Readme.it in English  home page
Readme.it in Italiano  pagina iniziale
readme.it by logo SoftwareHouse.it

Yoga Roma Parioli Spedizioni Raccomandate Roma

Ebook in formato Kindle (mobi) - Kindle File Ebook (mobi)

Formato per Iphone, Ipad e Ebook (epub) - Ipad, Iphone and Ebook reader format (epub)

Versione ebook di Readme.it powered by Softwarehouse.it


LEONIDES RODRIGUEZLOPEZ

CUENTO DE FANTASIATITULADO: "LA PRESA MISTERIOSA"

Como soy aficionado a la pesca estaba muy embulladoiriamósa una presa lejoque desian que habia muchos peces y que picaba mucho. El camiónnos condujo antes de las cinco de la madrugada y llegamos despues de las siete ala presa que tenia su nombrepero los campesinos le decian "La presamisteriosa".

 

Al llegaryohemocionadoempecé a tirar mis ansuelospasaban los minutoslas horasy no picaba nadaabsolutamente nada en lafamosa presaen muchas ocasionedaban tremendos salpasos en el agua y enceñabansus lomos. Mis compañeros se habian ido para el otro ladoy yo que me dio porcaminar me acercaba a un pupido bosque que rodeaba por ese lado la presa. Cuandose me hacerca un extraño hombrecitoflaquitode pelo revorcadocasi mulatocon los ojos verdes como la hiervacuando me miró me dio escalofrio y se meerizaron todos los pelos del cuerpo.

Con una sonrisa de malisiame dijo.

-- Hoy es el dia de la santaen la presa no picarno cojeránabsolutamente nadaes dia 7 de novienbre y la presa se pone como embrujadanovezsaltaron muchos pecespero es que estan de fiesta no picar ni uno... Miravez ese bosqueatravesando por esa vereda saldras al rioayi picar algo.

-- Es muy lejos señorle pregunéy me contestó.

-- Nomireaya se ve la claridad.

-- Yo sin pensarlocaminé por la veredaatravesaba eltupido bosque; Perosegun caminabala vereda se estrechaba más y másyasolo era un trillo estrecho de vejuqueras y de la claridad nada la distancia mehabia paresido que era de tres cuadras y yo caminaba y caminaba y no llegaba adicho riono veia la terminación de aquel bosque.

Cuandode pronto veo un gran clarono se si estaba en elmedio del bosquey me dirijí al centro del gran claro y cuando estaba en sucentromiré a todos ladosy barios caminitos salian del bosque y todos venianal centro del clarolos conté y eran 7. Pencé ¿cual de estos trillos mellebar al rio?. parti por unopor el que me quedaba al frentey caminé ycaminé y a la media horaresultó que sali al mismo lugarasi cojí por otrotrillo y todos me condusian al mismo lugar ya llevaba mas de cuatro horas en eseproblemala desesperación se estaba apoderando de miempesaba a asustarmepor mucho que caminaba no podia salir de aquel claroempesé a dar boces gritosy más gritos y a cada gritose produsian por desenasel eco era el que mecontestabadespues el más absoluto silenciola desesperación aumentabaygrité con todas mis fuerzasDiosmi angel de la guardiaque me pasasacamede aquicon aquellos gritos susedió algo terrriblese apareció un viento defuriacon gran hojalascahumo como si el bosque cojiera candelael vientoapretaba y todo se ponia negro como la noche mismaya no veia ni las manosyodaba vuertas y no veia nadagritaba y mi vos no se oia.

De pronto sucedió algo maravillosocomo si fuera la nochedesde lo alto del cielouna estrella brilla y se hacerca como si fuera a granbelosidadde pronto la estrella es como un rallo de luz que penetra en laespantosa oscuridad y en el centro del claro se hace la luz como si miles debombillos se encendieran a la vez y era como si la luz peliara con la oscuridadcomo si huviera una guerra de las tinieblas contra la luzla oscuridad queriaahogar a la luzpero poco a poco la oscuridad fue sediendo y la luz se fueespandiendo y las tinieblas uyeron de la claridad.

