Readme.it in English  home page
Readme.it in Italiano  pagina iniziale
readme.it by logo SoftwareHouse.it

Yoga Roma Parioli Spedizioni Raccomandate Roma

Ebook in formato Kindle (mobi) - Kindle File Ebook (mobi)

Formato per Iphone, Ipad e Ebook (epub) - Ipad, Iphone and Ebook reader format (epub)

Versione ebook di Readme.it powered by Softwarehouse.it


La monja alférez

Drama en cuatro actos y en verso

Juan A. Mateos

[87]

 

PERSONAJES

   
     
 

ANDREA

SACRISTÁN UNO

  
 

DOÑA BEATRIZ

SACRISTÁN DOS

  
 

LA CONDESA

EL SARGENTO MACHETE

  
 

LA ABADESA

MAESE PEDRO

  
 

DON FÉLIX DE MONTEMAR

EL MAYORDOMO

  
 

DON JUAN DE SALDAÑA

DESUELLA-ZORROS

  
 

EL CONDE DE CIFUENTE

ZANCARRÓN

  
 

DON LOPE DE PIMENTEL

MONJAS Y SOLDADOS

  





 

 

Acto primero


El locutorio del convento de Santa Catalina. Puerta al fondo ylaterales que comunican con el interior.

   
    
    

Escena I

   
    

(La ABADESAdos SACRISTANES; la madre escucha en elfondo.)

   
    

SACRISTÁN UNO

¿Qué queréismadre abadesa?

  

ABADESA

Que tengáis todo dispuesto

  
 

porque el conde de Cifuente

  
 

visitará hoy el convento.

  
 

De todos los bienhechores

5

 
 

sin duda es el más espléndido.

  
 

¡En este añoseis dotes

  
 

fundó!

  

SACRISTÁN DOS

¡Que señor tan bueno!

  
 

¡Pobre señor!... ¡Esa hija

  
 

es un castigo del cielo!

10

 
 

¡Qué violenciasqué arrebatos

  
 

una furia es del infierno!

  
 

Desde que ha pisado el claustro

  
 

es un desorden tremendo.

  
 

La regla nunca obedece

15

 
 

y con ademán severo

  
 

nos domina y aturrulla;

  
 

vamosla tenemos miedo.

  

SACRISTÁN UNO

In nomini patrii et fili...

  
    

(Todos se persignan.)

   
    

ABADESA

¡El diablo está en el convento!

20

 
 

Comienzan a sublevarse

  
 

las novicias con su ejemplo.

  
 

Anoche acabó el rosario

  
 

con un motíncon un pleito

  
 

en que rodaron las velas

25

 
 

con todo y los candeleros.

  
 

Yo perdí la disciplina

  
 

y el rapé que siempre tengo.

  

SACRISTÁN UNO

Y es preciso tolerarla.

  

ABADESA

Es hija de ese buen viejo.

30

 
 

¡Ufsi no fuera condesa

  
 

ya desde el primer momento!...

  
 

¡Pero el condenoimposible

  
 

veremos andando el tiempo!

  
 

Ya vienese oyen sus pasos.

35

 
    

(Se oyen tirar las sillas.)

   
    
 

¡Que nos valga el mismo cielo!

  
    
    

Escena II

   
    

Dichos y ANDREA

   
    

ANDREA

¡Abadesa!

  

ABADESA

¡Sor Andrea!

  

ANDREA

Me llamáis con tal misterio

  
 

que supongo grave y serio

  
 

el asunto.

  

ABADESA

Yo...

  

ANDREA

Y que sea

40

 
 

prontoporque me impaciento.

  
 

Ved que me aburren a veces

  
 

vuestras continuas chocheces

  
 

y tontunas de convento.

  

ABADESA

¡Tened pacienciahija mía!

45

 

ANDREA

Necesito de paciencia...

  

ABADESA

Pues sabed que su excelencia

  
 

vuestro padre...

  

ANDREA

Hoy no querría

  
 

recibirle.

  

ABADESA

¡Pena impía!

  
 

Mas la señora condesa...

50

 

ANDREA

¡Mi madrastra!... Juro a Dios

  
 

que hoy nos veremos las dos

  
 

cara a cara.

  

ABADESA

Le interesa

  
 

tratar con vos un asunto...

  

ANDREA

Pues decidle que la espero.

55

 

ABADESA:

Salid vosotros.

  
 

(A los SACRISTANES.)

  

ANDREA

Yo quiero

  
 

que esperéis...

  

ABADESA

¡Salid al punto!

  

ANDREA

¡Que no salgáis! [88]

  

ABADESA

¡Ésta es Mengua!

  

ANDREA

Que calléiso ¡por el diablo!

  
 

si pronunciáis un vocablo

60

 
 

os voy a arrancar la lengua.

  

ABADESA

¡Camándula!veteaparta.

  
 

(A los SACRISTANES.)

  

ANDREA

Lleva esta cartay no espacio

  
 

a mi padre; y túa palacio

  
 

al capitánesta carta.

65

 
 

Ved que mucho me interesa

  
 

que todo entregado quede.

  

ABADESA

Ved que escribir no se puede...

  
 

Ya voy pudiendoabadesa.

  
 

Dadme esas cartas a mí.

70

 
 

(A los SACRISTANES.)

  

ANDREA

Salid de aquí o ¡vive Dios!

  
 

que por la reja a los dos

  
 

os arrojopesiamí!

  
    

(Toma una sillalos SACRISTANES salen corriendo.)

   
    
    

Escena III

   
    

ANDREA y la ABADESA

   
    

ANDREA

Miradtengo veinte abriles

  
 

y al mundo con ansia loca

75

 
 

volver quiero: y esta toca

  
 

y estos ropajes monjiles

  
 

despedazar¡fiera saña!

  
 

¡Mirarme en este recinto

  
 

cuando yo de Carlos V

80

 
 

sol fui en la corte de España!

  
 

Cuando en la sombra me veo

  
 

recuerdo historias pasadas...

  
 

disputaban mis miradas

  
 

en un dueloen un torneo.

85

 
 

Yo despertaba ilusiones

  
 

por mi belleza y valía

  
 

y cuando yo sonreía

  
 

temblaban los corazones.

  
 

De repenteen un momento

90

 
 

quitada su presa al mundo

  
 

y sumida en el profundo

  
 

letargo de este convento

  
 

exacerbadas las penas

  
 

no creáis me sacrifique

95

 
 

abadesa¡rompo el dique

  
 

y quebranto mis cadenas!

  

ABADESA

¡Camándula!

  

ANDREA

A un hombre adoro.

  
 

Doquier me sigue su sombra;

  
 

en el claustro y en el coro.

100

 
 

En medio de la oración

  
 

y en la noche solitaria

  
 

al escuchar la plegaria

  
 

¡le llama mi corazón!

  

ABADESA

¡Qué sacrilegioDios mío!

105

 

ANDREA

¿Vuestro corazón enjuto

  
 

no pagó nunca el tributo

  
 

al humano desvarío?

  

ABADESA

¡Camándula!es verdad

  
 

siempre a Dios me consagré

110

 
 

y en este claustro pasé

  
 

lo más grato de mi edad.

  

ANDREA

¿Y pensáis que imbécil yo

  
 

por dar gusto a no sé quién

  
 

venga a encerrarme también

115

 
 

al claustro? ¡Mil veces no!

  

ABADESA

El demonio os aconseja

  
 

como a Cristo en el desierto.

  

ANDREA

Abadesadad por cierto

  
 

que yo quebranto esta reja.

120

 

ABADESA

Las tentaciones son malas;

  
 

¿el castigo no os arredra?

  

ANDREA

De estos muros en las piedra

  
 

se están quebrando mis alas.

  

ABADESA

Con don Lope Pimentel

125

 
 

casaos...

  

ANDREA

No¡por San Pablo!

  
 

No sólo a Diossino al diablo

  
 

me diera yo antes que a él.

  

ABADESA

Es la condición precisa

  
 

que de vuestro padre el celo...

130

 

ANDREA

Abadesatomo el velo;

  
 

miradno estoy indecisa:

  
 

o don Félix de Montemar

  
 

es mi esposoo en el convento

  
 

pronuncio mi juramento

135

 
 

ante Diosy ante su altar.

  

ABADESA

Como lo sepa el marqués

  
 

vuestro novio a Filipinas...

  

ANDREA

¡Imbécil!¿y tú imaginas

  
 

se lo oculte yo?ésta es

140

 
 

mi voluntad y con ella [89]

  
 

iré hasta el cabo del mundo;

  
 

es un afecto profundo

  
 

que deja en mi alma una huella...

  

ABADESA

¿Un grande amor habéis dicho?

145

 
 

¡Decid locura también!...

  

ANDREA

Será tina locurabien;

  
 

yo no cedo en mi capricho.

  
 

Quieren sepultarme viva

  
 

entregarme a ese menguado;

150

 
 

mas don Félix es soldado

  
 

y arde en él la llama viva

  
 

del amor.

  

ABADESA

Se armó un belén.

  

ANDREA

Mirad. (Le da una carta.)

  

ABADESA

(Azorada.)

  
 

¿Cómo entró al convento?

  

ANDREA

No tengáis remordimiento;

155

 
 

¡como han entrado otras cien!...

  

ABADESA

¡Sólo del diablo por artes...

  
 

de Dios la justicia pesa!

  

ANDREA

Amor es luzabadesa

  
 

penetra por todas partes.

160

 

ABADESA

(Leyendo.)

  
 

«A la dama enamorada;

  
 

a la de los lindos ojos;

  
 

que recibe sin enojos

  
 

el calor de tina mirada;

  
 

a la de cintura leve

165

 
 

como el tallo de mimosa;

  
 

a la de labios de rosa

  
 

bello andary planta breve;

  
 

a la de los ojos bellos

  
 

sombra y luz del pensamiento

170

 
 

a la que atrevido el viento

  
 

ensortija sus cabellos;

  
 

a la de tupido velo

  
 

que apenas el rostro toca;

  
 

a la de purpúrea boca

175

 
 

y tez blancacomo el hielo;

  
 

a la que de ángel blasona

  
 

le ofrece su amor sincero

  
 

su mano de caballero

  
 

del soldado su tizona;

180

 
 

quien sabe tan sólo amar

  
 

y aguarda con impaciencia

  
 

de sus labios la sentencia:

  
 

don Félix de Montemar.»

  
 

¡Camándula!¡es un horror!

185

 
 

¿Y vos le habéis contestado

  
 

esta carta?...

  

ANDREA

¡De contado!

  
 

Aquí traigo el borrador...

  
 

Escuchad y no tembléis...

  

ABADESA

Son los nervioshija mía.

190

 

ANDREA

Cualquiera al veros diría

  
 

que de amores no sabéis.

  

ABADESA

¡Camándula!; por mi mal

  
 

os atiendo y os escucho

  
 

mas con la conciencia lucho...

195

 
 

¡Hoyconfesión general!

  
 

¡Ohsi quisierais dejarme!...

  
 

¡Ved que el pecado me pesa!...

  

ANDREA

¡Por el infiernoabadesa

  
 

comenzáis a impacientarme!...

200

 

ABADESA

Esta mujer está loca;

  
 

no sé lo que va a pasar.

  

ANDREA

¡Si os obstináis en charlar

  
 

os voy a tapar la boca!

  

ABADESA

¡Camándula!¡es una lucha!...

205

 

ANDREA

¿Y esa mujer?

  
 

(Viendo a la escucho.)

  

ABADESA

Es sor Juana.

  

ANDREA

¡Que salgao por la ventana

  
 

vais vos y la madre escucha!

  

ESCUCHA

¡Jesucristo! (Corre.)

  

ABADESA

¡Diablo aparta!

  

ANDREA

¿Con que a mí atisbarme?¡hola!

210

 

ABADESA

Se encuentra la estancia sola;

  
 

ya podéis leer la carta.

  

ANDREA

(Leyendo.)

  
 

«Si a una mujer desgraciada

  
 

para quien es el convento

  
 

la mazmorra del tormento

215

 
 

do vive desesperada;

  
 

si a una mujer desvalida

  
 

perseguida con furor

  
 

y a quien doblega el amor

  
 

como a una cierva vencida

220

 
 

quiero amante y caballero

  
 

tender mano protectora

  
 

venidos espero ahora:

  
 

venid prontoque os espero.

  
 

A las dos y bajo el muro

225

 
 

donde una ventana rompe

  
 

estadque el oro corrompe

  
 

al guardador más seguro.

  
 

Venidtendida la escala

  
 

ya estará; rondad la calle

230

 
 

y cuidad que nadie os halle

  
 

por si es la fortuna mala.

  
 

Venidsi tenéis amor;

  
 

venidque bien puede ser

  
 

que el alma de esta mujer

235

 
 

dé aliento a vuestro valor.

  
 

Si el sacrilegio os espanta

  
 

abandonad la querella...

  
 

No lo esperonuestra estrella

  
 

llena de luz adelanta.

240

 
 

Venid; sonando las dos

  
 

una luztras el cristal

  
 

momentáneaes la señal.

  
 

Don Félixos amo... ¡Adiós!»

  

ABADESA

¡Camándula!

  

ANDREA

¿Qué os parece

245

 
 

no manejo bien la pluma?

  
 

¿De mi plan decid en suma...?

  

ABADESA

¡El demonio os desvanece!

  
 

¡Satanás os aconseja!

  
 

¡Vade retro!... ¡En el convento!

250

 

ANDREA

Cese ya vuestro aspaviento.

  
    

(La toma de la oreja.)

   
    

ABADESA

¡Ufque me arranca la oreja!

  
 

¡Favor! ¡Favor!

  

ANDREA

Aquí sola

  
    

(Sacando una pistola y amenazándola.)

   
    
 

estáis conmigoabadesa;

  
 

ved que el secreto interesa.

255

 

ABADESA

¡Ay!¡ay!¡ay!... una pistola

  
 

quitadlalas carga el diablo.

  

ANDREA

Solas estamos las dos...

  

ABADESA

¡Sísísípor Diospor Dios!

  
 

¡Santa Úrsula! ¡Santa Madre!...

260

 

ANDREA

¡Una palabra a mi padre

  
 

y pego fuego al convento!

  
    

(Se va. Suena una campana.)

   
    
    

Escena IV

   
    

La ABADESAdespués el CONDE y la CONDESA

   
    

ABADESA

¡Camándulaestoy temblando!...

  
 

¡Qué mujer tan desalmada!....

  
 

en un tris pierdo la lengua.

265

 
 

¡Que se vayaque se vaya!

  
 

¡El señor conde!

  

CONDE

Abadesa.

  

ABADESA

Con impaciencia esperaba

  
 

vuestra visita... señora...

  

CONDESA

Parece que está turbada.

270

 

CONDE

¿Qué dice vuestra novicia?

  

ABADESA

Es un dechado de gracia;

  
 

¡que respeto!¡qué obediencia!

  

CONDESA

Ésa sí es noticia rara.

  

ABADESA

No he visto más humildad

275

 
 

ni devoción...

  

CONDE

Es extraña

  
 

tal variación.

  

ABADESA

Para el cielo

  
 

nada es imposiblenada...

  

CONDE

Es verdadpero el carácter...

  

ABADESA

En esta mansión sagrada

280

 
 

todo se humilla y doblega

  
 

y el carácter se avasalla.

  

CONDE

Como lo pensécondesa.

  

CONDESA

¿Y quédispuesta se halla

  
 

al casamiento?

  

ABADESA

Lo ignoro...

285

 
 

ya le hablará vuestra gracia;

  
 

¿queréis que la llame?

  

CONDE

Al punto.

  

ABADESA

(Aparte.)

  
 

Va a comenzar la batalla;

  
 

va a ser la de Dios es Cristo;

  
 

aquí muere la madrastra.

290

 
    

(Toca la campanilla.)

   
    
 

A sor Andrea. (A una MONJA.)

  

CONDE

Yo tengo

  
 

sin quereruna esperanza.

  
 

El señor de Pimentel

  
 

es un buen maridovaya

  
 

ricopotentadonoble

295

 
 

y muy querido en España.

  
 

Sesenta años es muy poco

  
 

para un hombre de su talla.

  
 

Su porte todo lo cubre;

  
 

maneja muy bien la espada:

300

 
 

aún se luce en el sarao.

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Pues esta nocheaquí baila!

