Readme.it in English  home page
Readme.it in Italiano  pagina iniziale
readme.it by logo SoftwareHouse.it

Yoga Roma Parioli Spedizioni Raccomandate Roma

Ebook in formato Kindle (mobi) - Kindle File Ebook (mobi)

Formato per Iphone, Ipad e Ebook (epub) - Ipad, Iphone and Ebook reader format (epub)

Versione ebook di Readme.it powered by Softwarehouse.it


Un ente como hay muchos

Comedia en dos actos

Emilio Alcaraz

 

 

[4]

PERSONAJES ACTORES

 

AURORA. SEÑORITA AYTA.

ELEONORA. SRA. MARTÍNEZ.

CONSTANZA. SRA. GÓMEZ.

AGUILAR. SR. MARTÍNEZ (D. L.).

MONTERO. SR. PARDIÑAS.

VIZCONDE DE OCTAVIO. SR. BEAS.

JOSÉcriado. SR. AZNAR.

[5]

Acto Primero

 

 

Sala elegante en casa de la Marquesa. Puertas laterales en segundo término yotra en el fondo que comunica con el exterior de la casa. En una de las mesas unreloj. Otra mesa a la izquierda del actor; en el fondouna ventana con vista aljardín. En la mesa de la izquierda una escribanía que se suprimirá en elsegundo acto.

 

 

Escena I

 

ELEONORA aparece sentada concluyendo de leer una carta.- CONSTANZA de piejunto a ella.

 

CONSTANZA Señora... resignación

ELEONORA ¡Ah! no puede el alma mía;

tú no sabes la agonía

que destroza el corazón.

Tú no sabes el poder 5

que ejerce por nuestro daño

un inesperado engaño

en nuestro amor de mujer.

CONSTANZA Verdad es que nunca amé;

mas en el libro del tiempo 10

vi ese Océano turbulento

en que nunca me lancé.

Vos sois discretasois viuda;

conocéis bien el amor

mas de mi edad a favor 15

tengo yo en él menos duda.

Y puesto que algo aprendí

y que padecéis ahora...

ELEONORA Di.

CONSTANZA Permitidme señora[6]

que os cuente lo que en él vi. 20

Vi que la mujer amó

mientras que amor le juraron

pero que si la olvidaron

a su vez ella olvidó.

Que sin juzgarlo de amaño25

porque el hacerlo es derecho

en un encanto deshecho

pagó engaño con engaño.

Y aun vi en esa malandanza

en engaño tan cruel 30

aminorarse la hiel

con la miel de la venganza.

ELEONORA Qué estás diciendoeso no;

podré llorar mi amargura

mas nunca a mi desventura 35

la venganza opondré yo.

Si con su farsa engañosa.

burló de mi amor la fe

Constanzayo probaré

que es mi alma muy generosa. 40

CONSTANZA Muy bien; de tanta hidalguía

de corazón yo me alegro;

mas señora... no celebro

que sufráis esa agonía

sin dar alguna expansión 45

al corazón lacerado

hecho para ser amado

por un noble corazón.

(Con intento.)

Cuando os acordéis de él

allá en vuestro afán prolijo 50

¡oh! lo olvidaréis de fijo.

ELEONORA ¿Cómo?...

CONSTANZA (Señalando la carta que tiene en la mano.)

Con ese papel.

ELEONORA Tienes razón; lo leeré

pues que la fuerza me obliga

y yo te aseguroamiga55

que su nombre olvidaré.

Opongamos fuerza a fuerza

ya que la suerte se ensaña.

CONSTANZA Señora... paciencia y maña. [7]

que vuestro orgullo no tuerza. 60

ELEONORA Bienamiga; mas en tanto

que yo entre mil dudas giro...

CONSTANZA Comprendoya me retiro

mas enjugad vuestro llanto.

Y tenedos ruegoen poco 65

cuanto hoy os ha acontecido

sin echar nunca en olvido

señoraque el mundo es loco.

ELEONORA (Sola.)

Locosítiene razón;

es loco y tan inhumano 70

que siempre carga su mano

con doblez y con traición.

Vizconde... en tu falsedad

quisiste con villanía

lacerar el alma mía 75

que te dio su voluntad

sin tener antes en cuenta

que al serte yo indiferente

amenazaba tu frente

una terrible tormenta. 80

 

(Alzando la carta.)

 

¡Oh! dijo muy bien Constanza;

en este engaño cruel

yo aminoraré la hiel

con la miel de la venganza.

Y si logro que rendido... 85

 

 

Escena II

 

ELEONORA.- VIZCONDEapareciendo en la puerta del fondo.

 

VIZCONDE DE OCTAVIO Si permitísEleonora...

ELEONORA (¡Oh suerte!) Pasad...

VIZCONDE DE OCTAVIO (Bajando a la escena.) Señora...

ELEONORA Vizcondemuy bien venido.

Sentaos y hablemos.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Sentándose.) Ohsí[8]

porque en verdad vengo ansioso 90

de oír vuestro acento armonioso

en mi amante frenesí.

¡Cuánto anheléhora por hora

volver de nuevo a Madrid!

ELEONORA Y francamentedecid; 95

(Con intención.)

era por verme?

VIZCONDE DE OCTAVIO (Con sorpresa.)

Eleonora.

¿Dudáis tal vez de mi fe

de mi loco desvarío?

ELEONORA (Con dulzura.)

Nunca creíamigo mío...

VIZCONDE DE OCTAVIO EsoEleonora...

ELEONORA No sé. 100

Será tal vez un capricho.

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿Capricho decís?

ELEONORA Cabal.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Con afectación.)

¡Oh! me despreciáis...

ELEONORA (Idem.)

No tal.

VIZCONDE DE OCTAVIO Dejáis mi amor...

ELEONORA Lo habéis dicho.

VIZCONDE DE OCTAVIO Como... así... tan de repente... 105

cuando yo vengo anhelante

amorosodelirante

a daros mi...

ELEONORA (¡Qué inocente!)

VIZCONDE DE OCTAVIO Eleonorame aturdís:

qué es lo que aquí está pasando? 110

ELEONORA Vizconde... que estáis hablando

sin saber lo que decís.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Sofocado.)

Dudáis de mícara amiga

y me llega al corazón.

ELEONORA ¿Queréis una explicación? 115

VIZCONDE DE OCTAVIO Ya veis que el caso me obliga...

ELEONORA Pues bien; os la voy a dar

aunque a la verdadvizconde

supongo no se os esconde

lo que voy a relatar. [9] 120

VIZCONDE DE OCTAVIO No comprendoMarquesita...

ELEONORA ¡Ja! ¡ja! qué gracia me hacéis:

¿con que no me comprendéis.?

VIZCONDE DE OCTAVIO (Con risa forzada.)

Je... no... (Vaya una risita.)

ELEONORA (Formalizándose.)

Pues escuchady no es cuento: 125

os ruegoMontemayor

me concedáis el favor

de estar un instante atento.

Cuando de clase a una dama

se la ama 130

y se la jura cariño...

sin aliño

sin farsa ni adulación

(Con frialdad.)

es fácil que tome parte

de la dama el corazón135

(Algo exaltada.)

y con ciega idolatría

puede un día

arder en amor su alma

(Más exaltada.)

y sin calma

perdida ya la razón... 140

puede correr gran peligro

de la dama el corazón.

(Con frialdad.)

Y yo sé de alguna el nombre...

no os asombre

que al hallarse en este caso 145

pues... acaso

se encontró que en su aflicción

(Con orgullo.)

sin piedadsin hidalguía

burlaron su corazón.

VIZCONDE DE OCTAVIO ¡La han burlado!

ELEONORA Sí por cierto; 150

(Con intento.)

y os advierto

que es dama tan orgullosa

tan celosa

de su nombre y su opinión[10]

que un desaire es una herida 155

abierta en el corazón.

(Con ligereza.)

Ella olvida en su bravura

su ternura;

recurre al mirar su daño

al engaño160

y busca sin dilación

un néctar que dulcifique

la hiel de su corazón.

VIZCONDE DE OCTAVIO Marquesa¿os formalizáis?

ELEONORA (Riendo.)

Lo dudáis. 165

VIZCONDE DE OCTAVIO Decidme¿cómo se llama?

ELEONORA (Con abandono.)

¿Quién? ¿la dama?

VIZCONDE DE OCTAVIO Puesesa dama en cuestión.

ELEONORA (Con sarcasmo.)

¿Vos lo preguntáisvizconde?

¿Nada os dice el corazón? 170

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Cielos!... será...) os aseguro

(Con afectación.)

que nada me dice...

ELEONORA (En el mismo tono con sátira.)

¿Nada?

¡Me dejáis a fe pasmada!

Todo lo ignoráis...

VIZCONDE DE OCTAVIO Lo juro.

ELEONORA Pues bien; basta ya de juego: 175

escuchadya que es preciso

el cargo será conciso;

vos me contestaréis luego.

Hubo un tiempo en que os amé

porque pensé que el amor 180

(Con ardimiento.)

era en vosMontemayor

lo que en la vida la fe.

Creí que un corazón ardiente

y sensible en vos hallaba;

(Con sentimiento.)

os amé... porque os miraba 185

cual florque se abre al ambiente.

¡Oh! no creí que guardaría [11]

vuestro corazónEnrique

contra mi amorese dique

de cortesana falsía. 190

(Con ligereza.)

Mas hoyel mundo ideal

que forjó mi pecho ardiente

desciende cual un torrente

de su bello pedestal.

Todo el amortodo el fuego195

que entre los dos ha existido

hoy ha desaparecido;

ha sidovizcondeun juego.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Con sorpresa.)

¡Marquesame despedís!...

¡Ah! ¡me destrozáis el alma! 200

ELEONORA Vizconde... tened más calma

y pesad lo que decís.

(Con intento.)

Si os escuchasen...