De pronto sucede algo maravillosolentamentealgo másblanco que la misma luzse empiesa a formartelas blanquisimas vuelan con elvientoyo estaba com embovesidoy lentamente se empiesa a formar unmaravilloso Angelya le veo su rostrorelusienteel viento se detienesusropas caen a lo largo de su cuerpo y el da vuerta como para que yo lo viera bieny yo miraba encantadode pronto se hizo la oscuridadel viento volvio conviolenciala carma que habia en mi se volvió desesperacióny yo corridespavoridohacia el bosque que se iluminabay una bereda limpia se abrió yyo iva como si me llevaran por los aires y un gran miedo se apoderó de mideprontome encuentro en el riocon sus aguas cristalinascuando de susmargenes sale un extraño hombresitoque con una sonrisa de picardiame dijo.

-- Como demoraste!... ¿que te pasó?.

Le fui a contar y me dijo:

-- Nono me cuentes nadasolo queria comprovar la verdad...Miramientras tu estavas en el vosquedel misterioyo pesqué esta ensartapara ticorre por esa veredapor la misma que vinisteque ahora no te perdersé la vereda no se estrecharacomo cuando venias para acay iras comovolandolos espiritus del bien te condusirancorreque el camión ya noespera por tiestuviste demasiadas horas en ese vosque.

El puso la gran ensarta en mis manos y yo corri sin dudamásque corrercreo que bolava. Ya en la orilla de la presamientras que caminabaapuradopues el camión solo esperaba hasta las dospence: ¿me habre quedadodormido...? ¿todo esto seria producto de un sueño?nono podia seryoestaba sudadoy arañado.

 

Al llegar junto a mis 6 compañerosque conmigo eramos 7mepusieron como un bombintodos peliaban conmigohacia una hora que esperabanpor mial ver la gran ensarta que yo llevabame dijeron:-- Por eso nos teniasembarcadostúpescando en abundancia y nosotros sin cojer ni unoesta vuenopara repartir esos pescados.

Y lo crei justo y repartí los pescadosy alcansaron a 7para cada unonosotros eramos 7el chofermidió el petrolioy le quedaban 7galones en el tanque y en una basija tenia 7 galonesy los trillos quecondusian al gran claro eran 7y era 7 de noviembreel dia de la santa deaquella presadonde en el medio de aquel claroapareció el maravilloso angel.

Pence contar lo favuloso de mi visiónlo maravilloso yterrible a la vespero con la gran ensarta de pescadono me lo creerianseburlarian de mi.

Estoy seguro que no fue un sueñoaquella visión fue unarealidadfue algo asi como "La lucha de las tinieblas contra el esplendorcontra lo angelicarcontra la luzy pienso que el angel vencióque la luzjamás se extinguiráque la verdadel bien y la esperanzasiempre brillarany la fuerza de los pueblos evitar las guerras y las agonias y la luz sera parasiemprepienso que no abran más bombas atomicas como las lanzadas en Japon.

ASI TERMINA ESTE CUENTODEL 7 DE NOVIEMBRE : "LA PRESAMISTERIOSA"

 

 

MI PECADO ME GOLPEA

 

Soy un hombre de más de 50 añosy tengo a mi esposaqueadoro de mi misma edad y tenemos un hijo de 17 años muy baronil.

Como yo era muy bien parecidocon toda mi edadtodavia lasjovenes se enamoraban de miy en mi centro de trabajosupeque una lindajovencita llamada Rosa Mariaestaba enamorada de miy yo queriendo recordarlos tiempos de correriatube la osadia de enamorarlay la encantadora RosaMaria de solo 17 añosse entregó a mi de cuerpo y alma.

Los dulces momentos de joven virgen me embriagarony ella conaquel loco amorno le importo mis 50 añosy yo con mis carisias y la emosiónde tenerla ise que la dulce Rosa Maria me amara con toda su alma al estremo quequiso darme un hijo y salió embarazada. Las cosas se pusieron al rojo vivo conmi matrimonio de trenta añosle exigí que se sacara el hijopero ella se negórotundamenteme dijo.

- Nomi amorno me pidas esoya se que quieres mucho más atu esposa que a mi y solo tendré tuyo a nuestro hijoya se que la que tieneque sacrificar este gran amor soy yote quiero mucho para perjudicarte en lo másminimo.... me iréme iré con tu recuerdocon este maravilloso amor dentrocon la felicidad que me has brindadoaqui en mi vientre llevo lo que másqueria de tiquiero que con nuestro hijonos recordemos siempreme voymevoy a Orientequizas no te vuelva a ver.. solo te pido... que esta despedidasea en grandeque recordemos siempre estas ultimas horas.

Aquellas palabras de Rosa Mariame llegaron al almame dicuenta que la linda jovencita me queria con locuray la complasíla complasícon toda mi almacon todo el corazóncon todo el cariño que ella se habiaganadomi corazón se apretó dentro de mi pechotuve deceos de llorarhabiailusionado de mala manera a la linda joveny solo tenia la edad de mi hijo.