  

CONDESA

Señorpero vuestra hija

  
 

de él no está enamorada;

  
 

sino de ese capitán

305

 
 

que al virrey le da la guardia.

  

CONDE

Ella amará a quien yo diga:

  
 

¡será a Pimentel y basta! [91]

  
    
    

Escena V

   
    

Dichos y ANDREA

   
    

ANDREA

¡Señor padre!

  
 

(Besándole la mano.)

  

CONDE

¡Hija querida!

  

CONDESA

(Aparte.) ¡Vamosparece una santa!

310

 

CONDE

Saluda a tu buena madre.

  

ANDREA

¡Eso no me da la gana!

  

CONDESA

¡Ya lo veis!

  

CONDE

(Aparte.) Vamospaciencia.

  

ABADESA

(Aparte.) Aquí tronó el santabárbara.

  

ANDREA

¡Ni esa señora es mi madre;

315

 
 

ni sé a qué viene a esta casa!

  

CONDE

Cálmate y hablemos algo

  
 

que mucho a tu suerte cuadra...

  

CONDESA

(Aparte.) Esta mujer es el diablo;

  
 

yo le daré la revancha...

320

 

CONDE

Mi esposa y yo no tratamos...

  

ANDREA

Hacen bien.

  

CONDE

Andreaaguarda;

  
 

no queremos violentarte...

  
 

pero tengo la esperanza

  
 

de verte libredichosa.

325

 

ANDREA

¡Pues sacadme de aquí y basta!

  

CONDE

Puesbienya trataremos eso...

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Ojalá y se la llevaran!

  

CONDE

Don Lope de Pimentel

  
 

con loca pasión te ama.

330

 

ANDREA

Pues yo a ese hombre lo detesto

  
 

¡lo aborrezco con el alma!

  

CONDE

Escucha: será tu esposo

  
 

y partirás para España

  
 

a brillar en esa corte

335

 
 

por tu hermosura y tu gracia.

  
 

Serás ricapoderosa

  
 

y acaso llegues a dama

  
 

de la reina...

  

ANDREA

Padrepadre

  
 

esta mansión solitaria

340

 
 

es preferible a esa vida

  
 

con un hombre de esa estampa:

  
 

¡viejoachacoso y más feo

  
 

que el mismo diablo!

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Ya escampa!

  
 

Dice bien el señor conde...

345

 

ANDREA

Que no metáis la cuchara;

  
 

¡lo escucha!a más que ninguno

  
 

le ha dado aquí la palabra.

  

ABADESA

Yo creía...

  

ANDREA

Muy mal creído.

  

ABADESA

Pues entonceslenguacalla.

350

 

ANDREA

¿Y ése es todo vuestro asunto?

  
 

(Al CONDE.)

  
 

Ya estoy enterada.

  

CONDE

Falta...

  

ANDREA

Pues ya escucho.

  

CONDE

Que mis iras

  
 

de tanto sufrir estallan.

  
 

Soy vuestro padrey yo mando;

355

 
 

es mi voluntad sagrada

  
 

y o con don Lope os casáis

  
 

o en esta misma semana

  
 

tomáis el velo¡y la antorcha

  
 

de vuestra vida aquí acaba!

360

 
 

¿Lo entendéis?

  

CONDESA

Señorcalmaos.

  

ANDREA

(Aparte.) ¡Contengo apenas mi rabia!

  

CONDESA

Yo espero que hija obediente

  
 

y dócil...

  

ANDREA

¡Por san demonio!

  
 

¡que ya me tenéis cansada!

365

 
 

Si queréis que yo me case

  
 

dejad que elija.

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Camándula!

  

CONDE

Sé que el capitán don Félix

  
 

ronda el convento y aguarda

  
 

obtener tu voluntad...

370

 

ANDREA

Pienso que la tiene.

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Cáscaras!

  

CONDE

Pero no tiene la mía.

  
 

¡Y con la tuya no basta!

  

CONDESA

(Aparte.)

  
 

Ya se hace esperar don Lope

  
 

y así nuestro plan fracasa.

375

 
    

(Suena una campana.)

   
    

ABADESA

Permitidmevoy a ver;

  
 

ha sonado la campana.

  

CONDESA

No hay necesidad. ¡Don Lope!

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Sólo este mono faltaba!

  
    
    

Escena VI

   
    

Dichos y DON LOPE DE PIMENTEL

   
    

DON LOPE

Condeseñora condesa.

380

 
 

(Saludando.)

  

CONDE

Mucho os hacéis esperar.

  

DON LOPE

Me he detenido al entrar.

  
 

Niña... señora abadesa.

  
 

(Saludando.) [92]

  

CONDE

Vamospasad al momento.

  

DON LOPE

Turbado estoy y reparo

385

 
 

desde que entré en el convento

  
 

está pasando algo raro.

  

CONDESA

Se trata de vos...

  

DON LOPE

¿De mí?

  
 

¡Que me place!

  

CONDE

Caballero

  
 

yo exijo de vosy quiero

390

 
 

que habléis con mi hija.

  

DON LOPE

Eso es muy puesto en razón

  
 

mas no tengo que decirla;

  
 

que con humildad pedirla

  
 

para mi afáncompasión

395

 
 

yo confieso que la adoro

  
 

y que bien dichoso fuera

  
 

si ella dulce consintiera...

  

ABADESA

(Aparte.) Aquí le sueltan el toro.

  

CONDE

Vamoscontestahija mía

400

 
 

que ya tu respuesta tarda.

  

ANDREA

Puesto que don Lope aguarda

  
 

que escuche su señoría.

  
 

Hace seis años que os vi

  
 

con vuestro lujoso porte

405

 
 

de Madrid allá en la corte

  
 

os presentaron a mí...

  
 

Si mal no estoy recordando

  
 

vuestra esposaque en Dios haya.

  

DON LOPE

Me impidió...

  

ANDREA

Tened a raya;

410

 
 

permitidyo estoy hablando...

  

DON LOPE

Continuad.

  

ANDREA

Fue doña Estrella

  
 

una hermana para mí;

  
 

ni sospechéni creí

  
 

que estaba sobre su huella...

415

 
 

¡Murió!...

  

DON LOPE

Desde entonces creo

  
 

¡amé con idolatría!...

  

ANDREA

Don Lopedesde ese día

  
 

¡conocí que erais muy feo!

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Sopla!

  

DON LOPE

Sí...

  

ANDREA

Y el entrecejo

420

 
 

no pleguéis; vuestra pasión

  
 

hizo ver a mi razón

  
 

¡que a más de feoerais viejo!

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Camándula!

  

CONDE

¡Mi frente arde!

  

CONDESA

¡Qué lenguaje tan grosero!

425

 

ANDREA

¡Y que de buen caballero

  
 

os tornasteis en cobarde!

  

DON LOPE

¡Por mi fetamaña ofensa!

  

ANDREA

Lo dicho; en este momento

  
 

por vos está en el convento

430

 
 

una mujer indefensa...

  
 

¡Sípor vos sufro este yugo

  
 

quieren que ante vos sucumba

  
 

o abren para mí esta tumba

  
 

siendo mi padre el verdugo!

435

 

CONDESA

(Aparte.) ¡Yo con su cólera arrostro

  
 

vuestro afán es temerario!

  

ANDREA

¡Callado con mi rosario

  
 

os voy a cruzar el rostro!

  
    

(La amenaza.)

   
    

CONDE

¿Pero qué es estoDios mío?

440

 
 

¡Está loca esta mujer!

  

ANDREA

¡Loca me queréis volver

  
 

con vuestro rigor impío!

  

CONDE

¡Hija ingrata!

  

ANDREA

¡No me arredro!

  

ABADESA

¡Ésa ya es mucha fiereza!

445

 

ANDREA

¡Ved que os rompo la cabeza

  
 

con las llaves del San Pedro!

  

CONDE

¡Don Lope de Pimentel

  
 

vamos de aquí!

  

DON LOPE

Vamos presto...

  

CONDESA

Señoraos va a ser funesto

450

 
 

para vos y muy cruel...

  

ANDREA

¡Y qué se me importa a mí

  
 

la explosión de vuestra ira!

  

CONDESA

Si me parece mentira

  
 

¡Pimentelvamos de aquí!...

455

 

DON LOPE

Perdonadfuera siniestro

  
 

el porvenir e inhumano:

  
 

yo renuncio vuestra mano.

  

ANDREA

¡Renunciáis lo que no es vuestro!

  
 

Y hacéis bienpor vida mía

460

 
 

pues yo que fuera que vos

  
 

al mirar que entre los dos

  
 

no hay amorrenunciaría.

  
 

Ni yo os he llamado aquí

  
 

a que ensayaseis fortuna

465

 
 

ni vaga esperanza alguna

  
 

os hice alentar por mí.

  
 

Idospuesy no volváis;

  
 

y si calculasteis necio

  
 

herirme con el desprecio

470

 
 

también os equivocáis.

  

ABADESA

(Aparte.) ¡Camándula!¡pico de oro!

  

DON LOPE

Perdonadno fue mi intento

  
 

perderos el miramiento

  
 

ni ultrajar vuestro decoro.

475

 

ANDREA

¡Id en paz!

  

CONDESA

Yo aquí me quedo...

  

ABADESA

(Aparte.) Se la come.

  
 

Adiósseñora.

  

CONDE

Vámonosen mala hora

  
 

vinimos.

  

ABADESA

(Aparte.) Yo tengo miedo. [93]

  
    
    

Escena VII

   
    

Dichosmenos DON LOPE y el CONDE

   
    

ANDREA

Curiosa estoy por saber

480

 
 

¿qué me tenéis que decir?

  

CONDESA

Tened calma para oír. (Se sientan.)

  

ANDREA

(Aparte.)

  
 

¡Me impacienta esta mujer!

  

CONDESA

Os amo como a la prenda

  
 

que llevara en mis entrañas.

485

 

ANDREA

No comencéis con patrañas

  
 

si queréis que yo os atienda.

  

ABADESA

(Aparte.) ¡La clavó!

  

CONDESA

Sabéis muy bien...

  

ANDREA

Que odio tenéis para mí

  
 

y que yo jamás sentí

490

 
 

para vos más que desdén;

  
 

es ésta la realidad

  
 

que fórmulas no respeta;

  
 

arrojemos la careta

  
 

y hablémonos la verdad.

495

 
 

¿Me habéis comprendido?

  

CONDESA

Sea

  
 

que ya me cansaa fe mía

  
 

usar tanta hipocresía:

  
 

me vais a escucharAndrea.

  
 

(Se levanta.)

  
 

Don Félix de Montemar

500

 
 

es un hombre a quien yo adoro...

  

ANDREA

Guardadseñorael decoro

  
 

que yo no os puedo escuchar.

  

CONDESA

No obstante. Le conocí;

  
 

y aquél fue un amor inmenso:

505

 
 

aún sientocuando lo pienso

  
 

el fuego latir en mí...

  

ANDREA

¡Pero él nunca os amó!

  

CONDESA

No lo sé; pero en mi mente

  
 

brotó un relámpago ardiente

510

 
 

¡que mi existencia alumbró!

  
 

Su terrible indiferencia

  
 

era un fatal incentivo;

  
 

sabed que aun casadavivo

  
 

para ély mi existencia

515

 
 

va tras la suya a distancia

  
 

y al saber que él os adora

  
 

¡fuego de celos devora

  
 

mi corazón!...

  

ANDREA

¡Qué arrogancia!

  

CONDESA

Sé que os amaque os adora

520

 
 

que sois alma de su alma...

  

ANDREA

No sé cómo tengo calma

  
 

para escucharosseñora.

  

CONDESA

Aguardad...

  

ANDREA

¡Acabad presto;

  
 

y no abuséispor Dios santo

525

 
 

de mi paciencia!

  

CONDESA

El quebranto

  
 

que sufro os va a ser funesto.

  

ANDREA

Pláceme vuestra deshonra

  
 

y que el dolor os taladre.

  
 

Tenéis que callar. ¡Mi padre

530

 
 

pendiente está de su honra;

  
 

y si la fortuna ingrata

  
 

viene a romper este velo

  
 

señorallamad al cielo

  
 

que os ayudeporque os mata!...

535

 

CONDESA

No lo sabrá; nopor Dios

  
 

os lo juro por mi nombre:

  
 

las dos amamos a un hombre:

  
 

¡lo perderemos las dos!

  

ANDREA

¡O calláisu os escarmiento!

540

 

CONDESA

Don Félix de Montemar

  
 

debe esta noche casar

  
 

con Beatriz...

  

ANDREA

¡Mentís!

  

CONDESA

¡No miento!

  

ANDREA

Vos queréis que yo maldiga

  
 

hasta el día en que nací...

545

 

CONDESA

Mi afán lo ha querido así

  
 

es de mis celos la intriga.

  

ANDREA

¿Con que se casa?

  

CONDESA

¡Sía fe!

  
 

Desterrad toda esperanza.

  

ANDREA

¡Venganza!... ¡quiero venganza!

550

 
 

¡Lo juro... me vengaré!

  
 

¡Salid de aquí!

  

CONDESA

Quedaros vos

  
 

en esta cárcel sombría.

  
 

¡Gózatevenganza mía!

  

ANDREA

¡Que salgáis!

  

CONDESA

Quedad con Dios.

555

 
    
    

Escena VIII

   
    

La ABADESA y ANDREA

   
    

ABADESA

¡Cielo santoqué turbión!

  
 

¡Y qué va a pasar aquí!

  

ANDREA

¡Cayendo está sobre mí

  
 

del cielo la maldición!

  
 

¡Casado!... nopor quien soy;

560

 
 

aliento brío y coraje.

  
 

¡Pero esta reja!... ¡este traje!....

  
 

¡todo a quebrantarlo voy!

  
 

¡Ligas que forjó la suerte

  
 

sobre mi existencia triste;

565

 
 

sombra que el cielo reviste:

  
 

silencio horrible de muerte!

  
 

¡Cárcel que encierras mi vida [94]

  
 

cuyo sol toca a su ocaso;

  
 

rejas que cierran mi paso;

570

 
 

ved esta llama encendida

  
 

que el corazón me devora

  
 

y está quemando mis venas!...

  
 

Sorbo el llanto; y mis cadenas

  
 

¡voy a quebrantar ahora!

575

 

ABADESA

(Con ansiedad.)

  
 

¿Qué pensáis?

  

ANDREA

(Resuelta.)

  
 

¡Dadme la llave!

  

ABADESA

¡No la tengo!

  

ANDREA

(Amenazándola.) ¡Os exponéis!

  

ABADESA

Aquí estámas no podréis

  
 

salir...

  

ANDREA

En mi pecho cabe

  
 

de venganza tal deseo

580

 
 

que si al instante no salgo

  
 

vais a ver lo que yo valgo;

  
 

¡y que es funesto preveo!

  

ABADESA

Por la puerta de la iglesia

  
 

podéis salirsor Andrea...

585

 

ANDREA

¡Yo abriré con una tea

  
 

estas puertas!

  
    

(Se va corriendo.)

   
    

ABADESA

¡Aymagnesia!

  
    
    

Escena IX

   
    

La ABADESAsola

   
    

ABADESA

¡Jesús!es un energúmeno

  
 

con ese ciento satánico;

  
 

si encuentra algún catecúmeno

590

 
 

lo va a hacer morir de pánico...

  
 

Ya de mis huesos la médula

  
 

se hiela... no encuentra obstáculo;

  
 

¡hoy pone al convento cédula

  
 

y quema hasta el tabernáculo!...

595

 
 

¡Qué rostro!¡qué horrible físico!

  
 

¡Me causa un dolor hepático!

  
 

¡Si al más gordo vuelve tísico

  
 

y rompe el nervio simpático!

  
 

Vuela doquier como un tábano;

600

 
 

su ardor febril es erótico;

  
 

y le va a importar un rábano

  
 

darnos a todos narcótico.

  
 

Su corazón es escéptico...

  
 

Ya estoy cansada de escándalos;

605

 
 

caigo como un epiléptico

  
 

en tina entrada de vándalos.

  
 

Éste es el diablo. ¡Camándula!

  
 

Es un demonio católico

  
 

que ha metido esta farándula

610

 
 

y en el convento este cólico.

  
    

(Se oye el toque de fuego.)

   
    
 

¿Qué es ese toque terrífico

  
 

que nada tiene de ascético?