VIZCONDE DE OCTAVIO (Desentendiéndose.)

Ahora

que os amaba como un loco...

ELEONORA (Riendo.)

Vizcondedentro de poco 205

le diréis lo mismo a Aurora.

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Aurora! ¡Paf! ¡me plantó!)

(Afectando indiferencia.)

ELEONORA No conozco...

VIZCONDE DE OCTAVIO ¡Sí por cierto!

(Aturdido.)

(¡Jesús! ¡me ha dejado yerto!

¿Por dónde lo descubrió?) 210

ELEONORA (Con fingido interés.)

¿Qué tenéisamigo mío?

¿qué sentís?

VIZCONDE DE OCTAVIO (En el tono de antes.)

¡AyEleonora!

Siento que el corazón llora

vuestra impiedad.

ELEONORA (Riendo.)

Desvarío

VIZCONDE DE OCTAVIO (En el tono de antes.)

Mas ya desaparecerá [12] 215

de vos... (no sé lo que digo)

esa enemistad...

ELEONORA Conmigo

este lance vivirá.

¡Oh! pienso que esta memoria

es libro que no se cierra. 220

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Ay! ¡por qué no te abrestierra!)

ELEONORA (Con lástima.)

AdquirísVizcondegloria.

VIZCONDE DE OCTAVIO Me habéis dejado aturdido

os lo digo francamente.

ELEONORA (Levantándose.)

Sois un cómico excelente. 225

VIZCONDE DE OCTAVIO (Vamosme deja corrido.)

ELEONORA Vizconde...

VIZCONDE DE OCTAVIO (Levantándose.)

(El cielo me inspira.)

ELEONORA (Bien el tiro le ha asestado.)

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Uf! me deja abochornado.)

ELEONORA Permitid que me retire. 230

 

(Se va.)

 

VIZCONDE DE OCTAVIO ¡Ay! estoy sudando a mares;

¡qué borrascaqué tormenta!

¡qué de andanadas sin cuenta

qué chubascos a millares!

¡Y te has lucidomaldito! 235

en el lance te has portado!

Tras de haberte mareado

has hecho un papel bonito.

Y vamos¿qué es lo que dices?

estásVizcondealelado; 240

en la cuestión te has quedado

con tres palillos de narices.

pero¡señor! Cómo sabe

esta mujer mi extravío

si sólo Aurora... qué lío! 245

vamosduda no me cabe

de que anduvo en este enredo.

la mano de un duendejusto.

¡Ay qué lance! ¡vaya un susto!

y busque usted el desenredo. 250

A cualquiera se la doy;

desenrede usted el ovillo: [13]

pienso que soy un chiquillo

yno señorno lo soy

que nunca me han dado alcance. 255

cuando en un lance me he visto;

siempre anduve listolisto...

menos en este percance.

Pero a gran malgran remedio;

el lance no te se esconde... 260

fuerza de ánimoVizconde

tú encontrarás un buen medio.

Una mujer te abandona:

te abandona... buena es ésa:

 

(Al recitar estos versosaparece ELEONORA en el dintel de la puertapero sedetiene al oír al VIZCONDE.)

 

si te deja la Marquesa265

otra hermosura te abona;

Con que pecho al aguasí;

¿mas... desistirás ahora

del cariño de Eleonora?

noyo no dejo esto así. 270

Pues que te ha dado fiasco

bueno será que a tu vez

deponiendo la altivez

devuelvas chasco por chasco.

¡Esto es hecho! me decido275

y a esa soberbia hermosura

le devuelvo con usura

el engaño merecido.

 

(Tomando el sombrero.)

 

Marquesa... ya conocemos

yo tu amortú mi falsía280

mañana será otro día

y Eleonora... nos veremos.

 

 

Escena III

 

ELEONORA.- CONSTANZA.

 

ELEONORA ¡Oh! ¡qué vana presunción!

CONSTANZA Pensar que es cosa de juego...

ahogad yaseñorael fuego [14] 285

que arde en vuestro corazón

y haced ver a ese señor

que no es fácil que una dama

ame si no se la ama

o dé al engaño su amor. 290

ELEONORA (Con despecho.)

Constanzaestoy decidida.

CONSTANZA Yoseñorano os arguyo...

pero...

ELEONORA Noantes es mi orgullo;

yo ganaré la partida:

y haré ver que mi cariño 295

y la ilusión que forjé

cuando se burla mi fe

no es un juguete de niño.

CONSTANZA Muy bien dichoasí me gusta:

orgulloorgulloseñora300

eso que decís ahora

es lo que al caso se ajusta.

Y será curiosidad...

(yo no sé lo que barrunto)

si ahoraseñoraos pregunto 305

¿quién es esa otra beldad?

ELEONORA (Sacando la carta.)

NoConstanzapara ti

nunca secretos guardé.

CONSTANZA Esa carta...

La leeré

y así te enterarás.

CONSTANZA Sí. 310

ELEONORA (Lee.)

«Amiga mía: hace pocas horas que regresamos de Inglaterra: aún no piso elsuelo de mi paísdonde tanto ansiaba volvery ya la fatalidad me sale alencuentro. En mi viaje he conocido un hombre que me ha jurado amory me haofrecido pedirme a mi padre. Ese hombreel Vizconde Octavioa quien detestoestá en Madrid. Sólo tú puedes aconsejarme y quiero a toda costa verte.Escribe a mi padre para que me deje pasar el día contigo.- TuyaAurora.

CONSTANZA Muy bienseñoramuy bien:

una lección debéis darle. [15]

ELEONORA Ya trataré de enseñarle

que sé burlarme también.

 

(Toca una campanilla y se presenta un criado.)

 

Hoy para todos José315

estoy visible.

Y ahora

Constanza...

CONSTANZA Mandadseñora.

¿Vais al tocador?

ELEONORA Sía fe.

 

 

Escena IV

 

AGUILAR.- CRIADO.- Saliendo con un plumeroy empezando a arreglar algunossillones.

 

CRIADO Todo en desorden está320

y según echo mi cuenta

como el día se presenta

trabajo no faltará

con que fuerza es arreglar

un poco este revoltijo; 325

si no lo hago va de fijo

la señora a regañar;

y lo sintiera a fe mía:

es tan dulce y bondadosa

que cuando se enfadaes cosa330

vamosque me mataría.

 

(Sigue distraído limpiando y colocando las sillas en su sitio.)

 

AGUILAR (Apareciendo en la puerta del fondo y mirando a todas partes.)

Bien haya mi valentía

que así los escollos pasa:

ésta dicen que es su casa

y he de saberlo a fe mía. 335

Encájome en el zaguán

llamonadie me contesta

y sin pregunta y respuesta

entro con franco ademán.

¡Hola! un criado; pues entablo [16] 340

 

(Bajando a la escena.)

 

conversación: al avío

veremos si este judío

 

(Dándole una palmada en el hombro.)

 

me da alguna luz. ¡Hédiablo!

CRIADO (Asustado y santiguándose.)

¡Uf! ¿quién me pone ese apodo?

¿a quién buscáisseñor mío? 345

 

(Viéndole.)

 

(¡Pues no gasta mucho brío!)

AGUILAR A ti te busco.

CRIADO (¡Qué modo!)

AGUILAR (Vayamos muy ten con ten.)

(Bruscamente.)

Dime¿te gusta el dinero?

Contéstame.

CRIADO (Asustado y haciéndose a la espalda.)

Caballero... 350

AGUILAR Hedéjate de belén.

Yo me entiendo y bailo solo;

dimesí o noligerito.

CRIADO Pero... pero... señorito...

AGUILAR ¡Válgame Diosy qué bolo! 355

No estoy para dilaciones

si tu trabajo es prolijo.

Con que mientras que yo exijo

 

(Dándole un bolsillo.)

 

embólsate esos doblones.

CRIADO (Tomándole.)

(¡Jesús! ¡Jesús qué rareza!... 360

Y vamos; ¿qué se os ofrece?

según veome parece...

AGUILAR (De mal humor.)

¡Quién habla aquí!...

CRIADO (Asustado.)

Qué viveza

de señor.

Contéstame.

¿Tú sirves a la marquesa 365

de Buena-vista?

CRIADO Sía ésa.

AGUILAR ¿Cómo te llamas?

CRIADO José. [17]

(Animas del purgatorio

según se empieza a explicar

pienso que esto va a acabar 370

en un interrogatorio.)

AGUILAR ¿Sabes si tieneJosé

un amante la marquesa?

CRIADO ¡Un amante... buena es ésa!...

yoseñor... yo... no lo sé. 375

AGUILAR O te rompo una costilla

o hablas con más diligencia.

CRIADO (Gracias por esa advertencia;

pues es una maravilla:

hable usted sin dilaciones380

sin reparosin temor

que le pido este favor

moliéndole a pescozones.)

AGUILAR A saber; ¡qué estás pensando!

boloniode...

CRIADO ¡Válgame! 385

AGUILAR De Lucifer.

CRIADO (Santiguándose.)

¡San José!...

AGUILAR ¡Pepito!... ¿Te estás burlando?

CRIADO Que me he de burlarseñor;

si es que me falta el aliento.

AGUILAR José... no seas jumento; 390

no hagas caso de mi humor.

Verdad es que es algo fuerte

mas pasa con ligereza:

con que fuera de pereza.

CRIADO Señor... 395

AGUILAR ¡Querrás convencerte!...

¡Ay! sí señorme convenzo:

(de salir no hallo otro trance.)

AGUILAR Pues al lance.

CRIADO Voy al lance.

AGUILAR Empieza ya.

CRIADO Ya comienzo. 400

En efectoyo me creo...

pero señor...

AGUILAR ¡Bá!... confiesa.

CRIADO Puessí señorla marquesa

tiene cierto devaneo... [18]

AGUILAR ¿Acabarásavechucho? 405

tal vez esté enamorada.

CRIADO Pienso que de eso no hay nada

no debe de quererle mucho.