 

Ella se fue a Orientey yo la recordé siemprehabian pasadocinco años y no habia sabido más de ellani si mi hijo haabia nasidoo siera hembra o varónya tendría más de cuatro años. Pero las cosas deldestino son tremendas.

 

Mi hijo que ahora tiene 22 añostuvo que ir a Orientea untrabajo de su organizaciónestaría en Oriente algo más de 2 añosy estandoayáescribe a su madre y a midecía - Querido papámadre míasoy elhombre más feliz del mundoel más dichosotengo la novia más linda yhermosa de todo Oriente y puedo desirle que soy muy bien amadoestoy enamoradomuy enamorado.

Mi querida esposa y yo nos pusimos muy contentos por lascartas que continuaban llegandosabiamos que nuestro hijo era felizmuy feliz.

Habian pasado más de un añoy las cartas de Robertonuestro hijo reflejaban su felicidad y nos cuenta que se había casadoy que yapodiamos contar con un nieto y que pronto vendrían.

 

Asi fuéera un dia domingoy Roberto quiso darnos lasorpresa... y que sorpresaestabamos comiendocuandocuando mi hijo Robertotoca la puerta con su hijo en brazos. Mi esposa abre y se abraza de élfue laalgaravía y las lágrimas de emosión. El entra poniendo mi nieto en los brazosde su abuelay más atras entra una niñahermosa y encantadorade unos 4 años.Yoal mirar para ellasin saber porqu‚senti erisamientodespues miré ami nieto.

La esposa de mi hijosin saber quien eran sus suegroshabiaquedado en la puertay mi hijo cargando a la linda niñala puso en mis brazosy me dijo.

- Mira papáesta presiosa niña es de Rosa Mariaes tambiencomo mi hijaahora como tu segunda nieta.

De los brazos de mi hijola encantadra niña pasó a los miosy algo coivida me dio un beso... Mira papáte presento a mi esposa.

La encantadora esposa de mi hijoque se habia cortado elpeloentróy algo coivida me dio un besoy volvi a sentir escalofriomicorazón galpaba cmo un caballo desbocad. Ella al miramesintió espantosequedó sin ablasu mano tembló y se puso blancacon la suerte que nadie se diócuenta.

Aquella encantadra muchachano era era otra cosa que la RosaMaria de mi última aventuraque se habia casado con mi hijo...Pero..¿ yaquella precisa niña que ahora estaba en mis brazos y que miraba mi cara deespanto... quien era...?me dije¿ era mi hija...? de nuevola mirada deRosa Maria y la mía chocaron con escalofrio. ¿ estaría pensando ellaestaríadiciendome en sus pensamientos .... - si es tu hija la que quisiste matar?

Senti verguenzasublime si lo que pensaba era sierto. Aquelladulce jovencitame había dado una linda hija y un hermso nieto. En eseinstantelas palabras de mi hijo me llenaron de asombrode angustiasublimesi se quiere. dijo.

- Ya no tendré que ir más papahora viviremos aqui.

Aquellas palabras retumbaron en mi alma. La linda Rosa Mariala de mi ultima aventuraviviendo en mi casacon mi nieto y con la que yaestaba casi seguro era mi encantadora hija... Y a Rosa Maria... ¿ como le iba amirar a la cara? ¿como evitar que se dieran cuenta de mi ultima aventura...?.Mi dilema era terribley porqué no decirlosublime a la vez.

 

Pasaban los meses yo le uía no quería enfrentarme a ellaencada segundo pensaba que iban a descubrir lo nuestroera una tortura peregnehasta que por casualidadun día nos quedamos solos y ella aprovechó y me dijo.

- Mi querido suegrono huya más de miolvida lo que pasóson cosas grandes de la vidayouna joven que se moria por tique la hicistemuy felizque a la vezle diste una encantadora hijaque no dejó que matarasque también te di un nietoy que también tuvo la gran suertela maravillosasuerte de encontrarme con tu hijotu hijoque lo adorolo quiero con toda mialmaél es tan maravilloso como lo fuistes túlo quiero como te quise a tipor esonuestro secretotiene que ir a la tumba.

- Yoemcionadocontesté: Si Rosa Marianunca te he vistojamás te conocípero te estaré eternamente agradecidosoy el hombre masafortunado del mundola emosión no me permitió seguir hablando.