  
 

¡Fuego!¡fuego!¡un sudorífico!

  
 

¡Yo quiero tártaro emético!

615

 
    
    

Escena X

   
    

(Dicha y las MONJAS. Todos en desorden.)

   
    

MONJAS

¡Jesús! ¡Jesús!

  

ABADESA

¡Padre lego!

  
 

¡Dios mío!¿por dónde corro?

  
 

¡Es un incendio; socorro!

  

TODAS

¡Fuegofuegofuegofuego!

  
    
    

Escena XI

   
    

(Dichos y ANDREAen traje de hombre y con la espada en la mano.)

   
    

ABADESA

¿Adónde vais?

  

ANDREA

¡Callad vos!

620

 
 

Me abro paso entre las rejas.

  
 

¡Consuma el fuego a estas viejas

  
 

y que me perdone Dios!

  
    

FIN DEL ACTO PRIMERO

   

Acto segundo


El teatro representa un gran salón. Galería en el fondo. Puertaslaterales. En el centro una mesa elegantemente servida. Esde noche.

    
     
     

Escena I

    
     

(El MAYORDOMO y los CRIADOSconcluyendo de disponer elsalón.)

    
     

CRIADO

 

Jamás hemos presenciado

  
  

una fiesta más espléndida.

  

MAYORDOMO

 

Como que don Juan de Lara

  
  

no halla rival en su hacienda;

  
  

ricopoderosonoble

5

 
  

por eso aquí el lujo reina.

  

CRIADO

 

¡Doña Beatriz es hermosa!

  

MAYORDOMO

 

¡Es sin rival su belleza!

  
  

Feliz el noviohijo mío

  
  

que tales prendas se lleva;

10

 
  

don Félix de Montemar

  
  

bien sabe lo que se pesca.

  
  

¡Capitán afortunado

  
  

gran dote y linda doncella! [95]

  

CRIADO

 

Va a comenzar el sarao.

15

 

MAYORDOMO

 

Un máscara se presenta.

  
     
     

Escena II

    
     

Dichos y ANDREA enmascarada

    
     

MAYORDOMO

 

¿Qué se ofrece al disfrazado?

  

ANDREA

 

Sólo darte estas monedas.

  
  

(Se las da.)

  

MAYORDOMO

 

Es buen principioa fe mía.

  
  

¿Y que queréis?

  

ANDREA

 

Que me atiendas.

20

 

MAYORDOMO

 

Ya escucho al del antifaz;

  
  

que debe ser excelencia.

  

ANDREA

 

Vas a responderme presto.

  
  

¿Qué significa esta fiesta?

  

MAYORDOMO

 

Sin duda venís de China

25

 
  

o de África¡qué bobera!

  

ANDREA

 

¡Responded a mi pregunta

  
  

que a hervir ya mi sangre empieza!

  

MAYORDOMO

 

Bríos el máscara tiene.

  

ANDREA

 

¡Y coraje!

  

MAYORDOMO

 

Su impaciencia

30

 
  

calmeque allá va la historia

  
  

que toda la ciudad cuenta.

  
  

Don Félix de Montemar

  
  

capitán de la nobleza

  
  

ricoapuestomuy galante

35

 
  

caballeroso y etcétera...

  

ANDREA

 

Habláis hasta por los codos.

  
  

Continuadque me interesa.

  

MAYORDOMO

 

Es el mortal más dichoso

  
  

que existe sobre la tierra...

40

 
  

cuando menos lo pensaba

  
  

lo hace llamar su excelencia

  
  

el virreyy lo anonada

  
  

con una noticia inmensa

  
  

¡piramidal!

  

ANDREA

 

¡Por el diablo!

45

 
  

¡No me rompáis la cabeza!

  

MAYORDOMO

 

Le dice que allá en la corte

  
  

de Madridhay quien anhela

  
  

un enlace de familia

  
  

con los De Lara...

  

ANDREA

 

(Aparte.) ¡Qué afrenta!

50

 

MAYORDOMO

 

Y que va el rey intervino.

  
  

y que... ya entendéis la gresca...

  
  

doña Beatriz ha llorado...

  
  

su pobre novio protesta;

  
  

pero no hay remedioamigo

55

 
  

los esponsales se arreglan.

  
  

Ya los novios han firmado

  
  

y en su honor se da esta fiesta.

  

ANDREA

 

¿Y cuándo es el casamiento?

  

MAYORDOMO

 

Sólo las galas se esperan.

60

 

ANDREA

 

De doña Beatriz el novio

  
  

¿cómo se llama?

  

MAYORDOMO

 

Es quimera

  
  

hasta hablar de ese infelice

  
  

que un gran desengaño lleva.

  

ANDREA

 

Decid su nombre¡o por Cristo

65

 
  

que os aligero la lengua!

  

MAYORDOMO

 

Don Juan de Saldaña se llama

  
  

y es capitán.

  

ANDREA

 

¡Brava pena!

  
  

Le he conocido en España

  
  

por valiente y calavera.

70

 
  

Está bien.

  

MAYORDOMO

 

¿No se os ofrece

  
  

algo más?

  

ANDREA

 

Que estéis alerta...

  

MAYORDOMO

 

¡Bien!...

  

ANDREA

 

Necesitaros puedo...

  

MAYORDOMO

 

Como gustéis...

  

ANDREA

 

Tened cuenta

  
  

que hay oro...

  

MAYORDOMO

 

Tras él navego.

75

 

ANDREA

 

Pues te tendrá buena cuenta.

  
  

¿Puedes resolverte a todo?

  

MAYORDOMO

 

A todo.

  

ANDREA

 

Sícomo suena.

  

MAYORDOMO

 

Síyo a todo estoy dispuesto

  
  

como paguéis.

  

ANDREA

 

Mis monedas

80

 
  

son oro.

  

MAYORDOMO

 

Así Me acomoda;

  
  

y habladme que estoy de prisa.

  

ANDREA

 

Pues necesito un narcótico

  
  

que no falle...

  

MAYORDOMO

 

¡Ésa es empresa

  
  

que debe costaros mucho!

85

 

ANDREA

 

No me rompáis la cabeza

  
  

¡con mil diablos!

  

MAYORDOMO

 

Pues lo tengo.

  

ANDREA

 

Pues al servir esta mesa

  
  

a todos los concurrentes

  
  

les daréis...

  

MAYORDOMO

 

En las botellas

90

 
  

lo verteré: en el momento

  
  

dormirán a pierna suelta.

  

ANDREA

 

Pues toma eso adelantado.

  

MAYORDOMO

 

Ohdescuidesu excelencia

  
  

es un narcótico puro.

95

 

ANDREA

 

Si no cumples con tu oferta

  
  

¡mira!

  
  

(Enseñándole un puñal.)

  

MAYORDOMO

 

Es inútil del todo;

  
  

¡yo soy hombre de conciencia!

  
  

¡Dormirános lo prometo! [96]

  

ANDREA

 

Cuenta con cumplir. ¡Alerta!

100

 
     

(Se va el MAYORDOMO.)

    
     
  

Está arreglado el negocio.

  
  

El capitán. (Viendo a SALDAÑA.)

  
  

¡Que me alegra!

  
     
     

Escena III

    
     

El CAPITÁN SALDAÑA y ANDREA

    
     

CAPITÁN

 

Es espantoso este afán;

  
  

siento en mi dolorestrecho

  
  

el cóncavo de mi pecho

105

 
  

¡para sufrir!...

  

ANDREA

 

¡Capitán!

  

CAPITÁN

 

¿Me conocéis?

  

ANDREA

 

¡Sípor Dios!

  
  

Os conocí desde España;

  
  

y vamos a hablarSaldaña

  
  

aquíun momento los dos.

110

 

CAPITÁN

 

¿Qué me tenéis que decir

  
  

ni yo escucharos con calma

  
  

cuando en pedazos el alma

  
  

tengo de tanto sufrir?

  
  

¡El infierno en mi camino

115

 
  

con ímpetu se atraviesa!

  

ANDREA

 

Ved que hablaros me interesa...

  

CAPITÁN

 

Habladque de mi destino

  
  

no cambiaréis el sendero.

  

ANDREA

 

¡Quien Sabe!

  

CAPITÁN

 

El del antifaz

120

 
  

¿me conoce?

  

ANDREA

 

Sois tenaz

  
  

y yo consolaros quiero...

  

CAPITÁN

 

¡Que consuelo cabe en mí

  
  

cuando la mujer que adoro

  
  

se vende al brillo del oro

125

 
  

olvida mi frenesí!

  
  

¡En mi hondo afán no repara

  
  

y olvidaingratami amor!

  
  

¡Veré si tiene valor

  
  

para vermecara a cara!

130

 

ANDREA

 

¡Por Diosque estáis imprudente!

  

CAPITÁN

 

De todo me hallo capaz...

  

ANDREA

 

Si os quitáis el antifaz

  
  

os perdéis.

  

CAPITÁN

 

¡Estoy demente!

  

ANDREA

 

No me conocéisSaldaña

135

 
  

yo soy un hombre de honor;

  
  

fiad en mítened valor.

  

CAPITÁN

 

Vuestra entereza me extraña.

  

ANDREA

 

No la extrañéis¡vive Dios!

  
  

que si la venganza os guía

140

 
  

vuestra venganza es la mía;

  
  

ella nos une a los dos...

  
  

Don Félix de Montemar

  
  

de mi hermana prometido

  
  

se casa hoyy he venido

145

 
  

tamaño ultraje a vengar...

  
  

Impulsado por mi saña

  
  

le vengo a insultar aquí;

  
  

tiene de matarme a mí

  
  

o yo le matoSaldaña;

150

 
  

mas quiero antes de matarle

  
  

si el diablo me presta ayuda

  
  

lo jurono tengáis duda

  
  

capitánquiero infamarle.

  

CAPITÁN

 

No os comprendo...

  

ANDREA

 

Fácil es;

155

 
  

¿tenéis listo vuestro acero?

  

CAPITÁN

 

Listo; y ayudaros quiero

  
  

con el más vivo interés.

  

ANDREA

 

Bien claro en vos se demuestra

  
  

capitán; tened un coche

160

 
  

a la puertaque esta noche

  
  

doña Beatriz será vuestra.

  

CAPITÁN

 

¿Os burláis?

  

ANDREA

 

¡Idos al diablo!

  
  

No mostréis desconfianza;

  
  

se hunde aquí nuestra venganza

165

 
  

si pronunciáis un vocablo.

  

CAPITÁN

 

No me ha de faltar aliento;

  
  

empeño sangre toda.

  

ANDREA

 

No ha de llorar esta boda

  
  

mi hermanaallá en el convento.

170

 

CAPITÁN

 

¿El vizconde de Cifuente

  
  

sois vos?

  

ANDREA

 

Y en el regimiento

  
  

alférez.

  

CAPITÁN

 

Conocimiento

  
  

muy honroso...

  

ANDREA

 

Antecedentes

  
  

tengo de grande valía.

175

 
  

Os doy mi amistad...

  
     

(Le tiende la mano.)

    
     

CAPITÁN

 

¡Muy bien!

  
  

Pero recordad también

  
  

que os puede servir la mía.

  
  

(Viendo a la CONDESA.)

  

ANDREA

 

Mi madrastra. Idos de aquí

  
  

y no me perdáis de vista.

180

 

CAPITÁN

 

¿Preparáis una conquista?

  

ANDREA

 

¡Una gran conquistasí!

  
     

(Se va SALDAÑA.)

    
     
     

Escena IV

    
     

ANDREAla CONDESA y un MÁSCARA

    
     

CONDESA

 

Graciasme quedo un momento...

  

MÁSCARA

 

¿Tan pronto? [97]

  

CONDESA

 

Estoy muy cansada.

  

MÁSCARA

 

Pues te dejo acompañada.

185

 

CONDESA

 

Gracias.

  
     

(Se va el MÁSCARA.)

    
     

ANDREA

 

La cólera siento

  
  

invadir mi sangre toda

  
  

tendré sobre mípoder;

  
  

¡aborrezco a esta mujer!...

  
     

(Acercándose.)

    
     
  

Si a la dama le acomoda

190

 
  

el que le haga compañía

  
  

un galante caballero

  
  

el ser su pareja quiero

  
  

como vos queráis ser mía.

  

CONDESA

 

Me parecéis atrevido...

195

 

ANDREA

 

Siempre lo fui con las bellas

  
  

y con dulce afánsus huellas

  
  

por donde quiera he seguido.

  

CONDESA

 

¿Sabéis que yo soy hermosa?

  

ANDREA

 

Bien lo dice esa fugaz

200

 
  

mirada que el antifaz

  
  

no encubre; labios de rosa

  
  

leve y hermosa cintura

  
  

y entre los plieguesse ve

  
  

destacar el lindo pie

205

 
  

que lleváis en miniatura.

  
  

Esa figura simpática

  
  

revela vuestra belleza

  
  

y denuncia la nobleza

  
  

esa mano aristocrática.

210

 
  

Me parece adivinar

  
  

quién sois...

  

CONDESA

 

¡Decidmelo quiero!

  

ANDREA

 

A mi fe de caballero

  
  

no sécondesafaltar.

  

CONDESA

 

¿Quién sois vos?

  

ANDREA

 

Si lo dijera

215

 
  

o lo pensara decir

  
  

inútil era encubrir

  
  

la faz.

  

CONDESA

 

¡Y si yo quisiera!...

  
  

Mi insistencia no os asombre...

  

ANDREA

 

¿Que mi nombre revelara?

220

 
  

Os mostraría mi cara

  
  

y os dijera hasta mi nombre.

  

CONDESA

 

Tal vez os vais a encontrar

  
  

con que ya lo sé.

  

ANDREA

 

¡Quimeras!

  

CONDESA

 

Mirad que os hablo de veras

225

 
  

«don Félix de Montemar».

  

ANDREA

 

Yo no sé mentirseñora;

  
  

soy don Félix que la huella

  
  

os siguey busca su estrella

  
  

porque rendido os adora.

230

 
  

Don Félix que por su mal

  
  

hoy cumple forzosa ley

  
  

con la voluntad del rey

  
  

dando a su amor un rival.

  
  

¡Sídon Félix que agitado

235

 
  

va tras de vos en su afán!...

  

CONDESA

 

¿Habláis seriocapitán?

  

ANDREA

 

¡Nunca como ahora he amado!

  
  

En silencio mi pasión

  
  

como un volcán ha crecido;

240

 
  

sombras le pedí al olvido

  
  

y se rehusó el corazón:

  
  

tal vez porque está mi rostro

  
  

cubiertoel valor me alienta;

  
  

ved la terrible tormenta

245

 
  

del alma que ante vos postro.

  
  

¡Tened compasión de mí

  
  

yo aborrezco a la De Lara!

  

CONDESA

 

¡Calladpor Dios!

  

ANDREA

 

Y rehusara

  
  

su mano en mi frenesí.

250

 

CONDESA

 

¿Tenéis valor?

  

ANDREA

 

¡Síle tengo!

  
  

Proponedseñorael modo

  
  

de evadirresuelto a todo

  
  

esa demanda sostengo.

  

CONDESA

 

Pues bienMontemaryo os amo

255

 
  

como vos me amáis a mí.

  

ANDREA

 

Habladmecondesaasí.

  
  

Por compasión lo reclamo.

  

CONDESA

 

¿Desafiáis a la suerte?

  

ANDREA

 

Con el alma y el aliento;

260

 
  

señora¡en este momento

  
  

combatiera con la muerte!

  

CONDESA

 

¡Bienmuy bien! Venid conmigo

  
  

y dejemos este suelo

  
  

donde no encuentra consuelo

265

 
  

nuestro amorni un dulce abrigo.

  

ANDREA

 

¡Acepto! ¡Inmensa fortuna!...

  
  

Permitidme que lo exija

  
  

condesavuestra sortija...

  
  

(Se la da.)

  
  

Esperadme al dar la una

270

 
  

cuando os la presente aquí;

  
  

no extrañéis si un nuevo traje...

  

CONDESA

 

Comprendo... estamos de viaje...

  
  

¿Me amáisdon Félix?

  

ANDREA

 

¡Ah!¡sí!

  
     
     

Escena V

    
     

ANDREA sola

    
     

ANDREA

 

Infamemujer procaz;

275

 
  

deshonra vil de un esposo

  
  

no has visto el rayo furioso

  
  

brillar tras el antifaz;

  
  

la pulsación de mi mano[98]

  
  

¿no te habló de mi venganza

280

 
  

ni mi rencor inhumano?