AGUILAR Pues...

CRIADO Os lo diré al contado

y será así de rondón; 410

ese galán en cuestión

es un niño almivarado;

y una señora de prendas

cual en sí la mía reúne

no creo yo que así se une 415

pues...

AGUILAR Celebro que me entiendas.

¿Cómo se llama el dandy

de que tratamos? Responde.

CRIADO Señorse llama el vizconde

de Octavio.

AGUILAR ¿De Octavio?

CRIADO Sí. 420

AGUILAR (Sentándose.)

Bienya nada necesito;

mas te encargo discreción.

En la presente ocasión

(Hace seña de que salga.)

es el mejor requisito.

CRIADO (Marchándose.)

Si digo que no lo entiendo: 425

¡por tan mezquinas razones

así derrama doblones!

no lo creo y lo estoy viendo.

Y niéguele usted... pues ya;

el dar dinero es su fuerte. 430

¿Quién resiste de esa suerte?

lo menos es un Pachá.

(Riendo y sonando el dinero.)

De qué modocon qué ahínco...

¡No es extraño que me asombre!

¿Pero quién será este hombre?... 435

(Contando las monedas.)

unadostrescuatrocinco...)

 

(Vase.)

 

AGUILAR Echemos bien nuestra cuenta

porque Luisa la verdad[19]

no hay una necesidad

de mover una tormenta. 440

¿EstásLuisenamorado?

Lo estássíperdidamente;

¿le serás indiferente?

Esto es lo que no he pensado.

(Levantándose.)

Tengo un rivalbien auguro; 445

y es Vizconde... tontería:

nobleza contra poesía

vence el versode seguro.

 

 

Escena V

 

AGUILAR.- MONTERO.

 

MONTERO (Desde el fondo figurando hablar con un criado.)

Está bien; espero aquí

hasta verla.

(Entrando y fijándose en AGUILAR.)

Caballero 450

¡Pero qué veo!

AGUILAR (Abrazándole con efusión.)

¡Montero!

¿Otra vez de vuelta?

MONTERO Sí.

Me cansé ya de viajar

y vengo...

AGUILAR ¿Tras una pista?

Yo estoy también de conquista. 455

MONTERO Yo no vengo a conquistar.

AGUILAR Siempre con tu eterna calma.

MONTERO Siempre con mi desengaño;

ya es tiempo que tras el daño

procure endulzar el alma. 460

AGUILAR Me estáis dejando asombrado:

Eduardo ¿qué te sucede?

te encuentro mudado.

MONTERO ¡Puede!

Es que estoy desengañado.

AGUILAR ¿Y de quévamos a ver465

tienes la ilusión perdida? [20]

MONTERO Son arcanos de la vida;

no lo pretendas saber.

Hablemos de tus amores

de tu gusto favorito. 470

¿Te enamoraste?

AGUILAR Maldito.

MONTERO Haces bien: no te enamores

que el hombre que vive amando

y en el cariño creyendo

va su existencia royendo 475

y su dicha emponzoñando.

De ese goce la ilusión

esLuisuna flor divina

¡mas ay! reserva una espina

que mata sin compasión. 480

En el placer arrullado

al ir a buscar ventura

en doloren amargura

se halla el hombre encadenado.

AGUILAR Dices bien; siempre el amor 485

se me pasó por montera:

a esa imagen embustera

nunca he prestado calor.

Pero ahorafrancamente

la mujer a quien yo quiero 490

te lo aseguroMontero

no me es tan indiferente.

MONTERO ¿Y quién es?

AGUILAR Eres discreto

y te lo voy a decir:

a másme puedes servir 495

de mucho en este secreto

Ha tres díasdescuidado

en reflexión embebido

solitariodistraído

andaba yo por el Prado. 500

De prontoel roce ligero

me despierta de una falda

y veo junto a mi espalda

el rostro más hechicero

de más gracia y más poesía 505

que en mis amantes ensueños

en mis instantes risueños [21]

forjaba mi fantasía.

Sígola con ansiedad

con amante frenesí... 510

MONTERO ¿Y por fin lograste?...

AGUILAR Sí

saciar mi curiosidad.

MONTERO ¿Qué es lo que yo puedo hacer

en tu naciente quimera?

AGUILAR Hacer que yo entre en la esfera 515

en que habita esa mujer.

Su riqueza y su blasón

hacen que un daño presuma.

MONTERO (Con dignidad.)

¿No es un tesoro tu pluma

y un mundo tu corazón? 520

AGUILAR ¿Piensas tú?...

Que eres un niño

si de eso sólo te quejas.

AGUILAR Es decir que me aconsejas...

MONTERO Pues; que la hables sin aliño.

Pero piensa que es certeza 525

que no sirve una pasión

si no vas al corazón

y hablas sólo a la cabeza.

Ha de ser con gran ardimiento

con un lenguaje profundo 530

que no lo comprenda el mundo

sino sólo el pensamiento.

AGUILAR (Con arrebato.)

¡Oh! sísí; es preciso hablar:

necesito convencer.

MONTERO Hablar a la mujer... 535

Teme el engañoAguilar.

AGUILAR Me asustasMonteroa fe

y contenerme no puedo;

ansío amary me da miedo

el escucharte.

MONTERO ¿Por qué? 540

AGUILAR Porque tiene un no sé qué

tu lenguaje incomprensible

que el amor me hace temible.

MONTERO Pues no comprendo por qué.

Túcalavera sin tino[22] 545

que el amor miras cual juego

sin que te encienda su fuego

¿vas a hacer tal desatino?

Túque en óptica ilusoria

el cariño has contemplado 550

sin que te haya entusiasmado

ni su goceni su gloria...

ahora vas en tu locura

a lanzarte... ¡qué extravío!

¿en ese espacio bravío 555

del candorde la ternura?

Túque con tanta osadía

te enamoras... por capricho

como tú mismo me has dicho

veinte veces cada día560

vas de veras?...

AGUILAR Es preciso;

fuerza es confesarlo.

MONTERO Bien.

AGUILAR Y que me ayudes...

MONTERO También.

AGUILAR Y que me case.

MONTERO Es bien liso.

Pero a quién es a quien ama565

tu corazón?

AGUILAR A eso voy

¿Estás decidido?

MONTERO Estoy.

A saber cómo se llama.

AGUILAR (Dudando.)

Bien poco que saber tiene.

MONTERO Pues dilo.

AGUILAR El rico tesoro570

la mujer a quien adoro...

MONTERO ¿Cómo se llama?

AGUILAR (Viendo aparecer a ELEONORA en la puerta de la derecha.)

Allí viene. [23]

 

 

Escena VI

 

AGUILAR.- MONTERO.- ELEONORA.

 

MONTERO (¡La Marquesa! ¡Qué le digo!)

ELEONORA Muy bien venidoMontero.

MONTERO Bésoos los pies

ELEONORA (A AGUILAR.)

Caballero 575

MONTERO Dispensades un amigo

a quien tengo hoy el honor

de presentaros.

ELEONORA Sabéis

Monteroque cuanto hacéis

me proporciona un favor: 580

que podéis obrar sin tasa

y mil veces os lo he dicho

a vuestro libre capricho

pues estáis en vuestra casa.

MONTERO Graciaspor vuestra bondad. 585

ELEONORA Es de una amiga el deber.

AGUILAR (Es divina esta mujer.)

MONTERO Sois modelo de bondad.

ELEONORA Masseñoressi gustáis

podéis sentaros. 590

AGUILAR (Ofrece una silla a ELEONORA; cada cual toma una.)

MONTERO Sois muy amableEleonora.

ELEONORA GalanteMonteroestáis.

MONTERO Creo que siempre...

ELEONORA Por entero.

Pero nunca presumí

o a lo menos no advertí 595

el que fueseis lisonjero.

MONTERO Me hacéisamigaun agravio.

AGUILAR En verdadtambién lo creo

pues que por fortuna veo

que no ha mentido su labio. 600

Y sin que sean ilusiones[24]

porque yo no sé fingir

pienso que debió decir

modelo de perfecciones.

ELEONORA Graciasseñor de...

AGUILAR Aguilar. 605

ELEONORA Creo que conozco ese nombre.

MONTERO Lo que es esono os asombre

pues sabe hacerse nombrar.

Es de fuego su cabeza

y a mí decirlo me toca: 610

su nombre de boca en boca

vuela con rauda presteza.

ELEONORA Ahora recuerdo...

AGUILAR Señores...

os lo ruegopor piedad...

no hay una necesidad 615

de hacerme tantos favores.

ELEONORA No es cuando hay justicia en vano.

AGUILAR Bien podrá ser un efecto

de mi geniosi es defecto

de serseñoraalgo llano. 620

ELEONORA ¿Sois tal vezy perdonadme

el que con gloria completa

es el rey como poeta

del teatro?

AGUILAR ¡Oh! ¡no elogiadme!

Si ese nombre yo adquirí 625

con mi trabajo a porfía

no ha sido la culpa mía

pues nunca lo pretendí.

Y aun he llegado a pensar

si me adulaban...

ELEONORA Injusto630

pues no se adula ante el gusto

de un pueblo enteroAguilar.

¡Oh! miro como adorable

de los poetas la suerte.

AGUILAR Pero es también dura muerte 635

ELEONORA No comprendo...

AGUILAR Es innegable.

¡Cuando se concentra el ser

cuando la dicha se alcanza

llenos de dulce esperanza

de manos de una mujer! [25] 640

cuando se es correspondido

por el ser que el alma adora

y se pasa hora tras hora

en su cariño embebido;

cuando nuestro pecho tiende 645

a rendir su vasallaje

y habla de amor el lenguaje

con un ser que lo comprende

entonces nuestro desvelo

nos proporciona una vida650

un paraíso que convida

en un ignorado cielo;

y el corazón afanoso

en el placer extasiado

se adormece enamorado 655

en un edén delicioso:

y ardiente en sus amores

nuestro espíritu gozando

feliz se va deslizando

por una senda de flores660

y con su ilusión divina

en aquel vergel se arroja

y al coger hoja tras hoja

jamás encuentra una espina.