 

Asi fue pasando el tiempoyo veía a Rosa Maria como una hijaque contrastecomo una hijaque a la vezme había dado una hermoza hija y unlindo nieto... creo que fue mucho para mi última aventura.

 

 

LOSINFIELES Y LOS ABUSOS SEXUALES

 

En el problema del sexohan avido muchos abusoslas parejasse traicionan mutuamente. Los hombres mucho más que las mujeres.

En esta pareja de esta historiafue un joven matrimonioquese casaron muy enamoradosaunque ya llevaban dies años de casados. El comocondición de dirijente y de que trabajaba con muchas mujereslas tenia amontonesy por esa causatenia a su linda y querida esposaabandonadamuyabandonada: y esto era lo que pasaba cuando él llegaba a casa.

-- Robertomi amor. Que tarde estas llegando. Te esperaba....creo que hace más de un mes que...

-- Trabajomucho Carlota. Mira a que hora acabó esa reunión.

Carlotala linda y hermosa Carlotacon unos enormes deseosde que la amaranfue a carisiar a su querido Robertoy élcomo ya habiaestado con una de sus queridasno podia complacerla y virandoce de espardadijo:

-- Por dios Carlotavengo muy cansado.

Carlota tuvo que contener los enormes deceosla rabia carcomiósu cuerpotenia mucha necesidad del sexopasó sus manos crispadas por sufinisima y exitante bata de dormirsabia que era una mujer muy apetitosaloshombres se metian con ellaen la calle en todas partes y pensósintió dudas.

-- Nono puede serél tiene que tener otra... Mañana lovijilaré.

 

Asi fueal pasar los diasCarlota comprovó que su esposo laengañaba con tres mujeres. Al llegar él de su trabajoCarlota le respondiócon violenciacon ravia de mujer engañaday le dijo:

-- Fijate Robertohe comprobado que me engañas con: EleonorMaria y Alinay seguro con otras. Soy una mujer onrradadesentede mi casapero atendiendo a tus umillacionestu totar abandono... aré lo mismo que hacestú.

-- Carlota¿serias capas?

-- Eres un miserable.

Carlota se encerró en el cuarto llorandopero al otro diala linda Carlotafue a la bodegay esta vezdejó que su eterno pretendientela converzaray en unas cuantas de aquellas converzacionesse sitaron a unlugary con tan mala suerte para Carlotacomo ella habia amenasado a Robertoeste la cojió en el primer brinco y sin siquiera a otro hombreRoberto sediborció de ella y fue cuando a Carlota se le encendió el bombillo de sucabeza y pensó:

-- Soy una mujer decente: pero con esta ideacon este imbentoprobaré a muchos hombres como mi ex esposo a probado a muchas mujeres...¿porqué no?...

 

Carlotallevo a cabo su imbento para probar a muchos hombresy seguir siendo una mujer recatadarespetablepara toda la ciudady fue alacasa de su hermanaque le habia pasado algo parecidoy le enceño su imbentoya hablando con Ynes su hermana:

-- Ynes hemos sido engañadas y avandonadas por nuestrosesposos. Por nuestros cuerpos solo a pasado un hombreque ni siquiera en estosultimos tiempos nos han hecho sentirtuve una gran idea y con esa idea imbentéesto: "una careta". Aqui lleva un pequeño candadocon este imbentoganaremos mucho dineroy probaremos muchos hombres si queremos pues eyos nosabran que somos nosotras.

-- ¿Que dises Carlota...? como es eso?

-- Mira mi hermanacon esta caretanuestros ojos y las demuchos y muchos que bendranesty segura de esopor qué hay muchos problemascon el sexoya beraspondremos un anuncioque digaenterece de los problemasdel casoo aqui econtras los problemas del casosi tiene problemas con suparejallegue al consurtorio de la sexualidad....La casa de nuestro difuntohermanoo servir para las sitas...

¿que cres?

--Peromi hermanatu crees que eso de resurtados...?

-- Tu veras.

Asi el anuncio fue puestolas personas que llegabaneranatendidas por Ynes con una careta puesta y Carlotahablaba con ellas atraves dela paréd.

La primera en llegar fue una muchachamuy feaque alpreguntarle cual era su problema. Ella dijo:

-- Por dios profesorasoy una mujer muy desgraciada ya tengomás de 40 años y todavia no se lo que es un hombresoy muy fea ¿sabe?