  
  

¡Horas de tu suerte insanas

  
  

ante mi afán vengador

  
  

te arrastran!... ¡El deshonor

  
  

no caerá sobre sus canas!...

285

 
  

¡Tú me retastey el reto

  
  

acepté; tremenda guerra!

  
  

¡Vivirás en esta tierra

  
  

con tu deshonra en secreto!

  
     

(Aparece un grupo de máscaras del que se desprende el CONDE DECIFUENTE.)

    
     
     

Escena VI

    
     

ANDREAel CONDE y MÁSCARAS.

    
     

CONDE

 

Dejadme en pazque la broma

290

 
  

es pesada¡idos al diablo!

  

ANDREA

 

(Aparte.) ¡Mi padre!

  
  

¡Infernal canalla!

  

CONDE

 

Me tienen atarantado...

  
  

¡Holaotro máscara aquí!

  

ANDREA

 

En mí no pongáis reparo

295

 
  

soy un máscara ambulante;

  
  

un máscara como tantos.

  

CONDE

 

Éste lo toma a lo serio;

  
  

¡bravo por el jovenbravo!

  

ANDREA

 

Como que en serio hablar quiero.

300

 

CONDE

 

Pues hablad...

  

ANDREA

 

Ved que si hablo

  
  

os puede pesar...

  

CONDE

 

Misterios

  
  

tiene el buen enmascarado.

  

ANDREA

 

¡Misterios!pero de honra

  
  

¿comprendéis?

  

CONDE

 

Noni un vocablo.

305

 

ANDREA

 

Tal vez os afectenconde...

  

CONDE

 

¿Me bromeáis? ¡Por San Pablo!

  
  

Que a la primera palabra

  
  

de ofensaaunque soy anciano

  
  

el acero de otros tiempos

310

 
  

puede sostener mi mano.

  

ANDREA

 

¡Conmigonunca!

  

CONDE

 

¡Acabemos!

  
  

Por mi parte no habrá entrambos

  
  

porque reñir...

  

ANDREA

 

Escuchadme

  
  

que no es broma...

  

CONDE

 

Pues estamos

315

 
  

solos; romped el silencio.

  

ANDREA

 

Pues jurad que mi relato

  
  

oiréis con calma...

  

CONDE

 

¡Lo juro!

  
  

Vamos al asunto...

  

ANDREA

 

¡Vamos!...

  
  

¿Confiáis en vuestra esposa?

320

 

CONDE

 

¡Juro a Dios!

  
     

(Echa mano a la espada.)

    
     

ANDREA

 

¡Tened la mano!...

  
  

O llena de duda el alma

  
  

os dejocondey me marcho...

  

CONDE

 

Me daréis cuenta de la honra

  
  

¡con vuestra vida!

  

ANDREA

 

¡Qué ingrato

325

 
  

sois con el mejor amigo

  
  

que tenéis!

  

CONDE

 

Hablemos claro.

  
  

¿Os burláis?

  

ANDREA

 

Que no me burlo;

  
  

¡os lo juropor Dios santo!

  

CONDE

 

Me hacéis temblar...

  

ANDREA

 

Señor conde

330

 
  

tocadme: yo estoy temblando...

  

CONDE

 

Habladtened compasión

  
  

de un triste y mísero anciano

  
  

que presume su deshonra

  
  

y que se siente burlado.

335

 

ANDREA

 

¡Nopor Dios!que si tal fuera

  
  

no estaríamos hablando...

  

CONDE

 

No os conozcocaballero

  
  

y ya sin querer os amo.

  

ANDREA

 

Pues oídme: aquí esta noche

340

 
  

en medio de este sarao

  
  

contra vos se conspiraba...

  
  

¡Vuestro honor!... ¡fiero sarcasmo!

  
  

Vuestra esposa envilecida

  
  

que ya sin respeto humano

345

 
  

se burla de vos...

  

CONDE

 

¡La muerte!

  
  

¡Que venga tras este dardo

  
  

que mi corazón ha herido

  
  

causándome horrible estrago!

  

ANDREA

 

Me equivocó con su amante

350

 
  

y una fuga concertando...

  

CONDE

 

¿Es posible tal infamia?

  
  

¿No hay Dios que me dé su amparo?

  
  

¡Pero eso es una mentira;

  
  

nonoque os estáis burlando!

355

 

ANDREA

 

¿Conocéis esta sortija?

  

CONDE

 

¡Es la suya; cielo santo!

  

ANDREA

 

Pues bien; tomad un disfraz...

  

CONDE

 

Pero...

  

ANDREA

 

No pongáis reparo;

  
  

y venid a la una en punto

360

 
  

a este salón; no hay cuidado

  
  

ella vendrá en vuestra busca;

  
  

no pronunciéis un vocablo; [99]

  
  

enseñadle la sortija

  
  

y os seguirá...

  

CONDE

 

¡Caso extraño!

365

 
  

¡Tomaré cruda venganza!

  
  

¡Síde mi honor ultrajado!

  

ANDREA

 

¿Qué vais a hacerseñor conde?

  

CONDE

 

¡A matarla!

  

ANDREA

 

Es un mal paso

  
  

que os puede pesar mañana.

370

 

CONDE

 

¿Qué hacer entonces?

  

ANDREA

 

La ofensa

  
  

es gravecondepensadlo.

  
  

Mas sabedy mucho importa

  
  

que no ha llegado a faltaros.

  

CONDE

 

Saborearé mi venganza

375

 
  

en un convento guardando

  
  

esa podrida existencia

  
  

con su roedor gusano.

  
  

¡Morirá tras esas rejas

  
  

sin ver la luz del sol claro

380

 
  

desesperadamaldita

  
  

entre las sombras del claustro! (Se va.)

  
     
     

Escena VII

    
     

ANDREAdespués DON JUAN SALDAÑA

    
     

ANDREA

 

Mi venganza está cumplida;

  
  

¡la pena del Taliónbravo!

  
  

La casada entróse monja

385

 
  

y la monja... ¡está danzando!

  
  

¡Holacapitánvenid

  
  

que ya nos pide el sarao!

  

CAPITÁN

 

Dejadme aquí¡vive Cristo!

  
  

que yo estoy desesperado...

390

 

ANDREA

 

Las dosy Beatriz es vuestra;

  
  

vamosapretad la mano

  
  

miradla; busca al esposo

  
  

y encuentra a voshablad claro

  
  

preparadla con palabras

395

 
  

ablandadla con el llanto

  
  

o decidla que esta noche

  
  

¡carga con los dos el diablo! (Se va.)

  
     
     

Escena VIII

    
     

DON JUAN y BEATRIZ

    
     

DON JUAN

 

¡BeatrizBeatriz!

  

BEATRIZ

 

¡Capitán!

  
  

¿Vos aquí?

  

DON JUAN

 

Mi pecho ardiente

400

 
  

al perderos de repente

  
  

os busca con tierno afán.

  
  

Mirad que estoy ofendido

  
  

y en la noche sepultado

  
  

de un dolor nunca esperado

405

 
  

de un dolor nunca sentido.

  
  

¡Os casáis!... ¡Terrible suerte!

  
  

¡Y aún respiro todavía!

  
  

¿Por qué a mi horrible agonía

  
  

no acude airada la muerte?

410

 
  

¡Os casáis!ponéis un mundo

  
  

de amargura entre los dos...

  
  

¿Pues quéya no existe Dios?

  

BEATRIZ

 

¡Calmad el dolor profundo!

  
  

Los dos sufrimos lo mismo

415

 
  

también yo soy desgraciada.

  
  

¡Como a vosla suerte airada

  
  

me sepulta en un abismo!

  

DON JUAN

 

¡Sed a mis quejas sensible;

  
  

calmad mi acerbo sufrir!...

420

 
  

Busquemos el porvenir;

  
  

seguidmepues.

  

BEATRIZ

 

¡Imposible!

  
  

De don Félix prometida

  
  

está empeñada mi fe;

  
  

y no retrocederé

425

 
  

aun a costa de mi vida.

  
  

¡Sé lo que debo a mi honor

  
  

y a lo ilustre de mi cuna;

  
  

cébese en mí la fortuna

  
  

despedáceme el dolor!...

430

 
  

¡Que si el destino inclemente

  
  

pudo hacerme desgraciada

  
  

encontrará levantada

  
  

y siempre pura mi frente!

  

DON JUAN

 

¿No os conmueve mi dolor

435

 
  

mi desesperado afán?

  

BEATRIZ

 

Sabed cumplircapitán

  
  

vuestros deberes de honor...

  

DON JUAN

 

Ved que estoy en el delirio;

  
  

y que mi martirio es doble

440

 
  

al ver a ese hombre...

  

BEATRIZ

 

Sed noble

  
  

y aceptemos el martirio...

  

DON JUAN

 

¡Nopor quien soydesgraciada!

  
  

¡Yo no os dejaré jamás!

  
     

(Le toma una mano.)

    
     

BEATRIZ

 

¡Capitánechad atrás;

445

 
  

soy una mujer casada!

  

DON JUAN

 

Y qué se me importa a mí

  
  

que seáis casada o no

  
  

si el burlado he sido yo

  
  

y vos me tratáis así.

450

 
  

Yo soldado de la flota

  
  

no haré un papel de cordero

  
  

que si noble y caballero[100]

  
  

puede sufrir la derrota

  
  

de una dama¡ira de Dios!

455

 
  

no he de tolerar que un hombre

  
  

haga burla de mi nombre

  
  

¡ya es cuestión entre los dos!

  

BEATRIZ

 

Ese paso injusto fuera

  
  

sin que aventajaseis nada.

460

 

DON JUAN

 

Entre la gente de espada

  
  

la cosa es de otra manera.

  

BEATRIZ

 

¡Me tratáis cual no merezco!

  

DON JUAN

 

Nocomo debotal vez...

  

BEATRIZ

 

A raya vuestra altivez.

465

 
  

¡Capitános aborrezco!

  
  

Se rompieron nuestros lazos

  
  

¡quedad con Dios! (Se va.)

  

DON JUAN

 

¡Furia insana!

  
  

¡Tú despertarás mañana

  
  

sin orgulloentre mis brazos!

470

 
     

(Al salir BEATRIZque se ha puesto el antifazseencuentra con un gran grupo de MÁSCARAS que llega del salón conDON FÉLIXtambién disfrazado. Toma del brazo a DOÑABEATRIZ.)

    
     
     

Escena IX

    
     

DichosDON FÉLIX y los MÁSCARAS

    
     

DON FÉLIX

 

¿Qué hacéis aquícapitán

  
  

con esa cara tan larga?

  

DON JUAN

 

Si venís a darme carga

  
  

perdéis el tiempo.

  

DON FÉLIX

 

Don Juan

  
  

tenéis los carrillos rojos

475

 
  

la frente descolorida

  
  

y una lágrima perdida

  
  

se está asomando a los ojos;

  
  

no lo toméis a lisonja.

  

DON JUAN

 

(Con desdén.) Yo tampoco la merezco;

480

 
  

¿decidme si comparezco

  
  

ante un militar o monja?

  

DON FÉLIX

 

Ésa no es cosa que aquí

  
  

os pudiera contestar

  
  

mas si lo queréis probar

485

 
  

eso me es fácil a mí.

  
  

Nopor Diossois muy valiente...

  

DON JUAN

 

¡Más que vosbien puede ser...

  

DON FÉLIX

 

¿Me insultáis?

  

DON JUAN

 

(Al oído.) Una mujer

  
  

lleváis al brazo imprudente.

490

 

DON FÉLIX

 

Mañana al rayar el día

  
  

don Juanos iré a matar.

  

DON JUAN

 

Bienseñor de Montemar

  
  

confío en vuestra hidalguía.

  

DON FÉLIX

 

¡A la mesacompañeros

495

 
  

que ya la broma ha pasado!

  
     

(Se pone la careta.)

    
     

TODOS

 

¡A la mesa!

  
     

(Se sientan y comienzan a beber.)

    
     

DON JUAN

 

(Aparte.) ¡Estoy salvado!

  
  

Cruzaremos los aceros.

  
     
     

Escena X

    
     

(Dichosel CONDE con ANDREAla CONDESA porel lado opuesto. Entran disfrazados; aprovechando eldesorden se acerca el CONDE a la CONDESA.)

    
     

CONDE

 

Llegó el momento fatal.

  

ANDREA

 

Valorseguid adelante...

500

 

CONDE

 

¿Conocéis este brillante?

  
  

(A la CONDESA recatadamente.)

  

CONDESA

 

Por lo menos es igual.

  
  

¿No tenéis palabra alguna

  
  

que decirme?

  

CONDE

 

Sícondesa

  
  

y decirla me interesa...

505

 
  

Escuchadsuena la una...

  

CONDESA

 

Dadme el brazo; ¿estáis temblando?

  

CONDE

 

No hagáis casoes la emoción...

  
  

¡Se me parte el corazón!

  

ANDREA

 

(Aparte.)

  
  

¡Por Diosque me estoy vengando!

510

 

CONDESA

 

¡Don Félixpresto de aquí

  
  

salgamos. ¡Felice noche!

  

CONDE

 

Todo está dispuestoel coche

  
  

está esperando... ¡Ay de mí!

  

CONDESA

 

¿No veis al conde?

  

CONDE

 

Se ha ido...

515

 

CONDESA

 

Don Félix¿estáis seguro?

  

CONDE

 

Se ha visto salir¡lo juro!

  
     

(Salen recatadamente.)

    
     

ANDREA

 

¡Se marcha con el marido!

  
  

Piensa llegado el momento

  
  

de su impura mala fe;

520

 
  

¡y se va a encontrar con que

  
  

la está esperando el convento!

  
     
     

Escena XI

    
     

Dichos menos el CONDE y la CONDESA

    
     

DON FÉLIX

 

¡Abajo caretas!

  

TODOS

 

¡Fuera!

  
     

(Se descubren.)

    
     

DON FÉLIX

 

¡Mirémonos cara a cara!

  

DON JUAN

 

¡Por doña Beatriz de Lara!

525

 
     

(Brindando.) [101]

    
     

ANDREA

 

No bebáis.

  
  

(Al oído de DON JUAN.)

  

DON JUAN

 

Si no bebiera

  
  

¡qué dirían!

  

ANDREA

 

¡Montemar

  
  

por vuestra dicha sin nombre!

  
     

(Brindando.)

    
     

DON FÉLIX

 

¡El máscara es todo un hombre!

  

ANDREA

 

Me agrada por vos brindar.

530

 

DON FÉLIX

 

Acepto.

  

ANDREA

 

El jardín de flores

  
  

que el destino daros quiso

  
  

se convirtió en paraíso;

  
  

a la luz de estos amores

  
  

¿quién recuerda aquellos días

535

 
  

en que de entusiasmo lleno

  
  

de cariño latió el seno

  
  

en amorosas porfías

  
  

del combate de la vida

  
  

salió ilesa vuestra malla

540

 
  

y en esa ruda batalla

  
  

no tuvisteis una herida;

  
  

alcanzasteis mucha gloria

  
  

síMontemarmuchamucha

  
  

pero acaso de la lucha

545

 
  

os quede alguna memoria...

  

BEATRIZ

 

¡Don Félix!

  

DON FÉLIX

 

Por vida mía

  
  

que no conservo ninguna.

  

ANDREA

 

Montemarvuestra fortuna

  
  

al destino desafía

550

 
  

¿quién va a recordar ahora

  
  

en este dulce momento

  
  

si en la celda de un convento

  
  

hay una mujer que llora...

  

DON FÉLIX

 

¡Brindemos por el olvido!

555

 

ANDREA

 

¡SíbrindemosMontemar!

  

DON FÉLIX

 

Ya me comienzo a turbar;

  
  

siento un terrible vahído.

  
  

¿Quién sois?

  
     

(Ya aturdido por el narcótico.)

    
     

ANDREA

 

No importa quién sea.

  

DON FÉLIX

 

Cese el capricho tenaz

560

 
  

y quitad ese antifaz.

  
     

(Le arranca el antifaz.)

    
     

ANDREA

 

¡Miserable!

  

TODOS

 

¡Sor Andrea!

  

BEATRIZ

 

¡Yo desfallezco! (Se desmaya.)