Y tras el bello oropel665

tras la dicha que allí impera

se le ofrece en su quimera

dichaternuralaurel:

y en su delirio gozando

cuanto en torno encuentra adora. 670

Esta es la vidaseñora

del poeta que vive amando.

Mas cuando el triste agonía

anhelando de la suerte

como un obsequio la muerte675

se sufre uno y otro día;

cuando rebosando amor

con el almacon la vida

vemos la ilusión perdida

en un caos de dolor; 680

cuando se pierde la fe

el sentimientola calma

y se le pregunta al alma [26]

y nos contesta -«no sé:»

cuando sólo un torbellino 685

de padecer y tortura

en vez de goce y ventura.

nos lega nuestro destino

¡ay! entonces nuestra vida

nos proporciona un infierno690

en vez del placer eterno

que al hombre feliz convida.

Se vive desesperado

y el alma la hiel devora:

esta es la vidaseñora695

del poeta que no es amado.

ELEONORA Muy bienhistoria completa;

mas... del amor puede huir.

MONTERO ¿Sabéis si podría vivir

sin adorar un poeta? 700

ELEONORA Pues vos mismo me habéis dicho

mil vecesbien lo sabéis

que el amor no conocéis

ni aun en un leve capricho.

¿Qué es lo que debo creer? 705

MONTERO CreedEleonoraque miente

quien dice que amor no siente.

ELEONORA Pues...

MONTERO Me dejaré entender.

No es preciso que el amor

nos arrebate el sentido 710

para sentir el fluido

de ese fuego abrasador.

Nosotrosy es la verdad

damos nuestro corazón

al amor de una ilusión 715

cual al de una realidad.

Y yo que nunca creí

en cariño...

ELEONORA De mujer:

dejadlo al fin comprender.

MONTERO Entre ilusiones viví. 720

ELEONORA ¿Vivísseñor de Aguilar

vos también ilusionado?

AGUILAR No: yo vivo enamorado

mas amo sin esperar. [27]

ELEONORA ¿Conque amáis?

AGUILAR Por mi martirio725

a una celestial mujer.

ELEONORA ¿Ella os hace padecer?

AGUILAR Ella ignora mi delirio.

ELEONORA Dispensadme... mas extraño

que en vuestro loco adorar 730

no procuréis el buscar

un remedio a vuestro daño.

Si es sensible...

AGUILAR Con extremo.

ELEONORA Pues entonces bien pudiera...

AGUILAR ¡Ayseñora! en mi quimera 735

un desengaño me temo.

ELEONORA Dudo que así consigáis

lo que vuestro amor pretende

si ella el cariño no entiende

o si vos desconfiáis: 740

con arrojo y decisión...

AGUILAR Vos juzgáis...

ELEONORA No os asombre:

¿qué no conseguirá el hombre

cuando toca al corazón?

AGUILAR (Con efusión.)

Graciasseñora; me dais 745

un consuelo peregrino:

un néctar dulcedivino

en mi pecho derramáis.

(Se levantan.)

Tal instante quedará

aquí en el alma grabado. 750

ELEONORA También la mía con agrado

creed que lo recordará.

Contadseñor de Aguilar

con mi amistad.

AGUILAR (¡Oh alegría!)

Tendré a honor en este día 755

vuestro trato el cultivar.

ELEONORA Vos sabéis que en amistad

la vuestra a muchas prefiero.

MONTERO ¡Tanto favor!...

ELEONORA NoMontero.

MONTERO ¡Ohseñora! [28]

ELEONORA Es la verdad. 760

AGUILAR (Tomando el sombrero.)

Si nos permitís ahora...

ELEONORA ¿Os retiráis?

MONTERO (Tomando también el sombrero.)

Con disgusto.

ELEONORA No molestáis.

MONTERO (Saludando.)

Pero es justo....

AGUILAR (Idem.)

A los pies de ustedseñora.

 

(Vanse los dos por el foro.)

 

 

Escena VII

 

ELEONORA ¡Cuán hermoso es el cariño 765

en el alma de un poeta!

¡Oh! ¡qué dicha tan completa

guarda esa ilusión de niño!

¡Aguilar!... ¡Es tan amante!

¡tan fino y apasionado! 770

¡Cuánto fuego entusiasmado

hay en su alma delirante!

¡Poeta... ilusiones... amor!

¡Cuánta dicha y hermosura!

¡Cuánto placer y ternura 775

vaga en vuestro derredor!

¡Aguilar!... mas devaneo;

él ama de corazón

y no podré en mi ilusión.

conseguir lo que deseo. 780

Ello es cierto que a mi alma

ha causado un sentimiento...

yo no séno sé qué siento...

pero... se ahuyenta mi calma.

¡Es amor!... ¡Es simpatía 785

lo que he llegado a sentir!...

¡Ah! no puedo definir [29]

lo que encierra el alma mía.

 

(Se vuelve a sentar y queda pensativa: momento de pausa.)

 

 

Escena VIII

 

ELEONORA.- CONSTANZA saliendo por la derecha.

 

CONSTANZA (Con interésaproximándose a su señora.)

Señora; ¿sufrís?

ELEONORA Sía fe.

CONSTANZA ¿Por qué? 790

ELEONORA Yo no sé lo que presiento...

CONSTANZA Lo siento.

ELEONORA Tengo aquí un intenso ardor...

CONSTANZA Amor.

ELEONORA Que el alma interesa ya 795

CONSTANZA Quizá.

Mas si ello aumentando va

debéis curarlo con tino;

yo vuestro sentir atino.

ELEONORA ¿Porque siento amor quizá? 800

CONSTANZA Vosseñoralo habéis dicho.

ELEONORA Capricho.

CONSTANZA ¡Oh!... yo no lo afirmaré.

ELEONORA ¿Qué?

CONSTANZA Que algún tiempo durará. 805

Pasará.

Y pienso no tardará:

pues si al Vizconde he querido

es el amor que he sentido

capricho que pasará. 810

(Levantándose.)

Mas dejemos este enredo

que me incomodaConstanza;

quiero jugarle una chanza

al tal Vizconde¡pardiez!

Quiero ver si en esta broma 815

harto pesada en conciencia

con amañosa paciencia

logro humillar su altivez.

CONSTANZA ¿Qué queréisseñora mía

hacer en tal ocasión? [30] 820

ELEONORA (Aproximándose a la mesa de la derecha.)

Herirle en el corazón.

CONSTANZA ¿Y vos lo pensáis lograr?

ELEONORA (Sentándose y tomando papel.)

ELEONORA Mucho sintierapor cierto

que me venciera en la lucha.

CONSTANZA No ignoro que sois muy ducha; 825

pero él...

ELEONORA (Escribe.) Lo voy a probar.

CONSTANZA Tened cuidadoseñora

pues son bromas muy pesadas

las que en amor van mezcladas.

ELEONORA (Después de una pausacerrando dos cartas.)

Una... dos: muy bienasí. 830

AhoraVizcondeya estamos

en la lucha frente a frente.

(Escribe.)

CONSTANZA Por Diosseñora.

ELEONORA (Cerrando y poniendo el sobre.)

Corriente.

(Levantándose.)

ÉstaOctaviopara ti.

Constanzallama a José. 835

Estas cartas al momento...

(Dándoselas.)

CONSTANZA Por Diospor Diosid con tiento

en vuestro justo desdén.

Aunque sea ciertoseñora

que una lección debáis darle... 840

ELEONORA Ya trataré de enseñarle

que sé burlarme también.

¡Oh!... si logro que rendido

desmaye su corazón

que no espere compasión. 845

CONSTANZA No se la debéis tener.

ELEONORA Que aprenda en su villanía

ya que burló mi esperanza

que guarda también venganza

un corazón de mujer. 850

FIN DEL ACTO PRIMERO.

Acto Segundo

 

 

Decoración del anterior.

 

 

Escena I

 

ELEONORAescribiendo con un lápiz en un libro de memoriasmesa de laizquierda.- Luego CONSTANZA y AURORA.

 

ELEONORA (Escribiendo.)

Ya está la memoria hecha.

Octavio... engañada... así

será... eterno... para... mí.

Se concluyó: ahora la fecha.

 

(CONSTANZA y AURORA saliendo por el fondo.)

 

CONSTANZA Albriciasseñoraalbricias; 5

es la señorita Aurora.

ELEONORA (Abrazándola.)

¡Amiga mía!

AURORA (Idem.) ¡Eleonora!

ELEONORA ¡Juntas de nuevo! ¡Oh delicia!

AURORA (Quitándose la capota.)

¿Con que al fin tengo el placer

de darte amiga un abrazo? 10

ELEONORA En nosotras este lazo

une la dicha al deber.

AURORA ¿Siempre amigas?

ELEONORA A porfía.

AURORA ¿De veras?

ELEONORA De corazón. [32]

De amistad la sensación 15

no se olvidaamiga mía.

AURORA ¡Cuánto tenemos que hablar

con tantos días de ausencia!

ELEONORA Ya perdía la paciencia:

¡Cómo me has hecho esperar! 20

AURORA Pero ya estoy a tu lado

y gozaremosquerida

del placer que nos convida

momento tan deseado.

ELEONORA Vamossi no te es violento25

al jardín...

AURORA Y allí hablaremos.

ELEONORA Así al menos estaremos

descuidadas.

AURORA Al momento.

ELEONORA Con permisoavisaré.

(Toca la campanilla y sale un criado.)

Si viene alguna visita30

que pase al salón invita.

CRIADO Y aviso...

ELEONORA Al jardínJosé.