-- Aqui sera resuerto su problema señoritapronto ustedsabra lo que es un hombrepronto lo tendra.

-- Por dio señorano me engañeseria un milagrollevo másde 25 años tratando de conseguir un hombre y no he podidoni para una sola vezy quieronecesito tanto saber lo que es eso.

-- Tenga fe en esta institución señoritapronto usted sabrátodo lo relacinado con el sexopero ni usted podra verloni el a ustednipodras saver quien esni el podra saver quien es usted....

-- Peroseñora... ¿Como es eso...?

-- Tu disfrutaras de todo su cuerpoparpando todo...¿ esacaso que los siegos no hacen el amor?y saben como es el cuerpo de su amada.

-- ELque no te vera tampocosera la ilución de que eresbellapor que puedes tener el cuerpo bonito. Tu rostro estar tapado con estacaretamirala por aqui.

-- Si señoraestoy de acuerdoquiero saber lo que es unhombre.

-- Buenoseñoritadeja la direcciónpronto sabras lo quees un hombresolo no disfrutaras de sus ojospero si de todo lo demás quedeve estar al descubierto... A... tienes que hacerte un chequeoporque soloresivimos a personas sanasseras sitada en el momento justo.

-- De acuerdoseñora.

Asi se apareció un hombreque era tan feotan feotan feoque era imposible que encontrara una mujer y aquellos dos seres fueron losprimeros en usar la caretaque lo unico que tapaba eran los ojoslos doslosllevaron a la casa de sitay dieron rienda suerta a la primera vezfue lagloria para los dos.

En poco tiempo como hay tantos problemas con el sexo de tantaspersonas frustradasmuchas personas venian . PeroCarlotaque era tanrecatadano se habia atrevido a estar con un hombre y mucho menos con muchoscomo le habia dicho a su ex maridopor despechoquiso serle infierpero sehabia arrepentido mucho y no lo logró.

 

Habia pasado 6 mesesy todavia lo amabarecordaba los dulcesmomentos de los primeros tiempos de su matrimonioa sus deceos complacidosycomo despues se fueron apocando. Ya desididaprepara su primer acto sexuarahora con un desconsidocomo estaba establesido. Ya aquel sistema habia corridode boca en boca por toda la ciudady lo mismo hombres que mujeressentiancuriosidadcada dia habian más sitascomo se hacia en el más absolutosecreto y nadie savia con quien hacia el amorlos que estaban desausiados en elamoreran los que más disfrutaban el problema del sexo. Y Carlotaque habiasido engañadatraisionadahasta la saciedadno pudo aguantar más su recatotenia mucha necesidad del sexo y se dijo.

-- Hoy estaré con el primer hombre que venga.

Y fue la gran solpresa para ella. Del otr lado de la paredsuena una voz que dijo:

-- Ya estoy enterado como es su sistema señra. Quiero una deesas caretas siento curisidadquiero estar con una mujer sin saber quien esquiero sentir esa censación.

Del otro lado Carlota escuchó aquella vozsus puños secrisparonsintia raviaindignaciónpero sus deces para esa noche ya estabancon una gran necesidadhabia reconocido la voz de su ex esposopensórechasarlodesirle que para el no habia caretas. Pero recordó sus dias de lunade miellos mimos y las carisias de su amadoy sintió unos deceos locos devolverlo a tenery sin pensarlo dos vecesmetió la careta por la avertura.Robertose puso su caretay lo llevarón a la casa de sita. Más atrasasiendolo esperal bastantellegó Carlotaa su misma abitación.

Las ancias de estar con el hombre que no habia dejado de amarse multiplicaron.

Eldeceoso de tener lo desconocidoa tientas empesó adespejarla de toda vestimenta. Ellatoda temblorosacomo si fuera la primeravezdejó que él le quitara la ultima prenda de vestiry despues con unplacerempesó ella a quitar la ropa de élya como dios los trajo al mundosus dedos de deceosparpan el más minimo de sus lunares con el calido roce deaquellas manos de sedaque ya lo habian rejistrado en muchas ocacineslosapetits de Roberto se encendieronprque era un hombre fogoso. Ellatodaagitadalo resivió en su regasoéldesesperado por parpar y estar con lodesconocidoestrujó cenosmordió suabemente los labios de la anciada exmujer sin él saberlo.Las ancias de amar se multiplicaron en ellaque con ira yravialo tumbó de arriba de ella y suvió sobre él. Las paciones de desataroncon violenciael acto sexuarfue de tal magnitudque desidieron ir al otro.