  

DON FÉLIX

 

¡Dios mío!

  
  

(Ya narcotizado.)

  
  

¿Qué es lo que pasa por mí?

  

ANDREA

 

Calmad vuestro frenesí.

565

 

DON FÉLIX

 

¡Andrea!

  

ANDREA

 

¡Qué desvarío!

  
  

Soy su hermanocaballero

  
  

que viene a lavar la afrenta

  
  

de aquella ofensa sangrienta

  
  

con la punta de su acero.

570

 
  

Su hermanoque a castigar

  
  

viene aquí vuestro delito;

  
  

vuestra sangre necesito

  
  

ya lo sabéisMontemar.

  
  

Ni admito satisfacción

575

 
  

ni satisfacciones quiero

  
  

a los golpes de mi acero

  
  

me la dará el corazón.

  
  

La visteis indiferente

  
  

sepultada en su quebranto

580

 
  

¡cada gota de su llanto

  
  

vale de sangre un torrente!

  

DON FÉLIX

 

Pero... no es este... lugar

  
  

para reñir... (Desvanecido.)

  

ANDREA

 

¡Bien pensado!

  
  

¡Pero quedáis aplazado!

585

 
  

porque os tengo de matar.

  

DON FÉLIX

 

(Haciendo un esfuerzo.)

  
  

¡Matadmepuesvive Dios!...

  
  

Concluyamos de una vez...

  
  

y quedaremospardiez

  
  

ya deslindados los dos...

590

 
     

(Cayendo en una silla. Ya todos los MÁSCARAS se han idodurmiendo.)

    
     

ANDREA

 

El narcótico ha surtido

  
  

su efecto¡veniddon Juan!

  
  

¡Levantaoscapitán! (Sacudiéndole.)

  
  

¡El imbécil se ha dormido!...

  
  

Despertadque la fortuna

595

 
  

fácil llama a vuestra puerta;

  
  

despertad... pues no despierta.

  
  

(Lo mueve.)

  
  

¡Y no hay esperanza alguna!

  
  

Me sobra fiereza y brío

  
  

para llevar adelante

600

 
  

mi plan y seguir avante

  
  

¡plan terriblecomo mío!

  
  

¡Triunfará mi rudo afán!

  
  

¡Ensayaré mi poder!

  
     

(Toma a BEATRIZ en sus brazos rápidamente.)

    
     
  

¡Hoy le soplo a la mujer

605

 
  

y le dejo al capitán!

  
     

FIN DEL ACTO SEGUNDO

    

Acto tercero


La sala baja de tina tabernapuerta al fondo y laterales. Tresmesas con cenaen el centroderecha e izquierda. Unalámpara. Es de noche.

   
    
    

Escena I

   
    

PEDROZANCARRÓN y DESUELLA-ZORROS

   
    

PEDRO

¡Maldita sea tu estampa!

  
 

¡Ya quebraste una botella!

  

ZANCARRÓN

Con pagarla...

  

PEDRO

¡Voto al diablo!

  
 

¡Hoy te estrello la cabeza!

  

ZANCARRÓN

¿Como huevo de paloma?

5

 

PEDRO

¡Como huevo de tu abuela!

  
 

Ven acáDesuella-zorros...

  

DESUELLA-ZORROS

Usarced es quien desuella.

  

PEDRO

Vamos¿mataste los gatos?

  

DESUELLA-ZORROS

Ya están hasta sin orejas;

10

 
 

nadie duda que son liebres

  
 

y de las liebres más buenas.

  

PEDRO

Gruñirán allá en las tripas.

  

DESUELLA-ZORROS

Pues que gruñan cuanto quieran.

  

PEDRO

¿Y desollaste las ratas?

15

 

DESUELLA-ZORROS

Ya son conejos¡qué ciencia!

  

PEDRO

Pues entre gatos y ratas

  
 

se va a lucir esta mesa.

  
 

¡Qué estómago el de la tropa!

  
 

¡Viva la gente de guerra!

20

 
 

¿Y bautizasteis el vino?

  

DESUELLA-ZORROS

¡Cristiana está la bodega!

  
 

¡Más agua hay en la hostería

  
 

que en la fuente de la iglesia!

  

PEDRO

¿Y qué tal salió el pastel?

25

 

ZANCARRÓN

¡Como la mula está fresca

  
 

está el pastel que lo puede

  
 

codiciar un excelencia!

  

PEDRO

Ya sentirán sus patadas.

  
 

Dará unas coces tremendas:

30

 
 

¡es un pastel de relinchos

  
 

que no lo pasa ni Gestas!

  
 

Conque preparados todos

  
 

y listosque las monedas

  
 

van a caer como lluvia

35

 
 

esta noche en la taberna.

  
 

¡Desuella-zorrosmuy vivo

  
 

y túZancarrónalerta!

  
    
    

Escena II

   
    

ANDREABEATRIZ y dichos

   
    

ANDREA

¿Es ésta el Águila Roja?

  

PEDRO

En ella está su excelencia:

40

 
 

para vosy vuestra dama

  
 

voy a disponer la cena.

  
 

Hay tina liebre guisada

  
 

conejos en salsa negra

  
 

y un pastel que hasta de olerlo

45

 
 

se despierta la apetencia;

  
 

un vino puromuy puro

  
 

de Rioja y Valdepeñas.

  
 

¿Qué os parece?

  

ANDREA

Que conozco

  
 

maese Pedrovuestra mesa;

50

 
 

y que traigo provisiones

  
 

y que os pagaré la cuenta

  
 

como si en ella estuviese

  
 

como si gastase en ella.

  
 

Preparad el aposento

55

 
 

mejory andaos de prisa

  
 

que está cansada esta dama

  
 

y yo también.

  

PEDRO

(Aparte.) ¡Buena gresca

  
 

la dama y el caballero.

  
 

meterán en la taberna!

60

 
    

(Se va con ZANCARRÓN y DESUELLA-ZORROS.)

   
    
    

Escena III

   
    

ANDREA y BEATRIZ

   
    

ANDREA

¿Qué tenéis?

  

BEATRIZ

(Llorando.) Pregunta rara.

  

ANDREA

¿Os falté en algoseñora?

  

BEATRIZ

Es que el pesar me devora

  
 

me entristece y amilana.

  

ANDREA

¡Mucho amáis!...

  

BEATRIZ

Ni una memoria

65

 
 

conservo ya de ese hombre

  
 

¡os lo juro por mi nombre!

  

ANDREA

Ésa es una horrible historia...

  

BEATRIZ

Es necesario aclarar

  
 

pues comprender pronto ansío

70

 
 

vuestro afán y el papel mío

  
 

¿de quién os queréis vengar?

  
 

¿A quién hiere vuestra saña?

  
 

¿A mi padre? ¡No lo creo!

  
 

¿A Montemarsegún veo

75

 
 

o a ese capitán Saldaña?

  
 

¿Por quién sufro este revés?

  
 

por Dios que no he comprendido

  
 

y ni una frase he podido

  
 

arrancaros en un mes.

80

[103]

 

Me sacasteis de mi hogar

  
 

en la noche de mis bodas

  
 

y en vuestras acciones todas

  
 

apenas puedo indagar

  
 

que una intención vengadora

85

 
 

os arrastra hacia el abismo

  
 

y no alcanzáis ni vos mismo

  
 

lo que pretendéis ahora.

  
 

Me abruma vuestro respeto;

  
 

vuestro silencio me abruma

90

 
 

y ya estoy cansadaen suma

  
 

de mirar tanto secreto.

  
 

Si pensáis que yo merezco

  
 

don Carlosvuestra confianza

  
 

le diré a vuestra venganza

95

 
 

que a don Félix aborrezco.

  
 

El desesperado afán

  
 

en que infelice he vivido

  
 

hace que mande al olvido

  
 

el amor del capitán;

100

 
 

y si el alma no me engaña

  
 

luchar con su sombra os veo

  
 

don Félixno es mi deseo

  
 

y yo detesto a Saldaña.

  
 

Quebrantad los duros bronces

105

 
 

que cubren el corazón

  
 

y decidpor compasión

  
 

¿de quién os vengáis entonces?

  

ANDREA

Mi silencio os atosiga

  
 

¿no conocéis a quién reto?

110

 
 

Vais a saber mi secreto

  
 

ya que queréis que os lo diga.

  
 

Don Félix de Montemar

  
 

deja en la celda olvidada

  
 

a una mujer desgraciada

115

 
 

que sólo sabe llorar.

  
 

Ella es mi sangre y¡por Dios!

  
 

que al mirarla así ofendida

  
 

diera por ella la vida

  
 

que ya nos pesa a los dos.

120

 
 

Fiera venganza reclamo;

  
 

por eso a vos en secreto

  
 

os estimo y os respeto

  
 

pero en públicoos infamo.

  
 

Es el destino cruel

125

 
 

mas no lo puedo evitar

  
 

y yo os tengo que infamar

  
 

para deshonra de él.

  
 

Si vos tenéis corazón

  
 

y sabéis lo que es amar

130

 
 

decidme a vuestro pesar

  
 

si no tengo yo razón.

  

BEATRIZ

Tenéis razónmas la suerte

  
 

un hondo abismo os procura.

  

ANDREA

¡Es mi suerte más oscura

135

 
 

que el abismo de la muerte!

  

BEATRIZ

Pero en vuestro frenesí

  
 

que el corazón os maltrata

  
 

y que el juicio os arrebata

  
 

¿qué queréis hacer de mí?

140

 
 

No ejerzáis vuestro poder

  
 

sin piedadcon una dama

  
 

¿quéde vos nada reclama

  
 

el dolor de una mujer?...

  
 

¡Envidiable es el blasón

145

 
 

que adquiere vuestra hidalguía!

  
 

¿Qué os importa la honra mía

  
 

si no tenéis corazón?

  

ANDREA

¡Callad! Y a vuestro destino

  
 

culpadBeatrizen buena hora

150

 
 

no me detengáisseñora

  
 

dejadme por mi camino.

  

BEATRIZ

¡No tiene esta hazaña precio!

  
 

¡Ya compasión no reclamo!

  

ANDREA

Ni os envilezconi os amo

155

 
 

Beatriz.

  

BEATRIZ

¡Pero yo os desprecio!

  

ANDREA

¡Vive Dios! Que si mi saña

  
 

viniese así a despertar

  
 

el imbécilMontemar

  
 

o el mentecato Saldaña

160

 
 

probarían la pujanza

  
 

de mi brazo y de mi acero.

  

BEATRIZ

Ya más escuchar no quiero

  
 

las promesas de venganza.

  
 

¿Por qué no le ponéis fin

165

 
 

a tan siniestra intención?

  
 

Y dejad del fanfarrón

  
 

los humos de espadachín.

  
 

Ya tolerar más no puedo

  
 

vuestra fiereza y rigor

170

 
 

y bien puede mi dolor

  
 

irme arrebatando el miedo:

  
 

¿pero no veis que os insulto?

  
 

¡Matadme!

  

ANDREA

¡Nopor mi mal!

  

BEATRIZ

¡Os arrebato el puñal

175

 
 

y en mi pecho lo sepulto!

  
    

(Hace ademán de quitarle el puñal.)

   
    

ANDREA

¡Tenedseñora!la suerte

  
 

a la mía os encadena.

  

BEATRIZ

¡Ya está la medida llena

  
 

don Carlosquiero la muerte!

180

 
 

Si ya ese hombre es imposible

  
 

¿por qué me traéis así?

  
 

Es que vuestro frenesí

  
 

os tornó el alma insensible;

  
 

la muertesíla prefiero

185

 
 

al infierno de seguiros.

  
 

Tengo derecho a deciros

  
 

que sois un mal caballero.

  
 

¡Si me parece mentira [104]

  
 

que así os mantengáis en calma

190

 
 

cuando en el fondo del alma

  
 

hace explosión vuestra ira!

  
 

¡Sois cobardebien lo veo

  
 

muerta está ya mi esperanza!

  

ANDREA

Señoraes que mi venganza

195

 
 

en silencio saboreo:

  
 

de mi hermana la rival

  
 

en vos halla mi furor

  
 

y siento que su dolor

  
 

se aplaca con vuestro mal.

200

 

BEATRIZ

¡Miserable!

  

ANDREA

En el tormento

  
 

que sufrísestá el placer.

  

BEATRIZ

¡Creyera que erais mujer

  
 

por ese rasgo sangriento!

  
 

¡Dejadme!... ¡Llegará un día

205

 
 

de venganza!

  

ANDREA

No lo espero

  
 

pero si llegami acero

  
 

cortar el nudo confía. (Se va.)

  
    
    

Escena IV

   
    

BEATRIZdespués el SACRISTÁN y el POSADERO

   
    

BEATRIZ

¡De esta cadena maldita

  
 

hoy rompo el duro eslabón

210

 
 

o mi existencia se apaga

  
 

o me libropor quien soy!

  

SACRISTÁN

(Vestido de recluta.)

  
 

¿Puede decirme el bellaco

  
 

si éste es el Gaviluchón?

  
 

Aquí busco a un animal...

215

 

POSADERO

A las órdenes estoy.

  

SACRISTÁN

Decid¿ésta es la hostería...

  
 

de la Zorra o del Frisón?

  

POSADERO

Estáis en la Águila Roja.

  

SACRISTÁN

El Águilasíseñor.

220

 
 

Pero yo olvidaba el nombre;

  
 

muy olvidadizo soy

  
 

como que no he sido nunca

  
 

sino sacristán mayor.

  
 

Decidme¿hay un capitán

225

 
 

alojado?

  

POSADERO

Hay veintidós

  
 

que de paso a la ciudad

  
 

van con horrible furor

  
 

a esperar al enemigo.

  

SACRISTÁN

¿Al enemigo? ¡Gran Dios!

230

 

POSADERO

¿Qué os pasa?

  

SACRISTÁN

No tengo nada;

  
 

es que me sobra el valor;

  
 

pero¿el capitán don Carlos?

  

BEATRIZ

Aquí se encuentra.

  

SACRISTÁN

¿Sois vos?

  

BEATRIZ

¿Me conocéis?

  

SACRISTÁN

Síos conozco

235

 
 

sois hija de confesión

  
 

de...

  

BEATRIZ

Calladidos de aquí.

  
 

(Al POSADERO.)

  
 

Tomad y marchad con Dios.

  
    

(Le da unas monedas.)

   
    
    

Escena V

   
    

Dichosmenos el POSADERO

   
    

BEATRIZ

Si me conocesal punto

  
 

me vas a decir quién soy.

240

 

SACRISTÁN

Sois doña Beatriz de Lara

  
 

hija del comendador;

  
 

cristiano entre los cristianos

  
 

y que como él no hay dos.

  

BEATRIZ

¿Qué más sabéis?

  

SACRISTÁN

Que don Félix

245

 
 

capitán batallador

  
 

hace un mes iba a casarse

  
 

precisamente con vos

  
 

y que os robaron...

  

BEATRIZ

¿Mi padre?

  

SACRISTÁN

Hace tres días murió...

250

 

BEATRIZ

¿Qué decís? ¡Muerta me caigo!

  
 

¡Socorro!... ¡Socorro!

  
    

(Desmayándose.)

   
    

SACRISTÁN

¡AyDios!

  
 

In nomini patri et fili...

  
 

¡Es caso de confesión!

  
 

¡Volvedseñoraos lo ruego!

255

 
 

¡Señoravolved en vos!...

  
    

(Le echa agua en el rostro.)

   
    
 

Ya vuelve...

  

BEATRIZ

(Llorando.) ¡Padre del alma!

  

SACRISTÁN

¡Demonioqué bruto soy!

  

BEATRIZ

¡Qué infortunada nací!

  
 

¡Me está matando el dolor!

260

 
 

¡Y estar a merced de un hombre

  
 

tan inhumano y feroz!

  
 

¡Alma de hieloinsensible;

  
 

nono tendrá compasión!

  

SACRISTÁN

¿De quién habláis?

  

BEATRIZ

De don Carlos.

265

 

SACRISTÁN

Él fuesíquien os robó;

  
 

¡tembladesta sor Andrea

  
 

tiene al diablo en el jubón!

  

BEATRIZ

¿Qué?¿sor Andreahabéis dicho?

  

SACRISTÁN

Nonosino he dicho yo...