 

 

Escena II

 

MONTERO.- AGUILARpor la puerta del fondo. LUIS distraído entra y se sientadelante de la mesa donde escribió ELEONORA. Al ver el libro que dejó olvidadoempieza a ojearlo.

 

CRIADO Pasadseñorespasad:

voy a avisar al instante.

AGUILAR (De mal humorsentándose.)

No es necesariobergante. 35

MONTERO No hay de ello necesidad.

¿A dónde está tu señora?

CRIADO Con una amigaun momento

que estaba en este aposento

mas bajó al jardín ahora. 40

MONTERO Puesque disfrute apacible[33]

ya que grato le parece.

Retírate.

CRIADO Se os ofrece...

MONTERO Gracias.

AGUILAR (Con alborozo levantándose.)

¡Sería posible!

MONTERO Que es ese grito profundo; 45

¿cometiste algún desliz?

AGUILAR (Abrazándole.)

Soy el hombre más feliz

que puede haber en el mundo.

Dame mil enhorabuenas.

MONTERO Te las doy de corazón 50

si conservas la razón.

¿Que te ha sucedido?

AGUILAR ¡Apenas!

¡Sabes que andaba hecho un loco

por poder adivinar

si Eleonora podría amar!... 55

Pues ya lo sé.

MONTERO No es muy poco.

Y dimesi no (1) es capricho

o si no media secreto;

o yo soy muy indiscreto

o no vi quien te lo ha dicho60

¿Será lo último?

AGUILAR De fijo;

MONTERO Chico¿algún duende?

AGUILAR Quizá.

MONTERO Pues es difícil...

AGUILAR Será...

MONTERO El saber ese acertijo.

AGUILAR Vamoshombreestás soñando 65

o estás por la inversaen vilo.

(Llevándolo hacia la mesa.)

MONTERO Pues en ese casodilo.

AGUILAR ¿No ves lo que estoy mirando?

MONTERO Bien: un libro.

AGUILAR Pues.

MONTERO ¿Y qué? 70

AGUILAR ¿Aún no caes?

MONTERO Te lo juro

AGUILAR ¿Estás loco? [34]

MONTERO Te aseguro...

AGUILAR Bien: aproxímate y lee.

MONTERO (Lee.)

«El sentimiento de mi corazón hacia el hombre que me juraba cariñosóloha sido un efímero capricho cual el suyo. Hoy 23 de abril juro odio eterno alVizconde de Octavio.»

(Dejando el libro.)

Bravomemoria divina;

a fe de Eduardo me place. 75

AGUILAR (Fuera de sípaseando por la escena.)

¿A quién delirar no hace

esa mujer peregrina?

Si señorno hay que cansarse;

de gravedad me revisto;

si su cariño conquisto80

no hay remediohay que casarse.

MONTERO Aguilarme desesperas.

AGUILAR Es bella de mil maneras.

MONTERO La mujer es caprichosa

AGUILAR Pero es lindadeliciosa. 85

MONTERO Te querrá o no te querrá.

AGUILAR Eso luego se verá.

MONTERO ¡Oh! Si en amor no la cazas...

AGUILAR Y bien llevo calabazas.

MONTERO No es fruta muy placentera. 90

AGUILAR Eso es bobadaquimera.

MONTERO De tu paciencia me admiro.

AGUILAR No me he de pegar un tiro.

MONTERO No seas troneraAguilar.

AGUILAR Digo que me he de casar. 95

MONTERO Pues si das en la manía...

AGUILAR Bienme saldré con la mía.

MONTERO ¿Tú sabes lo que es casarse?

Es Aguilarenterrarse;

luegosi entra la tibieza... 100

AGUILAR La quitará su belleza.

MONTERO Yo te doy este consejo...

AGUILAR Eduardoaún no eres tan viejo.

MONTERO Pero a to no se te se esconde...

AGUILAR Quiero vencer al Vizconde 105

Eduardolo dicho dicho;

le he de decir que es un bicho[35]

y si me grita el zoquete...

MONTERO ¿Qué harás?

AGUILAR Le doy un moquete.

MONTERO Y lo echas todo a rodar. 110

Repara...

AGUILAR ¡Qué reparar!...

me caso no me detengo.

MONTERO A tu promesa me atengo.

Aunque creo que arrepentido...

AGUILAR Pierde cuidadoquerido. 115

MONTERO Si te acusa la conciencia...

AGUILAR Me cargaré de paciencia;

así alcanzo mi perdón

y me dan la absolución.

MONTERO Pienso que es un desvarío. 120

AGUILAR Te engañas amigo mío.

MONTERO Si el casarte es tan urgente

ya no me opongocorriente.

Sólo te diréAguilar

que antes lo debes pensar. 125

AGUILAR Ya lo tengo bien corrido.

MONTERO Nadapues se ha concluido;

si estás decididobien.

Requiescant in pace.

Amén.

MONTERO Piénsalo muchoAguilar130

y no partas de ligero;

para casarteprimero

tu pecho has de consultar.

Sempiterno calavera

no eres tú para casado135

y fueras un paso mal dado

el que lo hicieses.

AGUILAR Espera.

Es cierto que acostumbrado

el amor a no sentir

Siempre he podido reír 140

del que he visto enamorado.

Soy veletano lo niego;

caprichosoes la verdad;

pero en esta veleidad

siento del amor el fuego. 145

No lo comprendo yo mismo; [36]

poetalocoenamorado

conozco que estoy lanzado

en un insondable abismo.

¡Cómo ha de ser! presto calma150

porque no puedoMontero

oponerme cual yo quiero

a esta sensación del alma.

Si vieras cuánto luché

cuando este afecto sentí155

pero débil me rendí;

y amante me resigné.

Siempre soñé la belleza

y nunca me hizo ilusión:

Monteromi corazón 160

jamás mandó a mi cabeza.

¡Mas qué quieres! ¡qué he de hacer!

es preciso conformarse;

¿quién podrá no enamorarse

cuando ha visto a esa mujer? 165

MONTERO Es un bien enamorarse

y aun es esencial en ti;

¿pero no es locuradi

el casarse por casarse?

¿A quién esto se le ocurre? 170

Lo primero que has de hacer

esestudiar la mujer;

cavilapiensadiscurre;

no hay que dudarloAguilar;

es una joya Eleonora175

que mil gracias atesora

de un mérito singular.

Mas debesamigo mío

penetrar su pensamiento

y no es cosa de un momento; 180

lo contrario es desvarío.

Te hallarás a lo mejor

en tu juventud florida

aborreciendo la vida

sin venturasin amor. 190

Y en nuestra senda de gloria

de ilusión y de poesía;

el desencanto de un día

es de dolor una historia. [37]

¿Y qué nos puede quedar 195

si nos roban la ilusión?

Un poeta sin corazón

es una tumbaAguilar.

Hastiado cambia a la vez

perdida la fantasía200

el laurel de la poesía

en un fúnebre ciprés.

Y marcha errante y sin tino

a través de sus azares

sembrando do quier pesares 205

solitario en su camino.

Y en esa senda de abrojos

que al alma inflexible hostiga

no encuentra una mano amiga

que quiera enjugar sus ojos. 210

AGUILAR (Pensativo.)

¿Y qué hacer?

MONTERO Debes decir

ese cariño a Eleonora

que tu corazón la adora

que así no puedes vivir.

Que tu vida es mi tormento215

que necesitas su amor

que te devora el dolor

que te conceda...

AGUILAR (Pausa breve.) Un momento.

Es el caso que no puedo...

MONTERO ¡Aguilar!...

AGUILAR Nadaclarito; 220

si la hablome pierdo.

MONTERO Chito;

pues escríbela.

AGUILAR Concedo.

¡Cielo santo!

MONTERO Acaba pronto.

AGUILAR He aquí todo un calavera

que ama por la vez primera 225

para convertirse en tonto.

MONTERO ¿Pero qué haces?

AGUILAR No lo sé.

MONTERO ¿Escribes? [38]

AGUILAR ¿Cómo y en dónde?

MONTERO ¡AyAguilar! Si el Vizconde

te viera...

 

(Va a la puerta.)

 

AGUILAR Pero...

MONTERO (Llama.)

José. 230

 

 

Escena III

 

Dichos.- CRIADO apareciendo.

 

CRIADO ¿Habéis llamadoseñor?

MONTERO Sí.

AGUILAR (¿Pero qué hacesMontero?)

MONTERO (Complacerte por entero

aunque no eres acreedor.)

(Al CRIADO.)

¿Dónde se puede escribir 235

una carta?

CRIADO (Señalando a la puerta de la derecha.)

Aquí hay recado

todo lo tengo arreglado;

os podéis de ello servir.

¿Avisaré a la señora?

MONTERO NoJoséno me es preciso 240

gracias.

CRIADO Con vuestro permiso.

MONTERO (Viéndole marchar.)

Retíratebien.

(A AGUILAR.) Tú ahora.

AGUILAR Con que es preciso.

MONTERO Preciso.

AGUILAR Pecho al agua.

MONTERO ¿Hay quien te prive?

AGUILAR Con que he de escribir...

MONTERO (Llevándole hacia la puerta.)

Escribe245

pero prontosé conciso.

 

(Vase AGUILAR.) [39]

 

MONTERO Gozad con vuestra ilusión

que yo sufro con la mía

devorando la agonía

de mi pobre corazón. 250

¡Ay! tan sólo es el amor

para el pensamiento mío

leve gota de rocío

que acaricia mustia flor.

¡Mi amor! es sombra perdida255

que en turbión arrebatado

tan sólo aquí me ha dejado

la zozobra de mi vida.

¡Ilusión! ¡qué es para mí

si la esperanza halagüeña 260

que contemplaba risueña

quizá por siempre perdí!...

Luz que brillante lució

en mi pobre pensamiento;

¿por qué furibundo el viento 265

para siempre te apagó?

