
LLUVIA
 
La lluvia no ha muerto
Sigue obstinada en caerme encima
Mortificando las arterias de mi insomnio
Cuando estás del otro lado en el pabellón de mi ciudad.
 
En la penumbra agriazul
De esta tormenta que no cesa
En tus mañanas de no estar
Te esculpo al verso
Aunque haya olvidado tu figura
Y las cuatro letras de tu nombre.
 
CLASSROOM
 
Cuando los brazoscomo loros
Parlotean
Entran y salen los convulsos rostros.
Hembras: muslos al aire
Senos abiertos.
Varones: pocos...
recinto oscuroverde palidez del libro abierto
Instalado sobre la tabla de la mesa como almena.
 
En el castillo del aprendizaje
No de puente levadizo
sino de puente quebradizo
Los pupilos caen al foso
y se los tragan las letras.
 
A PENELOPE
 
A ti que has convertido la ausencia
en dos manos hábiles y mortaja interminable
Cesen tus lágrimas
Ya tu hombre se convierte en mendigo suculento.
Penélopeya no más noches hablándole a los muertos
Ni al bronce colgado en las paredes
Basta
Basta de borrar las cuerdas de los arcos
Es tiempo de hacerlos fulgurar al viento.
Penélope
Reina que muerde una roca
y gime dulcemente
Hazte toda miel
Que hoy tu lecho ser mar de la tormenta de Venus.
 
POEMA BAJOCERO
 
Estoy en lo alto
Mis manos se hacen témpano
Fenece helado el verso ante tu faz
 
No me importa este el más recio de los fríos
Ni que mi voz se torne escarcha
Sólo evocarte esparce braza en mi edredón.
 
Aunque mis versos sean ventisca irremediable
Enciendo mi leña para descongelar este poema.
 
POEMARIO:ERASE UN RIO LLAMADO TOA Y OTROS POEMAS
POEMAS LUCIDO
 
CANTA JONDO
a mi amado Federico
 
Balbucea a mi oído
Las crestas de tu verso
Llega como infante sol
Como tambor travieso
Que cuando saltes vibres
Angel de pasión poseso.
 
Ruedasruedasruedas
Danzasdanzasdanzo
 
Tenme volcán de tus mejillas
Rociando en campos cristalinas horas
Que el polvillo de tus ojos
Deshaga las mil hebras de la aurora.
 
Cantascantascantas
Lloraslloraslloro
 
Di fana voz tu canto
Dulce dardo en el aliento
Ruge leve en lo más hondo...
Bosque donde mora el viento
 
REACCION
 
Préndanse
Los desiertos húmedos de la paciencia
Sean mis manos cual las del auriga
Escuchen el clamido que se ensaña
 
Sientan esta mi oquedad
Mi famélica ilusión.
 
S/T
para Anai.
Cuerda en mis manos...
 
Cómo tú
Sin saber trepar historias
Olvidas que nunca yazco adormilado
Y en sueño profundo envuelves mi sombra.
 
ELEGIA AL PADRE
hoyen tu quieto cumpleaños.
 
Cómo supiste
Robarte uno de mis sueños.
Me lo entregastirano
Hasta sentir tu barba
Junto al umbral.
 
Un fantasmal regreso
Bebe de tu copa
Luego enrarecido
Te invoco.
 
MUJER SEMIDESNUDA EN LA CAMA
 
Al entrar y verte
Esparcida entre las sábanas
Casi desbordada en un crepúsculo
Donde no gritan más mis manos
Cual argamasa
Se desprende del cuerpo
Con tus pasos
Mi delirio.
 
AL PARTIR
 
Se echa una negra nave al mar
Vibra en el vientre una figura
Mis manos consiguen palpar la brea de sus tablas
Las cuerdas de las velas
La nave se aleja...
Palidezco al sentir el tañido de mi rostro
 
COMPLICIDAD
 
Brazos que intento relatar
hasta cegarme
El cuerpo en la distancia
Te lleva por suaves penumbras.
Enloqueces
Ensanchas mi ansiedad
Manas de tu rostro...
Azotas al lamido.
 
S/T
 
En el espacio
El verso se tuerce menos que mi alma
Donde música y tiempo
Crecen a la vez.
 
En el grito
El clamor no se levanta
Ni los oscuros pedazos
Buscan el espacio de mi verso.
 
ERASE UN RIO LLAMADO TOA
 
EL ARTE DE TEJER VERSOS
 
La música clama
Martillea cual oficio sagrado
Que el alma impone a la voz.
Exalta
ya no los trazos pálidos
Sino la inmensa ciencia
De hacer versos.
 
MALEZA
 
Furibunda maleza
El terso cielo tus crestas cabalga.
Extraña brisa
como gotas empinadas.
 
Maleza casta
Tez ajada donde ríos han dejado el musgo
El existir.
Furibunda maleza
Inmensa paz.
 
ARROLLUELO
 
Fluir lento
Cadenciosa lentitud
Sinuoso espejo urgando en la garganta.
 
EL LLANTO DEL MAQUINISTA
 
El hombre solloza
Palpa el cuerpo que se detuvo
Sus lágrimas se funden
A la encrespada geografía de acero
Observa el moribundo crepitar
del carbón
 
La vieja locomotora
Ha rozadotal vezel último raíl.
 
LA HIERBA
 
Bajo mis pies
Huye ágil nubecilla sometida.
Lluvias
la cubren de finísima niebla
Ante mis manos
Palpita
Febril remanso astral.
Entre mis labios
Se adormece en silencio.
 