El vivia lo nunca vividocreia que aquella mujer era defuegoque como esa ninguna. En el segundo acto sexuarla agitación fue mástremenda.El quiso quitarle la caretaque le impedia ver a la mujer que lo habiahecho sentir lo más grande de la vidaimploró por que le quitaran la caretay la de ella tambiénofreció dinero y más dinero. Ella con raviacondesesperolo acariciólo besólo moldióqueria prolongar la estancia conel hombre amado. Los mimos de ambosbolvieron a encender la hoguera de losrecuerdos de ella. Ya al amanecerotra maravillosa vez se produjo.Los dosrecordaron el dia de sus bodasy los dos quedaron estenuadosdesplomadosunoal lado del otro. Ella cambiando la voz le dijo:

-- ¿De verdad quieres saber quien soy?

-- Es lo más que deceonunca habia estado con una mujer comotueres maravillosa.

Ella contestó:-- ¿ni cuando el dia de tu boda? .... ¿estáseguro señor?

-- Buenoese dia sentí mucho¿quien no siente el dia de suboda?más que mi ex esposa era virgenno lo puedo negarfue maravilloso.Perono hablemos de ellame fue infier... con su pretendientecon mi eternorivar... yo la amaba¿sabe? todavia la amopero no puedo perdonarla.

-- A... ¿no puedes perdonarla? y ... ella si podia perdonartetodas las veces que tu segurole fuiste infier ¿no es asi?

-- Asi son las cosas del machismo señoranosotros loshombrescreemos que tenemos derecho a hacer y desacer y que ustedes no.

-- Ya vesahora estas conmigoque no sabes sihe estado concuarenta o cien hombres.

-- ¿lo has estado?... contestame ¿lo has tenido? no loparecesenti como si fuera la primera vezeres tremendalo más censacionalde mi vida.

-- ¿Quien te lo cree..? grasias a dios he estado con un solohombrede eso haceesartamenteseis meses.--

--¨EH?seis meces hace que me separ‚ de mi esposa.

-- El mismo tiempo que yo me separé de mi esposoquecasualidaddesde entonces no hacia el amor.

-- Entonces...¿viniste a esta casa a saciar la separación?

-- Asi estambién las mujeres tenemos necesidad del sexoyno es tan fasil conceguir un hombrecomo ustedes consiguen a las mujeresporque seguro con lo fogoso que ereslas tienes a montones.

-- Ya no tantorecuerdo mucho a mi esposa.

-- Y yo a mi esposoy tuve la gran suerteque despues de midivorcioes la primera vez que he estado con un hombreaunque meresia que leuviera sido infier y no lo hice... ¿es verdad que quieres ver mi cara?

-- Es lo más que deceoquiero ver a la mujer que me ha hechosentir como ninguna otra.

-- ¿Como ninguna otra...? ¿estas seguro...?

Una pausa larga se produjo. El pensó en el dia de su bodacomparó aquel dia con esteen la viginidad de su linda esposa. En esta quetenia a su ladoque aunque no fuera virgenera muy paresida. Ellatambienrecordó el dia de su boda y sintió unos deceos enormes de conquistarlo denuevo perocomo el bombillit de su cabeza se encendió de nuevo y dijo:

-- Nuestro encuentro señorha sido maravilloso... ¿no esasi?

-- Claromaravillosotan maravilloso que no lo olvidarénunca más.

-- Pues jamás te enceñaré mi carajamás sabras quien soy.

-- Peroseñora...

-- Nono te la enseñaréasi fuimos intenzamente felizporestas horas de nuestro encuentroofresiste dinero y más dinerosegun tú tehice vivir lo nunca vivido. Yo recordévivi los dias maravillosos de mi lunade miel... Si te enceño mi carapuede aver una desilución...Te propongo quetodos los sabadosa las dies de la nochenos sitemos aquicomo lo hicimosesta nocheyo molder‚ tus labios tres vecessuaveasicomo lo voy hacerahorapara que sepas que soy yo.

Ella lo mordióel ultimo moldiscocomo para que le doliera.Y él hemocionadola besómoldiendola como ella lo habia hecho.

Asi todos los sabadosa la misma horavivian una gran hemoción.Elsiempre con ancias de conocerla. Y ella sabiendo que retenia a su gran amorpues él nunca más se ocupó de trale hacia vivir aquel recuerdo maravillosode sus vidas de casado.

Asi termina este cuentoque cosas como estas pasan a montonestodos los dias.




Google