¿Por qué al quererme mostrar

tu fuego que era mi vida

te he de contemplar perdida

para nunca más tornar? 270

Vuelve por Dios a tu ser

luz de mi amor misteriosa

deja que te mire hermosa

en tu forma de mujer.

¡Ah! ¡vuelve por compasión 275

para el alma que te adora!

Torna a mí...

 

 

Escena IV

 

MONTERO.- AURORA por el fondo.

 

AURORA (Viéndole.)

¡Cielos!

MONTERO (Idem.) ¡Aurora!

AURORA ¡Es un sueño! [40]

MONTERO ¡Es ilusión!

¡Vos aquícuando creía 280

en mi loco devaneo

que el alma de mi deseo

quizá por siempre perdía!

¡O tal vez vuelvo a soñar

con la celestial visión 285

que forjará mi ilusión

en mi eterno delirar!

AURORA ¡Montero!...

MONTERO (Con afán.) Sí háblameAurora;

habladdecid que despierto

cuanto estoy mirando es cierto290

decidlo por Dios.

AURORA Ahora

nos es preciso guardar.

silencio.

MONTERO ¿Pero me amáis?

AURORA Montero... ¿acaso pensáis

que yo os pudiera olvidar? 295

Vos habéis sido constante

el ensueño delicioso

que me ha consolado hermoso

MONTERO GraciasAurora; este instante

que nos da nuestra ternura 300

con tan hermosos colores

irá derramando flores

por un mundo de ventura.

AURORA ¿Me amáis?

MONTERO (Con delirio.) Más que al alma mía.

AURORA ¿Me lo juráis?

MONTERO Os lo juro. 305

AGUILAR (Desde la puerta de la derechaescuchando los dos últimos versos.)

MONTERO ¿Y vos?

AURORA Os lo aseguro

MONTERO Gracias.

AGUILAR (Muy bien.)

AURORA ¡Qué alegría!

Mas retirémonos ya.

(Dirigiéndose a la mesa y tomando el Álbum.) [41]

Éste es el libroMontero.

Adiós quedad.

MONTERO Mas primero 310

vuestra mano...

AURORA (Dándosela y marchándose hacia la puerta del fondo.)

Pronto.

MONTERO (Encontrándose al volver con AGUILAR.)

(¡Ah!)

 

 

Escena V

 

MONTERO.- AGUILAR.

 

MONTERO (Si me ha visto...)

AGUILAR (¡Disimula

Bravo!)

MONTERO (¿Qué es lo que le digo?) 315

¿Aguilar?

AGUILAR ¿Querido amigo?

MONTERO ¿Escribiste?

AGUILAR ¿Quién lo duda?

Ya mi carta concluí

mas de un modo bien extraño.

MONTERO ¿La razón?

AGUILAR Me ha hecho algún daño 320

 

(Señalando a la derecha.)

 

cierta cosa que allí vi.

MONTERO (Con interés.)

¿Has visto?¿cómo? ¿por dónde?

AGUILAR No te apurescaro amigo;

no reza el lance contigo.

MONTERO ¿Pero qué has visto? responde. 325

AGUILAR Ya mi carta iba a empezar

cuando por frente al balcón

cual faro de perdición

vi al Vizconde atravesar.

MONTERO (¡Acabaras!)

AGUILAR (¡Eh! ¡qué tal! 330

¡Guarda silencio! ¡Tunante!)

Cuál se alegrará el bergante [42]

cuando se halle sin rival.

MONTERO (Sorprendido.)

¡Qué dices!

AGUILAR Síte lo juro.

Tanto ese nuncio ha podido335

que al final he desistido

de mi amorte lo aseguro.

MONTERO Aguilar¿tan de repente?

AGUILAR Y esto Montero¿te asusta?

MONTERO Es imposible.

AGUILAR (Riendo.) ¡Me gusta! 340

MONTERO No puede ser.

AGUILAR (Con ligereza.) (¡Inocente!)

Me he convencido; el amor

es sólo una tontería

una atroz monomanía:

el no amar es lo mejor. 345

¡Para qué me he de exponer

por un lance de cariño

a entregarme cual un niño

al amor de una mujer!

NoMonterome resisto; 350

es mucho mejor no amar

te prefiero secundar

en tus ideasdesisto.

MONTERO No acierto con tal mudanza

Aguilar... ¿Te has trastornado? 355

AGUILAR (Con marcada intención.)

Es que estoy desengañado;

he perdido la esperanza.

Comprendí bien tu consejo

y voy a hacer lo que tú;

¡prometopor Belcebú! 360

desde hoy convertirme un viejo.

Guerra al amorcaro amigo;

nada de amor; nadanada:

dices bienes la bobada

más grande: pienso contigo. 365

Feliz túque desahuciado

ni amasni quieres amar.

(Riendo.)

¡Vaya! ¿quién piensa?... [43]

MONTERO ¡Aguilar!

AGUILAR ¿En estar enamorado?

MONTERO (¡Algo ha visto! Luisdespacio 370

(Cogiéndole la mano.)

háblame... por compasión

cual sienta tu corazón.

¿Me dices verdad?

AGUILAR (¡Reacio!)

No vale aquí el disimulo.

(Con afectada intención.)

¿Qué te puedo yo negar 375

siendo tu amigo?

MONTERO (Abrazándole.) Aguilar...

te he faltado.

AGUILAR Capitulo.

Mas ya me iba amostazando;

Vaya si fue desvarío.

MONTERO Con que has vistoamigo mío... 380

AGUILAR Todo lo estuve mirando.

Es de veras cariñosa;

sin par amor atesora.

¿Cómo se llama?

MONTERO Es Aurora

de Montemar.

AGUILAR Deliciosa. 385

¿Y dónde la has conocido?

MONTERO Ha sido fuera de aquí;

ha tres meses que la vi...

y la adoro.

AGUILAR (Sacando una carta.)

Bienquerido;

pero chico¿has visto? 390

MONTERO ¿Qué?

AGUILAR Ese bicho nos persigue;

verdad es que no consigue...

MONTERO ¿Hablas del Vizconde?

AGUILAR A fe.

Mira ese papelMontero.

MONTERO (Leyendo con furor.)

¡Quiere a Aurora!

¡Mas paciencia; 395

no le he de tener clemencia. [44]

MONTERO (Alzando la carta.)

¡Habrase igual!

 

(Sale el VIZCONDE por el fondo haciendo muchos saludos.)

 

 

Escena VI

 

Dichos.- EL VIZCONDE.

 

VIZCONDE DE OCTAVIO Caballeros...

AGUILAR (¡He! ¿no digo? El ruin de Roma.)

MONTERO (¡Ira de Dios! ¡es Octavio!)

AGUILAR (Adelantesella el labio.) 400

MONTERO (¡Por vida!...)

AGUILAR (Verás qué broma.)

 

(MONTERO se sienta en un sillón y enciende un cigarro.)

 

VIZCONDE DE OCTAVIO Sin duda esperáis...

AGUILAR Sí tal

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿A la linda Marquesita?

¿No salió?

AGUILAR No; tiene cita.

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿Que tiene cita?

AGUILAR Cabal. 405

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Qué está diciendo este hombre!)

¿Decís que tiene Eleonora

una cita y a esta hora?

¡Oh! permitid que me asombre.

Creo que el citado soy yo. 410

AGUILAR ¿Vos? estáis equivocado;

no habéis sido vos citado.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Acalorado.)

¿Cómo que no?

AGUILAR (Riendo.) Pues que no.

VIZCONDE DE OCTAVIO Mirad que me hacéis agravio

y que nunca los consiento. 415

AGUILAR ¿No?¡qué lástima! lo siento.

VIZCONDE DE OCTAVIO Soy el Vizconde de Octavio.

AGUILAR ¡Oh! nada tengo que hablar; [45]

(Mirándole de pies a cabeza.)

sois de alta alcurnia.

VIZCONDE DE OCTAVIO Completa.

¿Vuestro nombre?

AGUILAR El de un poeta 420

a quien llaman Aguilar.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Jesústan sólo un poetilla.)

AGUILAR Contemplo el orbe cual mío.

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿Cual vuestro? (¡qué desvarío!)

AGUILAR ¿Esto os causa maravilla? 425

Pues no es mucho a la verdad:

cuando os diga la razón

lo creeréis de corazón.

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Vaya una barbaridad!)

AGUILAR Soy solo; soy escritor; 430

vivo libreindependiente

con mi plumacon mi mente

con el verso y el amor.

Tiendo sin miedo las alas

sin que me corten el vuelo435

gasto sin ningún recelo;

compro cochesrompo galas

sigo intrépido mi sino;

soy felizy en mi carrera

aún está por vez primera 440

que me corten mi camino.

Guerra declaro al pedante;

tiendo mi látigo al necio;

para mí no tienen precio

ni el nobleni el diletante. 445

Guardo consideración;

soy amigo sin igual

pero si encuentro un rival

me voy recto al corazón.

Me van derramando flores 450

la fortuna y la poesía

y en mi loca fantasía

no hay recelos ni temores.

Os diré sin ponderar

que sólo tengo un amigo; 455

vedle: es el que está conmigo;

(Señalando a MONTERO.)

se le puede a fe tratar. [46]

Sin igual es su talento

mas padece como yo.

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿Acaso está enfermo?

AGUILAR No460

sino un carácter violento...

conque ya estáis enterado

de quién somos ¿lo sabéis?

VIZCONDE DE OCTAVIO Sí a fe.

AGUILAR Pues no lo olvidéis.

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡A quién no dejan pasmado! 465

¡Si son fieras! ¡qué avestruces!

¿Y a qué vendrán aquí ahora?

aseguro que Eleonora

se quedará haciendo cruces.)

 

 

Escena VII

 

Dichos.- ELEONORApor la puerta del fondo.

 

ELEONORA ¡Oh! ¡ señores!

AGUILAR La Marquesa. 470

MONTERO He recibido un papel...

ELEONORA Ciertoy os llamaba en él.