270

 

BEATRIZ

Luego es mi rival odiosa

  
 

¡mi verdugo! ¡Horror! ¡Horror! [105]

  

SACRISTÁN

¡Hoy me va a cortar la lengua!

  
 

¡San Dimasel mal ladrón!

  
 

¡Santos ángeles custodios

275

 
 

Santa Virgen de la O;

  
 

venid todos en mi auxilio

  
 

porque encapillado estoy!

  

BEATRIZ

Nada temasel secreto

  
 

guardaré.

  

SACRISTÁN

¡Por compasión!

280

 
 

No digáis una palabra

  
 

soy el sacristán mayor

  
 

es decirun sacristán

  
 

muy temeroso de Dios

  
 

y que de miedo he venido

285

 
 

con este monstruo feroz.

  
 

Este uniforme me estorba

  
 

y el machete y qué sé yo.

  
 

Lo que extraño es la sotana

  
 

y cantar el audinos.

290

 
 

Si mañana hay un combate

  
 

correré como un frisón

  
 

y le cantaré el te deum

  
 

al que quede vencedor.

  

BEATRIZ

Nada temasdesgraciado...

295

 

SACRISTÁN

Noseñorano hay razón...

  

BEATRIZ

Como me ayudeste salvo...

  

SACRISTÁN

Yo obedezcomandad vos...

  

BEATRIZ

Observaestá anocheciendo.

  

SACRISTÁN

Un rato ha se puso el sol.

300

 

BEATRIZ

Te espero en ese aposento.

  

SACRISTÁN

En este momento voy.

  

BEATRIZ

Será dentro de una hora.

  

SACRISTÁN

Y allí ¿qué haremos los dos?

  

BEATRIZ

Me darás todo tu traje.

305

 

SACRISTÁN

Eso es lo que quiero yo.

  

BEATRIZ

Y tú te pondrás el mío.

  

SACRISTÁN

¡Caracoles!... síseñor.

  

BEATRIZ

Y te cubrirás el rostro.

  

SACRISTÁN

Sílo haré con el mantón.

310

 

BEATRIZ

Y no responderás nada.

  

SACRISTÁN

Descuidad; ni síni no.

  

BEATRIZ

Como hableseres perdido.

  

SACRISTÁN

Es de fácil comprensión.

  

BEATRIZ

Con que silencio y te salvo.

315

 

SACRISTÁN

Pierdo la lengua desde hoy.

  

BEATRIZ

Toma ese oro¡y cuidado!

  

SACRISTÁN

Graciasgracias y chitón.

  

BEATRIZ

Vaya al combate mañana;

  
 

y si la liberta Dios

320

 
 

sabrán que la Monja Alférez

  
 

en las filas combatió...

  
 

La prófuga del convento

  
 

juzgará la Inquisición

  
 

emparedadareclusa

325

 
 

¡qué venganza tan feroz! (Se va.)

  
    
    

Escena VI

   
    

El SACRISTÁNdespués el POSADERO

   
    

SACRISTÁN

Puesseñorsalí de apuros;

  
 

esta gente femenil

  
 

vamos que tiene recursos

  
 

y trapisondas sin fin.

330

 
 

Ya doña Beatriz de Lara

  
 

quiere tomar el fusil

  
 

y con la tal Monja Alférez

  
 

se va a armar un San Quintín.

  
 

Ésta es batalla de damas;

335

 
 

y yo en un zaquizamí

  
 

metido hasta las orejas

  
 

sin atreverme a decir

  
 

ni una palabra siquiera;

  
 

muy callado el cornetín

340

 
 

que si me descubre alguno

  
 

cinco balazos y ¡pif!

  
 

¡Holaseñor posadero!

  

POSADERO

¿Qué se ofrece?

  

SACRISTÁN

Una perdiz;

  
 

un gran trozo de venado

345

 
 

una copita de anís

  
 

dos botellas de Rioja

  
 

y un conejo para mí.

  

POSADERO

Se paga aquí adelantado.

  

SACRISTÁN

¡Ahcanallamalandrín!

350

 
 

¡Mira si no tengo plata!

  
 

(La suena.)

  

POSADERO

¡Con platatodo hay aquí!...

  
 

(Aparte.)

  
 

Éste se sopla dos gatos

  
 

y un ratónque es buen decir. (Se va.) [106]

  
    
    

Escena VII

   
    

El SACRISTÁNdespués un SARGENTO

   
    

SACRISTÁN

¡Ésta es comida de rey

355

 
 

y cena de mandarín!...

  
 

¡Holasargento Machete!

  

MACHETE

¿El recluta por aquí?

  

SACRISTÁN

¿No queréis cenar conmigo?

  

MACHETE

Me gusta echar el violín...

360

 
 

ya sabes que como fuerte.

  

SACRISTÁN

Muy fuerte se come aquí...

  

MACHETE

Y que mi vientre que es grande

  
 

lo cargo con estopín;

  
 

y bebo como dos bueyes

365

 
 

y todo a costa de ti.

  

SACRISTÁN

Es rica la cofradía

  
 

y cuanto queráispedid.

  

POSADERO

Señoraquí está la cena

  
 

o más bien dichoel festín.

370

 
    

(Sirve la cena.)

   
    

MACHETE

Por las orejas del diablo

  
 

aquí hay una codorniz.

  

SACRISTÁN

Los conejos son hermosos:

  
 

valen cien maravedíes.

  

MACHETE

Este venado es famoso

375

 
 

se mete por la nariz.

  
 

Pon vino.

  

POSADERO

(Lo sirve.)

  
 

Del más añejo

  
 

y superior al del Rin.

  

MACHETE

¡Bebamos!

  

SACRISTÁN

¡Por el sargento!

  

MACHETE

¡Por el recluta cerril! (Beben.)

380

 
 

¡Porque mañana en el campo

  
 

nos tengamos de batir!

  
 

¡Y triunfemos de los fuertes

  
 

con nuestro ardor varonil!

  

SACRISTÁN

(Aparte.) Si todos cual yo se baten

385

 
 

nos vamos a divertir.

  

MACHETE

¡Posadero del infierno

  
 

está duro este pernil!

  

POSADERO

Flojos tendréis vuestros dientes.

  

MACHETE

Más duros que los del Cid

390

 
 

los tengo ¡voto va al diablo!

  
 

¿Si me lo querrás decir?

  

POSADERO

(Aparte.)

  
 

La mula era de veinte años;

  
 

y eso cuando vino aquí.

  

MACHETE

¡Por los cuernos de Luzbel

395

 
 

éste es gatomalandrín!

  

POSADERO

Es liebrecomo mi abuela.

  

SACRISTÁN

¡Ya siento en mi vientre al mis!

  

MACHETE

¡Ven acácuerpo de Judas!

  
 

¿Y esta cola? (Mostrándole.)

  

POSADERO

Es un desliz

400

 
 

del cocinero maldito.

  

MACHETE

Te voy a dar un tranquín;

  
 

¡ésta es ratamaldecido!

  

SACRISTÁN

Canto un requiem¡ay de mí!

  

POSADERO

Me voy a llevar la cena.

405

 

MACHETE

¡Deténte un ratoinfeliz

  
 

y deja aquí esos horrores!

  

POSADERO

¿Os los vais a comer?

  

MACHETE

Sí;

  
 

al fin las ratas son ratas

  
 

y yo soy sargento al fin

410

 
 

y un sargento come gatos

  
 

y zapos con perejil.

  

SACRISTÁN

Os cedo toda la cena.

  

MACHETE

En África los comí;

  
 

venid y no tengáis asco.

415

 

SACRISTÁN

Gracias.

  

MACHETE

Sois un incivil.

  

SACRISTÁN

¡Qué estómago de este bárbaro

  
 

debe ser un marroquí!

  

MACHETE

Muriendo de hambre en un sitio

  
 

me he comido al cornetín.

420

 

SACRISTÁN

¡Este sargento Machete

  
 

sin duda es un zascandil!

  
    
    

Escena VIII

   
    

DichosSALDAÑA y cuatro OFICIALES

   
    

DON JUAN

Os acepto la partida

  
 

capitány a vosteniente

  
 

mi fortuna es insolente

425

 
 

os puedo apostar la vida

  
 

que a quien la quiere perder

  
 

nada le puede importar

  
 

y bien la puede jugar

  
 

sin temor.

  

TENIENTE

Aquí hay mujer.

430

 

DON JUAN

Tan hermosa como ingrata.

  

CAPITÁN

Bien lo dice vuestro afán.

  

DON JUAN

De esa mujercapitán

  
 

sólo el recuerdo me mata.

  
 

La existencia no soporto;

435

 
 

por la muerte el pecho late;

  
 

me veréis en el combate

  
 

mañanacómo me porto.

  
 

Y es que desfogar ansío

  
 

el dolor que me aniquila

440

 
 

¡ya admiraréis en la fila [107]

  
 

el afán del valor mío!

  
 

Todos creerán que la gloria

  
 

le presta fuerza a mi acero

  
 

y escapitánque yo quiero

445

 
 

matar aquella memoria

  
 

ponerle fin al martirio

  
 

que causó mi desventura

  
 

y morir en la locura

  
 

y en la fiebre del delirio.

450

 

CAPITÁN

¡Juguemospues! (Se sientan.)

  

DON JUAN

¡Síjuguemos!

  
 

Si la suerte no me engaña

  
 

os voy a ganar.

  

CAPITÁN

Saldaña

  
 

ya muy pronto lo veremos.

  

SACRISTÁN

Una zambra aquí no tarda

455

 
 

que toda es gente de estoque

  
 

vámonosque no me toque;

  
 

y doña Beatriz me aguarda.

  
 

Os dejoseñor sargento

  
 

saboreando ese plato.

460

 

MACHETE

La rabadilla del gato

  
 

me acabo en este momento.

  
 

¡El último tragoamigo!

  

SACRISTÁN

Muy bienvoy a dar la plata.

  

MACHETE

Cuando tengáis otra rata

465

 
 

o un gatocontad conmigo.

  
    

(El SARGENTO se va por el fondo y el SACRISTÁN pordonde salió DOÑA BEATRIZ.)

   
    

CAPITÁN

Tres cartas seguidas van

  
 

que acertáis.

  

DON JUAN

Irán cincuenta

  
 

hasta que perdáis la cuenta;

  
 

os lo dijecapitán.

470

 

CAPITÁN

Es cuenta como ninguna

  
 

difícil fue la jugada.

  

DON JUAN

Es que llevo encadenada

  
 

en el juegoa la fortuna.

  

CAPITÁN

Pero estáis desesperado

475

 
 

acertáis de tina manera...

  

DON JUAN

¡Perder el alma quisiera!...

  
    

(Se acerca ANDREA embozada.)

   
    
    

Escena IX

   
    

Dichos y ANDREA

   
    

DON JUAN

¿Jugar quiere el embozado?

  
 

¿No respondéis?

  

ANDREA

Sí respondo.

  
 

¿Aceptáis una partida?

480

 

DON JUAN

¡Os jugaré hasta la vida!

  
 

¡Descubríos!

  

ANDREA

(Descubriéndose.)

  
 

Yo no escondo

  
 

el rostro¡vedmeSaldaña!

  

DON JUAN

¡Vos aquí!¡fortuna impía!

  
 

Aquí el destino os envía

485

 
 

para dar pasto a mi saña.

  
 

¡Vuestro acero!

  

ANDREA

¡Está en el cinto!

  

DON JUAN

¡Echadlo fuerapor Dios!

  

ANDREA

¡Ya nos veremos los dos

  
 

en otro sitio distinto!

490

 

DON JUAN

¿Tenéis miedo?

  

ANDREA

Puede ser.

  
 

Sin duda habéis olvidado

  
 

capitánlo que a un soldado

  
 

le manda siempre el deber.

  

DON JUAN

Decís bien: mañana mismo

495

 
 

nos batiremos¡pardiez!

  
 

que ya va a llegar la vez

  
 

de hundiros en un abismo.

  
 

¡De la burla que habéis hecho

  
 

me daréis estrecha cuenta!

500

 

ANDREA

Pues la ocasión se presenta

  
 

de dejaros satisfecho...

  

DON JUAN

No juzguéispor Diosque es rara

  
 

mi pretensión; vais a ver

  
 

cómo me habéis de volver

505

 
 

a doña Beatriz de Lara.

  

ANDREA

¿Me lo imponéis?¡por el cielo

  
 

que no conocéis quién soy!

  

DON JUAN

¡Pues porque os conozcovoy

  
 

a arrancarla a vuestro celo!

510

 

ANDREA

No abuséis de mi paciencia

  
 

porque ya mi sangre hirviente

  
 

me turba; estoy impaciente

  
 

por luchar; en mi conciencia

  
 

bien sé que mataros puedo

515

 
 

y mirad que lo rehúso.

  

DON JUAN

Pues el lance no lo excuso

  
 

porque yo no tengo miedo.

  

ANDREA

Basta ya; vamos a ver

  
 

cómo sostenéis lo dicho

520

 
 

ved que lo llevo a capricho

  
 

allí guardo a esa mujer.

  
 

Vamos a ver¡vive Dios!

  
 

a quién protege la suerte

  
 

¡con el golpe de la muerte

525

 
 

nos deslindamos los dos!

  
 

Capitánen la partida

  
 

nuestro limpio honor jugamos

  
 

y a doña Beatriz; veamos

  
 

quién ha de quedar con vida.

530

 
 

Si vos tenéis la razón

  
 

se sabrá en este momento.

  
 

La llave de ese aposento

  
 

la guardo en el corazón; [108]

  
 

quitádmela si podéis

535

 
 

que ya impaciente os espero.

  
 

Cerrad ahí vuestro acero.

  
 

¡Vedcapitánlo que hacéis!

  

DON JUAN

¡En guardia!

  

ANDREA

(Riñen.) En la guardia estoy.

  
 

Ved que en vuestro ciego afán

540

 
 

os descubríscapitán.

  

DON JUAN

No importaa mataros voy.

  

ANDREA

¡Os pierde ese frenesí!

  

DON JUAN

¡La muertela muerte ansío!

  

ANDREA

¡Pues en dárosla confío!

545

 
 

¡Tenedla pues! (Lo mata.)

  

DON JUAN

¡Ay de mí!

  
    

(Cae muerto.)

   
    

ANDREA

Víctima de fiera saña

  
 

tú me quisiste matar;

  
 

no lo pudiste lograr

  
 

¡Dios te perdoneSaldaña!

550

 
    
    

Escena X

   
    

Dichos y DON FÉLIX DE MONTEMAR

   
    

DON FÉLIX

¡Muerto Saldaña!

  

ANDREA

Yo fui

  
 

don Félixquien le mató.

  

DON FÉLIX

¡Don Carlos! ¡Don Carlos!

  

ANDREA

¡Yo!

  

DON FÉLIX

¿No es sueño? ¡Os encuentro aquí!

  
 

Vosel ladrón de mi honra

555

 
 

el ladrón de la honra mía.

  
 

¡Veros vivo todavía

  
 

me parece una deshonra!...

  
 

¡Os hallo por vuestro mal

  
 

pero generosoquiero

560

 
 

cruzar con vos el acero

  
 

¡si merecéis el puñal!

  
 

En este mismo recinto

  
 

nos batimos.

  

ANDREA

Os advierto

  
 

que estáis delante de un muerto;

565

 
 

y que el brazo en sangre tinto

  
 

lo tengo aúnMontemar;

  
 

¡no provoquéis imprudente

  
 

mis iras!...

  

DON FÉLIX

¡Sois impotente

  
 

para poderme espantar;

570

 
 

al final fin os encuentro

  
 

que ya mi rencor feroz

  
 

estalla...

  

ANDREA

¡Bajad la voz

  
 

doña Beatriz está adentro!

  

DON FÉLIX

¡Ahí está!¡dulce momento

575

 
 

en que mi furor estalla!...

  

ANDREA

¡No gritéis!ved que se halla

  
 

muy próximo su aposento.

  
 

¡Escuchadme!no es que trate

  
 

de evitar un justo duelo

580

 
 

ni que a la muerte recelo

  
 

le tenga; pero un combate

  
 

mañana se ha de librar

  
 

y en nuestras filas debemos

  
 

estar; y comprometemos

585

 
 

nuestro deber militar.