ALUMBRAMIENTO
a mi madre
 
Tiempo ha
Y nazco
Cómo he de hacerte calma.
Cómo me aconteces
limpia.
 
LA CASA PEQUEÑA
The small house is inside
my moistured heart.
 
Paredes entrañablemente hundidas
Los sillones gastados
Tardes que cobijan el sopor
En las hojas dispersas.
 
Infimo inmueble
La mesa estampada en la pared
La cena
Siesta en el frío de las losas.
 
S/T
 
Por doquier el silencio
El pájaro batiendo la mañana
Los pasos como ascuas en mis venas.
Verter
El pálido dolor
 
En silencio.
 
OSCURIDAD
 
Espacio
Inalcanzable
 
Sumergido en distancias
lanzadas a los ojos
Parpadeo inerme...
Bienvenidas las sombras.
 
CAMPIÑA
 
Mar
Donde el verde coronado de mirto
Se alza
Esparce su voz sobre los
cardos del camino.
Monstruosa virtud
Que yace sofocada
en la secreta vanidad de las almas.
 
MOMO
para Aimelín
 
Sertal vezque tus manos
no se separan de mi espalda.
Tenue voz
que llevo susurrante al oído
Serán brisas quietas tras tu velo
Ilusorios despertares
Acaso un suave aroma
conmoviéndose en mi pecho.
 
NUBE
 
En ese extraño suelo
de verdes cúpulas
Te haces el cuerpo.
 
Las faldas dejaspalpitantes
En la cima
que aguarda
con tanto plomo
Cual tus brazos
Nube.
 
ASCENSO
 
Los pies angustiados
Un veneno en la garganta.
Cuáles las primeras pendientes
Vértigos
Sal del cuerpo monte abajo.
 
Los pies angustiados; único hervor:
La cima.
 
LLUVIA
 
Fastidiosa madre del polvo
Envuelta en esa aridez
que nos abraza.
 
Hundes la espina
de otro cuerpo
Más denso
Más infame.
Otro cuerpo.
 
ERASE UN RIO LLAMADO TOA
 
Reverdecido bajas
Atando movimientos al lino de las piedras
A la vez que calzas vientos
No siendo otra cosa
Que el patriarca de esa arena
que corroe y sedimenta.
Tu insistencia a tenerme uncido
Me tienta a paladearte
Sentarme en tu rivera
Beber tu ramo más sensual
la gota profunda
Que me estrecha a tu misterio.
Asídébil iniciado
Te temo.
 
MONTAÑA
 
Dios da la mano una sola vez
para lo eterno
En ellosall arriba
Aún no ha reparado.
 
HOMBRE
 
Hombre
Todavía en la caverna del cuerpo
Cómo aún no has amado
las cuerdas que penden de tu cuello?
 
FEDERICO
tu muerte y mi muerte
 
Y luego...
Se lamieron la hazaña
Pero la hazaña fue
Sangre de mortaja añil
Nunca
Haber ahogado las alas
Emplazadas en tu espalda.
 
PARTIDA
 
Volver a pernoctar en campos tan egregios
regresar a tus aguasrío tenaz
Toa indescifrable
Las elevaciones escarpadas
El ascenso
Las nubes bajo
el tierno baibén del tren
Que atraviesa el alma apolinada.
Solo quisiera
Cual figura distante y montañosa
verme una vez más.
 
APUNTES
 
Me adentro en estos montes para saciar la sed de lumbre.
Y digo que he talado árboles enteroslegiones de bosques
Encontré braza
Bienhechora savia hirviente
río y montaña trepidante.
 
POR TUS CALLES
 
Por tus calles pasé.
Bebí los siglos por tus calles
La de altas luces y capiteles deslucidos.
 
Cómo te siento pulular
Ciudad de gente oscura
Gente de alma blanda
Guantánamo
Has llegado cual tromba de luz a mi existencia.
 
EL CAO
 
Un pájaro triste
Al viento desanda los senderos.
Con su voz extenua el silencio
Que revolotea sobre nuestras cabezas.
 
LLEGADA A LA HABANA
 
Te he visto de nuevo
Ciudad de barro y alhaja
Te he visto y amado
en tu justa belleza:
Impúdica madre de las cosas.
 
UN RARO MAR
 
Anega el tiempo
Un mar extraño
Al que he visto trocar su piel
en verde hierba;
Corro a pastarenardecido.
Y siempreantes de alcanzar la saciedad
Tórnase en el azul
Sofocante y salado
mar de siempre.
 
LA PIEDRA GRIS
 
En medio del cauce
Tremebundo
Macizo monstruo aguarda.
Voz luciente
Que noche a noche se allana al oído
y queda a merced del viento.
 
En ticasi desnudo
de este corporal veloy de la asida
costumbre roto el nudo
traspasaré la vida
en gozoen pazen luz no corrompida
Fray Luis de León.
 
MI ISLA
 
Pedazo de mi carne
El mar del abrazo
se vierte en la ribera
Abrazo de dos manos que te entrego
Ribera oculta entre palmeras y sargazos.
Flujo yo
Empapo la arena como lluvia
en las copas y en el barro
 
Espacio de tierra en la tierra del tiempo
El azadón del viento
labrándote en silencio
Mis fieras poblando la espuma de tus bosques.
Corazón oceánico
¡Cuán líquidas las manos graban la sal en tus piedras!



Google