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Los llamaba! ¡buena es ésa!)

ELEONORA Debió venir una amiga

conmigo el día a pasar 475

y a quererla yo obsequiar

el molestaros me obliga.

¿Me perdonáis?

MONTERO ¿Quién pregunta

sabiendo ha tiemposeñora

que la amistad se atesora 480

aquí por vos?

VIZCONDE DE OCTAVIO (Mal barrunta:

¿a que la ama ese bolonio?)

AGUILAR En cuanto a míque podría

decirosseñora mía

que no supierais?

VIZCONDE DE OCTAVIO (Demonio.) 485

ELEONORA Vos me dispensáis también

señor Vizconde? [47]

VIZCONDE DE OCTAVIO Sí tal;

¿a dama tan sin igual

quién no dispensa?

ELEONORA Muy bien.

Extrema galantería; 490

¿quién hoy no me ha de envidiar

cuando me vienen a honrar

la nobleza y la poesía?

AGUILAR (A ELEONORA.)

(Pero unos vienen riendo

y otros contemplan llorando.) 495

VIZCONDE DE OCTAVIO (¿Qué estarán cuchicheando?)

ELEONORA (¿Qué decís?)

AGUILAR (Que estoy muriendo.

(Dándole una carta.)

Tomadseñorapor Dios.)

MONTERO (Que distraerá al VIZCONDEimpidiendo vea a los otros.)

Es sin duda encantadora.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Haciendo por enterarse.)

Mucho. (La hiel me devora.) 500

MONTERO (¿Qué se dirán estos dos?)

ELEONORA (Os contestaré.)

(Me frío.)

AGUILAR (Graciasmil graciasseñora;

si comprendierais ahora

cuán dichoso soy...)

(Ya es mío.) 505

De una amiga en el jardín

me estoy haciendo esperar.

¿Me queréis acompañar?

MONTERO Con mil amores.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Por fin

ahora les tiendo mi lazo. 510

¡Uf!... ¡cómo van a rabiar!)

ELEONORA ¿Vamos?

VIZCONDE DE OCTAVIO (Ofreciéndole el brazo.)

¿Queréis aceptar?

AGUILAR (Interponiéndose y ofreciendo el suyo.)

Ésteseñoraes mi brazo.

 

(Se van por el fondo ELEONORAAGUILAR y MONTERO.)

 

VIZCONDE DE OCTAVIO (Después de verlos marchar.) [48]

¡Bravo!.. ¡muy bien! ¡Se alejó:

se ha marchado!... ¡Ingrataaleve! 515

Esto así quedar no puede.

Voy a que me diga... no.

Esto fuera dar lugar

a un escándalo... ¿Y qué hacer?

¡Qué demonio de mujer! 520

la voy a desesperar.

(Con ridícula afectación.)

Ella me ama... ¿Quién lo duda?

está perdida por mí...

síme ama con frenesí

y quizá por esto eluda... 525

¡Vean ustedes qué tontada!

porque en un lance de honor

a otra declaro mi amor...

pues... una calaverada.

Porque al fin... yo la quería 530

con preferencia. Eleonora

tú conocerás ahora

lo que soy. ¿Quién lo creería?

Dejarme a mí en su altivez

por un ente anti-social535

sin noblezasin caudal...

un romancista tal vez.

Pero a bien que no carezco

de un refugio... sími Aurora.

¡Oh! esa sí que atesora 540

cuanto de hermoso apetezco.

Elegantedelicado

lindos ojostalle airoso

aire excelsodelicioso

no hay otra igual ni pintada. 545

Eleonorabien mirado

es bella... pero vulgar;

no se puede contemplar

como un ser privilegiado.

Amablepero orgullosa; 550

ricapero sin exceso;

a máscarece de seso...

y en cuanto a nobleno es cosa.

¡Bah!... mucha razón será

decidme por Aurora: [49] 560

hago rabiar a Eleonora...

y veremos si me...

 

(Toma el sombrero para marcharsey al salir se encuentra con AURORA.)

 

¡Ah!...

 

 

Escena VIII

 

EL VIZCONDE.- AURORA.

 

AURORA (Con frialdad.)

¡Vos aquíseñor Vizconde!

VIZCONDE DE OCTAVIO Síen verdad; pero no acierto

cómo vos... (¿Estoy despierto?) 565

AURORA Me hallo tan bien. ¿Se os esconde?

VIZCONDE DE OCTAVIO Síme extraña...

AURORA Es bien sencillo

el encontrarme aquí ahora;

(Con intención.)

soy amiga de Eleonora.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Vamoséste es otro ovillo.) 570

AURORA ¿Y vos?

VIZCONDE DE OCTAVIO ¡Pss! también lo soy;

fui por ella convidado...

y felizpues os he hallado;

mil gracias al cielo doy.

SabéisAuroraque entera 575

os consagro una pasión

cual nunca mi corazón

por otra mujer sintiera.

AURORA (¡Cómo finge!) Caballero...

ya os dije alguna otra vez 580

que este asunto no es

para partir de ligero.

Se necesita pensar

un paso tan delicado

pues si se lleva mal dado585

nos puede tal vez pesar.

Luego que puede ocurrir

algún otro inconveniente...

 

(MONTERO va a entrary al verlos se oculta y escucha.) [50]

 

VIZCONDE DE OCTAVIO Comprendomuy bien; corriente:

es preciso discutir. 590

Estoy por mí decidido

y os suplico que digáis

si en ello no os molestáis

cuándo podré ser oído.

AURORA Es justo.

VIZCONDE DE OCTAVIO GraciasAurora. 595

¿Con que cuándo os podré hablar?

AURORA Os serviréis esperar

aquídentro de una hora.

 

(Vase el VIZCONDE por el fondo.)

 

 

Escena IX

 

AURORA.- MONTERO entrando por el fondo con aire sumamente grave.

 

MONTERO Aurora... si permitís...

AURORA ¡Oh! ¿qué tenéiscaballero? 600

MONTERO Necesito hablar.

AURORA Montero...

MONTERO Señorita...

AURORA ¿Qué decís?

MONTERO Que a mi pesar escuché

cuanto habéis dicho al Vizconde:

supongo no se os esconde 605

lo que de ello pensaré.

Y a fe... no me extrañaría

si en otros labios oyera...

pero en vos... si no lo viera...

juro que no lo creería. 610

Tanto en vos llegué a creer...

señoritano os asombre

cual no puede ningún hombre

tener fe en una mujer.

Síyo forjé en mi ilusión 615

con el amor de una hora...

para adoraros... Aurora...

Un templo en mi corazón.

Y rebosando ternura[51]

con vuestra imagen querida620

eraisAurora... mi vida;

erais mi Diosmi ventura.

¡Tal con vuestro amor me vi

que del mundo me olvidé;

hasta del cielo dudé... 625

y en vos tan sólo creí!

¡Mas ay! que por nuestro daño

al rendir nuestro albedrío...

se goza el destino impío

en mostrar el desengaño. 630

Y al conquistar el laurel

del amor con viva llama

inflexible... nos derrama.

amarga gota de hiel.

AURORA Montero... estoy escuchando635

y si he de decir verdad

me tratáis sin caridad.

MONTERO (Con sentimiento.)

Decidme que estoy soñando;

decid que no comprendí

que es visión de mi sentido; 640

decidme que he confundido

cuanto he visto y cuanto oí.

Decid que loco y sin tino

sólo vi en sueño funesto

al hombre que se ha interpuesto 645

en mitad de mi camino.

AURORA Escuchadmepor favor:

cierto que he citado aquí

al Vizconde: es ciertosí

pero estáis en un error. 650

Es una farsaun enredo...

que vos no sabéis...

MONTERO Lo dudo.

AURORA ¿Y quién decíroslo pudo?

MONTERO (Mostrándole la carta que le dio AGUILAR.)

Esta carta... ¿Y bien?

AURORA Concedo.

 

(Pausa.)

 

MONTERO ¿Nada me decís?

AURORA Sí tal; 655

vuestro amor os precipita[52]

y no veis en esta cita

un engaño capital.

El Vizconde ama a Eleonora.

MONTERO Os ama también a vos. 660

AURORA A amarlo una de las dos

no fuera por cierto Aurora.

MONTERO (Fuera de sí.)

¿Qué decís?

No sé mentir:

yo mi cariño os fié:

para faltar a mi fe 665

necesitara morir.

Octavio sin compasión

quiso engañar dos amigas

y del amor las intrigas

exigen reparación. 670

Quiere vengarse Eleonora

cuenta para ello conmigo:

creedMonterocuanto os digo.

MONTERO ¡Oh! sísí; comprendo ahora.

AURORA A más de estoos daré 675

satisfacción más cumplida.

MONTERO (Con alborozo.)

No la exijo por mi vida;

perdonadme si os falté.

Os idolatroay de mí

y sólo anhelomi hermosa680

que comprendáis cariñosa

mi amoroso frenesí.

Si en mi loco devaneo

duda abrigó el corazón

demando vuestro perdón. 685

AURORA Bienescuchad mi deseo.

 

(ELEONORA aparece del brazo de AGUILAR por el fondo. MONTERO les ve.) [53]

 

 

Escena X

 

Dichos.- ELEONORA.- AGUILAR.

 

MONTERO (No es posible.)

AURORA (¿No?)

MONTERO (Señalando a los que entran.)

(¡Mirad!)

ELEONORA (Muy alegre.)

Holaseñores; muy grata

me es esta escena. Se trata...

MONTERO (Algo cortado.)

De poesía.

AURORA (Idem.)

Es la verdad. 690

ELEONORA (Riendo.)

Quizá de un álbum hallado

o de algún papel perdido.

AURORA (¡Aycielos!)

MONTERO (Lo habrán oído.)

ELEONORA Todotodo lo he escuchado

MONTERO (Viéndole sonreír.)

Aguilar.