  
 

Los dos como hombres de honor

  
 

tenemos de combatir

  
 

la lucha ha de decidir

  
 

de quien tenga más valor

590

 
 

empeñado el rudo afán

  
 

de nuestros genios altivos

  
 

si los dos quedamos vivos

  
 

nos matamoscapitán.

  
 

¿Aceptáis?

  

DON FÉLIX

Aceptopues.

595

 

ANDREA

¡Saldaremos nuestra cuenta

  
 

mañana en la lid sangrienta!

  

DON FÉLIX

¡Muy bien! ¡Nosotros después! (Se va.)

  
    
    

Escena XI

   
    

Dichos menos ANDREA. El JUEZ y ALGUACILES

   
    

JUEZ

¡Vamos!cerrad esa puerta.

  
 

¡Todosen nombre del rey

600

 
 

daos a prisión! ¡Soy la ley!

  
 

¡Secretarioestad alerta!

  
 

negocios son delicados.

  
 

¡Qué escándalo en esta villa!

  

DON FÉLIX

Atendedseñor golilla

605

 
 

que todos somos soldados.

  
 

Por lo que importe os lo advierto.

  

JUEZ

Todos soldados serán;

  
 

mas yo vengocapitán

  
 

por el matador y el muerto.

610

 

DON FÉLIX

Cargad con él en buen hora

  
 

y dejadnos libre el paso.

  

JUEZ

Capitángrave es el caso. [109]

  
    
    

Escena XII

   
    

(Dichosun ALGUACIL y el SACRISTÁNvestidocon el traje de DOÑA BEATRIZ.)

   
    

ALGUACIL

He encontrado a esta señora.

  

DON FÉLIX

¡Doña Beatriz!

  

JUEZ

La cabeza

615

 
 

me va en ello: ¡la reclama

  
 

mi autoridad!

  

DON FÉLIX

Esta dama

  
 

golillaes de la nobleza.

  

JUEZ

Ya le veremos la cara

  
 

y diremos...

  

DON FÉLIX

¿Es un reto?

620

 

JUEZ

¿Queréis decirme el secreto?

  

DON FÉLIX

¡Miradlaes hija de Lara!

  
    

(Descubre al SACRISTÁN.)

   
    

SACRISTÁN

¡Jesucristofuerzas dame!

  

JUEZ

¡He aquí a la dama indefensa!

  

DON FÉLIX

¡Cobraré esta nueva ofensa

625

 
 

este engaño tan infame!

  

JUEZ

¡Ya descubrí el maleficio;

  
 

aprehended al matador!

  

SACRISTÁN

¡Me matan por desertor

  
 

o me quema el Santo Oficio!

700

 
    

FIN DEL ACTO TERCERO

   

 

Actocuarto


Una plazuela donde desemboca una calle. A la derecha laportería del convento con gran puerta con escalinataenseguida laiglesia.

    
     
     

Escena I

    
     

El SACRISTÁN y el SARGENTO MACHETE

    
     

SACRISTÁN

 

¿Qué os hacéisseñor sargento

  
  

por estas tierras benditas?

  

MACHETE

 

Nadabuscando a un amigo

  
  

a quien encargué a una chica;

  
  

y el bribón se la ha guillado

5

 
  

me dejó en las cuatro esquinas.

  
  

¡Pero donde yo lo atrape

  
  

le va a costar la trasquila!

  
  

¡Orejas de Barrabás!

  
  

¡Jugarme así las patillas!

10

 
  

Hombrey es cosa de cuento;

  
  

siempre la desgracia misma

  
  

me pasa con las mujeres.

  
  

En cuanto hago una conquista

  
  

¡cataplum!ya se me escapa

15

 
  

como si fuera una anguila.

  

SACRISTÁN

 

La que no es cojacojea;

  
  

y la más zonza es más lista.

  

MACHETE

 

¿Y vos?

  

SACRISTÁN

 

Me volví al convento:

  
  

soy rata de sacristía.

20

 

MACHETE

 

Y a propósito de ratas

  
  

¿qué tales las madrecitas?

  
  

¿hay gatas en el convento?

  

SACRISTÁN

 

¡No habléis esas herejías

  
  

que os pueden llevar los diablos!

25

 

MACHETE

 

Ya me daréis las reliquias.

  
  

Y a propósito de iglesia

  
  

¿qué fiesta o qué algarabía

  
  

tuvisteis esta mañana?

  

SACRISTÁN

 

Qué fiestasi son vigilias

30

 
  

en honor de la condesa

  
  

de Cifuente; aquella arpía

  
  

que atosigó a sor Andrea

  
  

su hijastra.

  

MACHETE

 

¡Infelice niña!

  

SACRISTÁN

 

Y la hizo del convento

35

 
  

escapar: ¡locura impía!

  

MACHETE

 

¿Conque tronó la condesa

  
  

como arpa vieja?

  

SACRISTÁN

 

Me irrita

  
  

recordar aquella historia.

  

MACHETE

 

¿Y ninguno se imagina

40

 
  

por qué vino a este convento

  
  

a encerrarse?

  

SACRISTÁN

 

Desde el día

  
  

es decirdesde la noche

  
  

del bailenoche maldita

  
  

en que la sacó del brazo

45

 
  

el conde lleno de ira

  
  

la sepultó en este claustro

  
  

donde la enterraron viva

  
  

sin que una sola palabra

  
  

sobre el suceso se diga.

50

 
  

Lo que pasóDios lo sabe:

  
  

si fue amor o fue desdicha

  
  

el mundo todo lo ignora

  
  

aunque no faltan hablillas;

  
  

lo cierto es que murió anoche

55

 
  

y está en la iglesia tendida.

  
  

El conde la está velando;

  
  

la misa oyó de rodillas

  
  

y dizque algunos notaron

  
  

que lloraba...

  

MACHETE

 

¡Brava cuita!

60

 
  

¡Llorar por una mujer

  
  

cuando tantas quedan vivas!

  
  

Si una faltaa otras doscientas

  
  

ya les pasamos revista. [110]

  

SACRISTÁN

 

¿Y no sabéis del alférez?

65

 

MACHETE

 

Llega esta noche.

  

SACRISTÁN

 

La pita

  
  

rompe por lo más delgado.

  
  

Si en el convento me pilla

  
  

habrá la de Dios es Cristo;

  
  

y me llevo otra paliza

70

 
  

como aquella que me dieron

  
  

los maldecidos golillas.

  

MACHETE

 

Aquella noche los gatos

  
  

me andaban en la barriga

  
  

y las ratas me royeron

75

 
  

lo menos cuarenta tripas.

  

SACRISTÁN

 

Yo fui llevado a la cárcel;

  
  

y averigua que averigua

  
  

y escribir cincuenta pliegos

  
  

y andar abajo y arriba

80

 
  

hasta que se puso en claro

  
  

mi inocencia; mas la ira

  
  

de aquella gente de pluma

  
  

¡aysargento!aún me atosiga.

  
  

Al ponerme en libertad

85

 
  

me dieron una paliza

  
  

que me duele el esternón;

  
  

aún me duelen las costillas.

  

MACHETE

 

Me marcho.

  

SACRISTÁN

 

¡Con Diossargento!

  

MACHETE

 

Señor sacristán Gardiñas

90

 
  

¿no tenéis algunos cuartos

  
  

que prestar? Dentro unos días

  
  

se os pagará...

  

SACRISTÁN

 

Vaya en gracia.

  
  

Aquí os presto unas vigilias

  
  

dos responsos y una misa.

95

 

MACHETE

 

Todo lo tendré presente;

  
  

y a las ánimas benditas

  
  

me beberé los responsos

  
  

en vino de manzanilla

  
  

y ya verá la difunta

100

 
  

si esto es mejor que la misa. (Se va.)

  

SACRISTÁN

 

Siempre me costó el encuentro;

  
  

no he visto ser más gorrista.

  
  

¡Como un náufrago devora!

  
  

¡Bebe como un cenobita!

105

 
     
     

Escena II

    
     

El SACRISTÁN y DOÑA BEATRIZ

    
     

BEATRIZ

 

¿Me conoces?

  

SACRISTÁN

 

¿Vos aquí?

  

BEATRIZ

 

Yo necesito al momento

  
  

penetrar en el convento:

  
  

quiero valerme de ti.

  

SACRISTÁN

 

Aguardad que venga el día

110

 
  

por la noche es imposible.

  
  

Vuestra impaciencia es terrible;

  
  

pero ya la portería

  
  

se cerró desde las seis.

  

BEATRIZ

 

¿Mas por qué se halla esa puerta

115

 
  

así? (Mostrando la de la iglesia.)

  

SACRISTÁN

 

La condesa muerta

  
  

allí se encuentra.

  

BEATRIZ

 

¿Queréis

  
  

explicaros?

  

SACRISTÁN

 

Nadie ignora

  
  

sino vosentre la gente

  
  

que murió la De Cifuente.

120

 
  

¡Allí está la gran señora!

  

BEATRIZ

 

Ella fue autora del mal

  
  

que hoy a todos nos acosa.

  
  

¡Desgraciada como hermosa

  
  

y rival de mi rival...!

125

 
  

¡Sor Andreallegó el día

  
  

en que al morir mi esperanza

  
  

se alza el sol de mi venganza

  
  

que nunca ha sido tardía!

  
  

Esa mujer altanera

130

 
  

que atormenta mi memoria

  
  

fue en el combate la gloria

  
  

y el honor de su bandera.

  
  

Desafiando a la suerte

  
  

combatió como soldado

135

 
  

y la fortuna le ha dado

  
  

escudo contra la muerte.

  
  

No ha muertonotodavía

  
  

se halla vigorosailesa;

  
  

esa mujer es la presa

140

 
  

que el mismo cielo me envía.

  
  

No seré la frágil caña

  
  

por el viento combatida

  
  

ni caeré a sus pies vencida

  
  

¡cadávercomo Saldaña...!

145

 
  

¡El inquisidor fray Pérez

  
  

está allí; mi sacrificio

  
  

lo vengará el Santo Oficio

  
  

juzgando a la Monja Alférez!

  
     

(Entra en la iglesia.) [111]

    
     
     

Escena III

    
     

El SACRISTÁN

    
     

SACRISTÁN

 

¡Qué gestosqué contorsiones!

150

 
  

¡Por Diosque me deja helado!

  
  

¡El cielo me ha deparado

  
  

a tratar con escorpiones!

  
  

¡Qué rencor entre las dos!

  
  

¡No quiera Dios que lo vea;

155

 
  

a la infeliz sor Andrea

  
  

la achicharrancomo hay Dios!

  
  

Ni de Dios el santo nombre

  
  

en esta ocasión le vale;

  
  

ya veremos cómo sale.

160

 
  

¡Esa mujer es un hombre!

  
  

Si su rencor furibundo

  
  

estalla en esta ocasión

  
  

se sopla a la Inquisición

  
  

y se come a medio mundo. (Se va.)

165

 
     
     

Escena IV

    
     

DOÑA BEATRIZ y el CONDE

    
     

BEATRIZ

 

Escuchadmeseñor conde.

  

CONDE

 

¿Qué me queréis? Decid presto

  
  

que tengo muy poca gana

  
  

de oír negocios ajenos.

  
  

Este pesar me preocupa

170

 
  

señoray no tengo aliento.

  

BEATRIZ

 

Es que... mucho os interesa.

  

CONDE

 

Si es malotodo lo espero;

  
  

que a quien la calma ha perdido

  
  

nada le coge de nuevo.

175

 
  

¡Mi esposa muertami hija

  
  

prófuga de este convento

  
  

sin esperanza de hallarla

  
  

y yo de pesares muerto!

  

BEATRIZ

 

Noticias de sor Andrea

180

 
  

señor condedaros puedo.

  

CONDE

 

¡Doña Beatriz!

  

BEATRIZ

 

¡Señor conde!

  

CONDE

 

Vamos... hablad al momento;

  
  

decid si no se ha perdido

  
  

en ese mundo revuelto

185

 
  

de crímenes y de escándalo;

  
  

si su honor conserva ileso;

  
  

si aún es digna de su padre

  
  

y de su nombre...

  

BEATRIZ

 

Prefiero

  
  

callar...

  

CONDE

 

¡Nodecidlo todo

190

 
  

sí; pero todoos lo ruego:

  
  

tendré valor y firmeza

  
  

para ser un juez severo!

  

BEATRIZ

 

Locainsensatademente

  
  

como no se encuentra ejemplo

195

 
  

dejó esos sagrados muros

  
  

en la noche del incendio.

  
  

Cambió el traje y como un hombre

  
  

presentáse al regimiento...

  

CONDE

 

Es una grosera farsa

200

 
  

esa que me estáis diciendo.

  

BEATRIZ

 

Es verdadconde¡os lo juro!

  

CONDE

 

¡Doña Beatrizla desprecio!

  
  

¡Renegando de su nombre!

  
  

¡Renegando de su sexo!

205

 

BEATRIZ

 

Su distinción y nobleza

  
  

le atrajeron el aprecio;

  
  

y los cordones de alférez

  
  

sobre sus hombros pusieron.

  
  

Ayer la condecoraron

210

 
  

por su valor; mas funesto

  
  

ha de ser el desenlace

  
  

de ese rasgo romancesco.

  
  

Ya el Santo Oficio ha tomado

  
  

cartas en este suceso;

215

 
  

y mañana...

  

CONDE

 

El Santo Oficio

  
  

tiene razón y está puesto

  
  

en lo justo; voy al punto

  
  

a buscarla; el regimiento

  
  

debe llegar esta noche;

220

 
  

¡veré si salvarla puedo!

  

BEATRIZ

 

Es inútilseñor conde

  
  

el Santo Oficio es severo;

  
  

sus órdenes tiene dadas

  
  

y ya vos no tenéis tiempo.

225

 

CONDE

 

Doña Beatrizla desgracia

  
  

está sobre mí cayendo.

  
  

No os separéis de la iglesia;

  
  

allí velad¡os lo ruego!

  
  

voy desatentadoloco;

230

 
  

¡no sé si vivo o si muero! (Se va.)

  
     
     

Escena V

    
     

DOÑA BEATRIZsola

    
     

BEATRIZ

 

Idseñor condeen buen hora

  
  

que cuando ella venga al duelo

  
  

hallaráen vez de don Félix

  
  

otro lance algo más serio.

235

 
  

A las cárceles sombrías

  
  

del Tribunal; ¡digno premio

  
  

a su avilantez osada;

  
  

a su osado atrevimiento!

  
     

(Entra en la iglesia.) [112]

    
     
     

Escena VI

    
     

El SARGENTO MACHETEdespués el CELADOR y ALGUACILES

    
     

MACHETE

 

El maldito Valdepeñas

240

 
  

se me ha subido al... cerebro;

  
  

las piernas se me atijeran

  
  

y el equilibrio... lo pierdo.

  
  

Se me ha subido un responso

  
  

más arriba del sombrero...

245

 
  

y de misas y... vigilias

  
  

el vientre... lo tengo... lleno.

  
  

Me he bebido las limosnas;

  
  

ya mero canto el Te-Deo...

  
  

¿Dónde estará este Gardiñas?...

250

 
  

que una urgencia grande tengo

  
  

de que me preste otros cuartos;

  
  

porque yo... de... que... comienzo

  
  

lo menos veinticuatro horas

  
  

¡me las paso haciendo fuego!

255

 
  

Y estoy sobre las barricas...

  
  

de los soldados sin miedo

  
  

hasta que el... vino me vence

  
  

y voy... a dar a dispersos.

  

ALGUACIL

 

Éste es el sitio y la hora

260

 
  

según el auto supremo

  
  

en que sor Andrea debe

  
  

venir a su infame duelo.

  
  

Soy perspicaz y muy ducho

  
  

nadie me gana a sabueso;

265

 
  

que donde yo pongo mano

  
  

otros no ponen ni el dedo.

  

MACHETE

 

¿Qué diablos quiere el golilla

  
  

con todos sus arrapiezos?

  

ALGUACIL

 

¡Ésta sí es la Monja Alférez;

270

 
  

y ya en mi poder la tengo!

  
  

¡Venid por aquíseñora!...

  

MACHETE

 

¡Qué señorani qué cuerno!

  
  

si yo tengo unos bigotes

  
  

más ariscos y más... tiesos.

275

 

ALGUACIL

 

Que os ocultéis es en vano

  
  

se adivina vuestro sexo.

  

MACHETE

 

¿Mi sexo? ¡Voto a judas!...

  
  

¿Si sabré yo lo que tengo?

  

ALGUACIL

 

Hace dos mesesdejasteis

280

 
  

las paredes del convento...

  

MACHETE

 

¡Alcalde... no me saliera

  
  

si yo viviera allá dentro!

  

ALGUACIL

 

No os descompaséisseñora

  
  

que éste es asunto muy serio.

285

 
  

Lleváis el traje de hombre

  
  

pero yo soy juez experto

  
  

y declaro ser la monja

  
  

que sin humano respeto

  
  

abandonasteis el claustro.

290

 

MACHETE

 

¡Qué claustroni qué podenco!

  
  

¡Yo soy el mismo Machete!...

  

ALGUACIL

 

¡Señoraguardad silencio;

  
  

y en nombre del Santo Oficio

  
  

daos a prisión!

  

MACHETE

 

Por el cuerno

295

 
  

del inquisidor fray Pérez

  
  

¡que yo no soy ese reo

  
  

ni esa monjani ese diablo!

  

ALGUACIL

 

¡Basta ya! Pronto el concejo

  
  

os juzgará; sois la monja

300

 
  

a quien busco con anhelo...

  

MACHETE

 

¡Os vais a encontraralcalde

  
  

con un chasco de lo bueno...

  
  

porque hay moros en la costa...

  
  

y yo soy del sexo feo!

305

 

ALGUACIL

 

Señoravamos andando.

  

MACHETE

 

¿Andando?¡veré si puedo!

  

ALGUACIL

 

A pesar de sus bigotes

  
  

y disfraz la he descubierto.

  
  

¡Cuando digo que soy listo

310

 
  

y yo no me mamo el dedo!

  
     
     

Escena VII

    
     

(DOÑA BEATRIZviendo a los golillas que se llevan alSARGENTO.)

    
     

BEATRIZ

 

¡Caíste al finmonja aleve!

  
  

¡Morirás en el tormento!

  
  

¡A mi venganza terrible

  
  

está ayudando el infierno!

315

 
  

¡Ya vas allí como prenda

  
  

del rencor que tuve opreso;

  
  

y que ya los diques rompe

  
  

y desborda de mi pecho!

  
     
     

Escena VIII

    
     

DOÑA BEATRIZ y DON FÉLIX

    
     

DON FÉLIX

 

Es la hora convenida.

  
     

(Dan las ocho.)

    
     
  

Las ánimas dando están.

320

 
  

Hoy pongo fin al afán

  
  

que está matando mi vida.

  
  

Allí la condesamuerta.

  
  

Beatriz... ya no quiero en ella

  
  

pensar¡terrible es mi estrella!

325

[113]

     

(DOÑA BEATRIZ se acerca y toca al hombro a DON FÉLIX.)

    
     
  

¿Qué me quiere la encubierta

  
  

en tal sitio y en tal hora?

  

BEATRIZ

 

¿Qué busca aquí el caballero?

  

DON FÉLIX

 

Ved que responder no quiero

  
  

si no os descubrísseñora.

330

 

BEATRIZ

 

Tal vez pesaros pudiera...

  

DON FÉLIX

 

No lo creáisal contrario.

  

BEATRIZ

 

¡Siempre audaz y temerario;

  
  

siempre osado y calavera!

  

DON FÉLIX

 

¿Me conocéis?

  

BEATRIZ

 

Como vos

335

 
  

me conocierais a mí.

  

DON FÉLIX

 

Pues decidmepese a mí

  
  

¿dónde nos vimos los dos?

  

BEATRIZ

 

¿Os inquieta mi presencia?

  

DON FÉLIX

 

Si de mí os estáis mofando

340

 
  

por Diosque me está cargando

  
  

ver ya tanta reticencia.

  
  

Si algo tenéis que decir

  
  

decidloque sólo estar

  
  

me interesa.

  

BEATRIZ

 

Voy a hablar...

345

 

DON FÉLIX

 

Pero no sin descubrir

  
  

el rostro.

  

BEATRIZ

 

(Descubriéndose.)

  
  

Mirad¡soy yo!

  

DON FÉLIX

 

¡Doña Beatriz! ¡La que un día

  
  

la dulce esperanza mía

  
  

sin piedad arrebató!...

350

 
  

¡La que traidora y perjura

  
  

huyó al pie de los altares

  
  

y me hundió de los pesares

  
  

en la horrible noche oscura!

  
  

¡La que mi nombre infamando

355

 
  

manchó mi frentetraidora;

  
  

la que a su amanteaún ahora

  
  

viene a este sitio buscando!...

  

BEATRIZ

 

Síyo le quiero salvar...

  

DON FÉLIX

 

No será¡lo juro a Dios!

360

 

BEATRIZ

 

¡Pero ese amante sois vos

  
  

don Félix de Montemar!

  

DON FÉLIX

 

¡Basta de engaño traidor!

  
  

Ese hombre ya viene aquí

  
  

sin que vuestro frenesí

365

 
  

se salve de mi furor.

  
  

¡Rudo le haré comprender

  
  

lo que vale el honor mío!

  

BEATRIZ

 

Cese vuestro desvarío.

  
  

Vuestro rival es mujer.

370

 
  

Es la misma que allí un día

  
  

la requeristeis de amores

  
  

y al ver marchitas las flores

  
  

de ese amortriste y sombrío

  
  

dejó su monjil arreo;

375

 
  

de Dios rompiendo los lazos

  
  

me arrancó de vuestros brazos.

  

DON FÉLIX

 

¡NoBeatrizyo no lo creo!

  
  

Vos queréis una esperanza

  
  

dar a mi celo y locura...

380

 

BEATRIZ

 

¡Veddon Félixque estoy pura!

  
  

¡Que todo fue una venganza!

  

DON FÉLIX

 

¡Una prueba! (Con ansiedad.)

  

BEATRIZ

 

Es que a este duelo

  
  

que con vos tiene empeñado

  
  

no vendrá.

  

DON FÉLIX

 

Nono ha sonado

385

 
  

la hora...

  

BEATRIZ

 

¡Yopor el cielo

  
  

os lo juro! El Santo Oficio

  
  

en su poder ya la tiene.

  

DON FÉLIX

 

Doña Beatrizsi no viene

  
  

os perdono; el sacrificio

390

 
  

os hago de mi rencor;

  
  

y a esa mujer la perdono

  
  

acaso tuvo en su abono

  
  

la pasión; al frenesí

  
  

no se da tributo en balde.

395

 

BEATRIZ

 

Del Santo Oficio el alcalde

  
  

aquí la aprehendiólo vi.

  
  

De mi verdad un ejemplo

  
  

don Félixos voy a dar.

  
  

Bien podemos esperar

400

 
  

si lo queréisen el templo.

  
  

Cuando oigáis sonar la hora

  
  

salidtranquila os espero.

  

DON FÉLIX

 

Cumpliré cual caballero.

  
  

Vamos adentroseñora.

405

 
     

(Entran en la iglesia.)

    
     
     

Escena IX

    
     

ANDREAsola. Suena el órgano.

    
     

ANDREA

 

¡Grata mansión donde un día

  
  

como en nido de palomas

  
  

respiraba los aromas

  
  

que en mí viven todavía!

  
  

¿Por qué en la noche sombría

410

 
  

de mi rencor furibundo

  
  

quiso mi brazo iracundo

  
  

en desesperado anhelo

  
  

cerrar las puertas de un cielo

  
  

para lanzarme a este mundo?

415

 
  

¡Pálida y agonizante

  
  

en las nieblas de la vida

  
  

voy como sombra perdida

  
  

voy como fantasma errante

  
  

con la planta vacilante

420

 
  

entre la tiniebla oscura; [114]

  
  

sin que un labio con ternura

  
  

ni con cariño me nombre!

  
  

¡Sin amorsin luzsin nombre

  
  

llorando mi desventura!

425

 
  

¡Sueños de mi dulce afán

  
  

que brotaron de repente

  
  

cual relámpago en mi mente!

  
  

¿Qué os hicisteis?¿dónde están?

  
  

¡Sueños que no volverán

430

 
  

a mi loca fantasía

  
  

fuisteis sombra y luz de un día

  
  

que embellecieron los cielos

  
  

y que el furor de los celos

  
  

convirtió en nube sombría!

435

 
  

¡Ay!si un momento gocé

  
  

la luz que el pecho entusiasma

  
  

¡se me apareció el fantasma

  
  

del hombre a quien yo maté!

  
  

¡Ni el llanto con que empapé

440

 
  

mi pupila incandescente

  
  

pudo borrar de mi mente

  
  

aquella airada figura

  
  

ni lavar la mancha impura

  
  

de sangre que hay en mi frente!

445

 
  

¡Rotos los místicos... lazos

  
  

de mi raza... vil ultraje

  
  

voy como en la mar salvaje

  
  

una barca hecha pedazos! [115]

  
  

¡Ahogar quiero entre mis brazos

450

 
  

el fantasma de mi suerte

  
  

que inmóvilcalladoinerte

  
  

ve incierto mi rudo afán!

  
     

(Dan las nueve.)

    
     
  

Las nueve sonando están...

  
  

¡Aquí me espera la muerte!...

455

 
     
     

Escena X

    
     

ANDREA y DON FÉLIX DE MONTEMAR

    
     

DON FÉLIX

 

¡Don Carlos!

  

ANDREA

 

Aquí los dos

  
  

nos hallamos. ¿Qué os asombra?

  

DON FÉLIX

 

Sois de una mujer la sombra...

  

ANDREA

 

¡Soy la justicia de Dios!

  

DON FÉLIX

 

Beatriz mintió¡quién creyera!

460

 

ANDREA

 

¿Qué tenéis?¡por Jesucristo!

  
  

Montemarque no os he visto

  
  

vacilar de esa manera.

  

DON FÉLIX

 

¡Tenedesperad un poco!

  
  

Tras de las rejas os vi

465

 
  

me lo dice el frenesí

  
  

de mi pasión.

  

ANDREA

 

¿Estáis loco?

  
  

¡Esa mujer ya murió

  
  

para vos en el convento;

  
  

su hermano en este momento

470

 
  

está delantesoy yo!

  

DON FÉLIX

 

No me quitéis la esperanza

  
  

en que mi pecho rebosa...

  

ANDREA

 

Allí dentro vuestra esposa

  
  

¡aquí afuerami venganza!

475

 

DON FÉLIX

 

¡Soy presa de una ilusión

  
  

con que mi mente delira!...

  
  

Luego Andrea... ¿fue mentira?

  
  

¿No estáis en la Inquisición?

  

ANDREA

 

¿Y qué tengo yo que ver

480

 
  

con el Santo Tribunal?

  

DON FÉLIX

 

¡Sois monja!...

  

ANDREA

 

¡Sueño fatal!...

  
  

No soy monjani mujer.

  
  

¡Vive Dios!que no es alarde

  
  

de valor lo que estoy viendo;

485

 
  

si así seguísvoy temiendo

  
  

capitánque sois cobarde

  
  

¡y que queréis evitar

  
  

de la suerte un gran percance!

  
  

Sabéis que venís a un lance

490

 
  

en que os pudiera matar

  
  

e inventáis una conseja.

  
  

Permitidme que me asombre

  
  

que más bien digna de un hombre

  
  

me parece de una vieja.

495

 

DON FÉLIX

 

¡No me insultéisvive Dios!

  

ANDREA

 

Pues olvidad lo que os digo...

  

DON FÉLIX

 

Reñiremos sin testigo.

  

ANDREA

 

No hay para qué entre los dos...

  
  

Antes oídMontemar

500

 
  

cómo aquítened por cierto

  
  

habrá de seguro un muerto

  
  

nos tenemos de explicar.

  
  

Si en una odiosa aventura

  
  

a vuestra esposa robé

505

 
  

os juro que conservó...

  

DON FÉLIX

 

¡Callad!¡callad!

  

ANDREA

 

¡Su honra pura!

  
  

jamás indigno desliz

  
  

se cometió en vuestra mengua...

  

DON FÉLIX

 

¡Teneddon Carlosla lengua!

510

 

ANDREA

 

¡Es puradoña Beatriz!

  

DON FÉLIX

 

¡No os pido satisfacción

  
  

y escucharos más no quiero;

  
  

echad al aire el acero!

  

ANDREA

 

¡Ved que no tenéis razón!

515

 
  

No quierosi me matáis

  
  

al darme fiera revancha

  
  

dejar en la honra una mancha...

  

DON FÉLIX

 

¡Ved que enojándome estáis!

  

ANDREA

 

Si mueroen vuestra conciencia

520

 
  

vais a quedar satisfecho.

  
  

Me registráis y en mi pecho

  
  

la prueba de su inocencia

  
  

encontraréiscapitán.

  

DON FÉLIX

 

¡Riñamospuesy que Dios

525

 
  

haga justicia!

  

ANDREA

 

Los dos

  
  

víctimas de nuestro afán

  
  

y nuestra infernal locura

  
  

nada nuestro ser asombra

  
  

y buscamos en la sombra

530

 
  

nuestra misma desventura.

  

DON FÉLIX

 

Riñamos y por quien soy

  
  

(Riñendo.)

  
  

¡que os he de matarlo juro!

  

ANDREA

 

¡Don Félixved que os conjuro!

  

DON FÉLIX

 

¡Ira de Dios! (La mata.)

  

ANDREA

 

¡Muerta soy!

535

 
     

(DON FÉLIX tira la espada y socorre a ANDREA; ésta sereclina sobre su pecho. DON FÉLIX busca la herida y se apercibe deque DON CARLOS es ANDREA.)

    
     

DON FÉLIX

 

¿Qué habéis hecho?¿qué habéis hecho?

  
  

¡Locura horribleinsensata!

  

ANDREA

 

¡Es la suerte quien me mata...

  
  

debéis estar satisfecho!...

  

DON FÉLIX

 

¡Andrea! ¡Andrea!... ¡Perdón!

540

 
  

¡Mátameaquí está mi acero!... [116]

  

ANDREA

 

¡Ah!soy felizporque muero

  
  

¡en tus brazos!... ¡Compasión!

  

DON FÉLIX

 

¡Soy un infame!¡asesino!...

  
  

¡Socorro!...

  

ANDREA

 

Llama al convento

545

 
  

porque ya la muerte... siento

  
  

llegar... ¡fue nuestro destino!

  

DON FÉLIX

 

¡Vive!¡dilata la vida!

  

ANDREA

 

Recibe este beso ardiente

  
  

sobre la nublada frente

550

 
  

símbolo de despedida.

  
     
     

Escena XI

    
     

(Dichos y DOÑA BEATRIZque sale precipitadamente.)

    
     

BEATRIZ

 

¡Esa mujer!

  

DON FÉLIX

 

¡Está muerta!

  

BEATRIZ

 

¡Aquí en silencio los dos!

  

ANDREA

 

Perdonad... ¡me vuelvo a Dios!

  
  

¡Llamad!... ¡Llamad a esa puerta!

555

 

BEATRIZ

 

¡Perdón!... ¡Yo te denuncié!

  

ANDREA

 

Adórala... Monte... mar...

  

BEATRIZ

 

¡Oh!¡quién te vino a matar!

  

DON FÉLIX

 

¡Infelizyo la maté!

  
     

(DOÑA BEATRIZ toca la campana; se abre la porteríaadonde se dirige SOR ANDREA llevada por DON FÉLIX. Salen lasMONJAS a recibirla.)

    
     
     

Escena XII

    
     

(Dichoslas MONJAS y la ABADESA. Todas sedetienen en el dintel de la puerta.)

    
     

ABADESA

 

¡Sor Andrea! ¡Sor Andrea!

560

 

ANDREA

 

¡Yo que en mi... postrer aliento...

  
  

traigo el... arrepentimiento...

  
  

de mis faltas!

  

BEATRIZ

 

¡Así sea!

  
     

(Se oye el órgano y canto de agonías. DON FÉLIX yBEATRIZ quedan en el centro de la escena viendo a ANDREA enbrazos de las MONJAS.)

    
     

ANDREA

 

¡Si las lágrimas redimen...

  
  

se abren las puertas... del cielo!

565

 
     

(Muere.)

    
     

BEATRIZ

 

¡Qué terrible desconsuelo!

  

DON FÉLIX

 

¡No hay perdón para este crimen!

  
     

(Cayendo de rodillas.)

    
     

FIN DEL DRAMA

    



Google