ELEONORA No le culpéis: 695

nunca su labio os vendió.

MONTERO ¿Pues cómo fue?

ELEONORA Exigí yo.

Suplico me disculpéis;

pero puesto que lo sé

y que marchamos de acuerdo700

resolvamos.

AGUILAR Es muy cuerdo.

MONTERO Síresolvamos.

ELEONORA (Llamando desde la puerta al CRIADO que aparece en el fondo.)

José.

 

(Señala la ventana del fondo.)

 

Asómate a ese balcón

y observa si entran en casa.

AGUILAR No es esa medida escasa [54] 705

para tal conversación.

MONTERO No comprendo con qué fin...

ELEONORA Desde ese balcón se observa

con cuidadosa reserva

lo que pasa en el jardín. 710

Y como hay quien se pasea

también en observación...

MONTERO Tomáis esa precaución...

ELEONORA Pues...

AURORA ¡Oh!...

ELEONORA ¡Comprendéis la idea!

MONTERO Síen verdad.

ELEONORA Pues al asunto. 715

No trataré de negar

que al Vizconde empecé a amar

mas quedó en amor presunto.

Mientras que amor me juraba

Octavio en su falsedad720

a otra graciosa beldad

 

(Señalando a AURORA.)

 

 

su cariño consagraba.

Que era mi amiga ignorando

e ignorando nuestro celo

se fue sin ningún recelo 725

en su red aprisionando.

Hoy... ¡qué dicha!... descubrimos

sus tramas una por una

y por azar de fortuna

su mismo juego seguimos. 730

Y ventajoso en verdad

pues hallamos en un día

con el cariño a porfía

ilusiónfelicidad.

A un engañootro mayor; 735

¿estáis conforme?

MONTERO En todo.

AGUILAR Mas decidnos de qué modo.

ELEONORA ¡Oh! preguntáis lo mejor.

A fe que sois exigente.

CRIADO Se aproximan.

AURORA (Mirando el reloj de la mesa.)

(Síes la hora.) 740

ELEONORA El cómo sabréis ahora. [55]

Sentémonos.

MONTERO Bien.

AGUILAR Corriente.

 

 

Escena XI

 

Dichos.- EL VIZCONDE por la puerta del fondo.- ELEONORA y AURORA se sientanen el sofá. Al lado de la primeraen un sillónAGUILAR: al lado de lasegundaMONTERO.

 

VIZCONDE DE OCTAVIO (En la puerta del fondo.)

(Conciliábulo... reunión...

consulta... perfectamente:

hágome el indiferente.) 745

 

(Baja a la escena.)

 

Señores...

ELEONORA Buena ocasión.

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿De qué se trata?

ELEONORA De amores.

VIZCONDE DE OCTAVIO Que me placepor mi vida.

ELEONORA Jugamos una partida

y os voy a dar pormenores. 750

HayVizcondedos galanes

que pretenden...

MONTERO Dos hermosas.

VIZCONDE DE OCTAVIO Cuestiones son...

ELEONORA Espinosas

pues hay mutación de planes.

VIZCONDE DE OCTAVIO No comprendo.

ELEONORA ¡Oh! sísí tal; 755

ya iréis a fe comprendiendo

cuando me vaya extendiendo

en la cuestión capital.

Es el caso que en la lid

un rival se les presenta. 760

VIZCONDE DE OCTAVIO (Afectando indiferencia.)

¿Un rival?

ELEONORA Pues y hacen cuenta

de vencer al adalid.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Malo; esto reza conmigo. [56]

Esperemos el chubasco.)

¿Y los espera en el chasco 765

frente a frente el enemigo?

MONTERO ¡Oh! juro a fe de Montero

que en un lance tan legal

no tuviera yo al rival

por amante y caballero. 770

A dos damas da su amor;

dos rivales le hacen frente;

no ha de ser indiferente...

AGUILAR Al menospor pundonor...

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿Ama el rival a las dos? 775

ELEONORA Es hombre de travesura;

aun de este modo no apura

su cariño.

AGUILAR Bien por Dios.

Bendigo su valentía

aunque en las tales jugadas 780

merezca cuatro estocadas.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Bárbaro.)

AGUILAR Por vida mía

no le trataré de vano

teniendo tal corazón:

es capaz en su pasión 785

de amar al género humano.

Es todo un hombre social

todo un tipo interesante;

sin trabajo hará... ¡Bergante!

el amante universal. 790

Vive Diosque no se esconde;

capaces son estos seres

de amar a diez mil mujeres.

¿Opináis cual yoVizconde?

VIZCONDE DE OCTAVIO Con tal que tantas reúna... 795

pero decidmeAguilar

¿no podría él consagrar

su afecto tan sólo a una?

AGUILAR Es muy cierto.

MONTERO Sípor Dios.

Pero esto bien entendido800

en este casoquerido.

le sobra una de las dos.

VIZCONDE DE OCTAVIO Exacto. [57]

MONTERO ¿Os conformáis

con mi dictamen?

VIZCONDE DE OCTAVIO Preciso.

ELEONORA EstáisVizcondeconciso. 805

VIZCONDE DE OCTAVIO No sé por qué lo digáis;

me piden mi parecer

y lo doy cual lo comprendo;

Eleonora... o no lo entiendo...

ELEONORA (Con intención marcada.)

O no queréis entender. 810

VIZCONDE DE OCTAVIO Pues yo creo que mi opinión

con la de todos aduna;

que se conforme con una

y concluye la cuestión.

ELEONORA Es que las interesadas 815

no ignorando lo ocurrido...

VIZCONDE DE OCTAVIO ¿Qué han hecho?

ELEONORA (Recalcándolo.) Lo han despedido.

AGUILAR (Idem.)

Puescon cajas destempladas

MONTERO Y hasta en eso bondadosas

aun respirando amargura820

son modelo de finura

son amablesgenerosas.

ELEONORA Esta es la cuestiónVizconde.

VIZCONDE DE OCTAVIO (¡Me he lucido! ¡Vaya un lance:

y qué hago en este percance! 825

¡Oh! ¡vengarme de mi agravio!

Las haré desesperar

amando otras veinte y cinco;

porque al finen este ahínco

me había yo de rebajar. 830

Y en mi social posición

no me conviene a fe mía

hacer una tontería.)

ELEONORA ¿Qué decís?

VIZCONDE DE OCTAVIO (Con énfasis.)

En conclusión

que si él no está enamorado 835

debe dar por recibido

ese mujeril olvido.

AURORA Bravo. [58]

AGUILAR Bien.

ELEONORA ¡Oh!

MONTERO Lo ha acertado.

ELEONORA Y que me place.

AURORA Y a mí.

ELEONORA Así decir ya podré 840

quien son las damas.

AGUILAR Sí a fe.

ELEONORA Y los galanes.

MONTERO ¡Oh! sí.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Lo que va a decir presiento.)

ELEONORA (Mirando a AGUILAR.)

Creo que me ama...

AGUILAR (Arrojándose a sus pies y besándola la mano.)

Yo.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Con acento forzado.)

Divino.

ELEONORA (Mirando a MONTERO.)

A Aurora...

MONTERO (Idem.)

Yo.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Como antes.)

Peregrino. 845

¿Y cuándo es el casamiento?

AGUILAR Por mi parteestá pensado;

como es libre mi Eleonora

os podéis dar desde ahora

Vizcondepor convidado. 850

VIZCONDE DE OCTAVIO Gracias.

MONTERO Yo más desgraciado

a Aurora que pedir tengo:

dispensad si me entretengo.

VIZCONDE DE OCTAVIO Gracias.

MONTERO Estáis convidado.

VIZCONDE DE OCTAVIO Recibid...

AGUILAR (A MONTERO.)

(Va echando fuego.) 855

VIZCONDE DE OCTAVIO (Tomando el sombrero.)

Mi enhorabuena.

AGUILAR (Aparte a MONTERO.)

Tunante.

ELEONORA ¿Os marcháis?

VIZCONDE DE OCTAVIO En este instante. [59]

(Saludando.)

Abur.

ELEONORA Vizconde...

MONTERO Hasta luego.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Haciendo saludos.)

Repito mi parabién.

AGUILAR (Idem.)

¡Mil gracias!

ELEONORA Aburquerido. 860

MONTERO Os estoy reconocido.

VIZCONDE DE OCTAVIO (Malditos de Diosamén.)

 

 

Escena XII

 

Dichosmenos el VIZCONDE.

 

AGUILAR Es un ente singular

el tal vizconde de Octavio.

MONTERO No lo nombre ya tu labio; 865

le debemos olvidar.

ELEONORA ¡Estáis contentos!

AGUILAR ¡Oh! ¡Sí!

En tan dulce devaneo

cuanto apetece el deseo

hemos encontrado aquí. 870

¿Y vosMarquesa?

ELEONORA Aguilar

me amáis?

AGUILAR ¡Oh! más que a mi vida:

¿quién en el mundoquerida

como yo os pudiera amar?

AURORA (A MONTERO que la mira con delirio.)

¿Qué decís voscaballero? 875

MONTERO Que no acierto a descifrar

cómo un hombre puede amar

cual yo os amo a vos.

AURORA ¡Montero!

ELEONORA ¡Vayacon que al fin venció

el numen! ¡es natural! 880

¿entre el mundo y lo ideal

se puede dudar? [60]

AURORA ¡Oh! no.

AURORA Eleonora...

MONTERO (A AURORA.)

Vida mía...

ELEONORA Sin hacernos ilusión;

no guarda comparación 885

la nobleza y la poesía.

AURORA Es cierto ese parangón

pues a pensar con certeza

la verdadera nobleza

se alberga en el corazón. 890

AGUILAR ¡Oh! ¡felicidad completa!

ELEONORA Quien la dicha quiera hallar...

AGUILAR Decid.

ELEONORA La debe buscar

en el alma de un poeta.

 

FIN.




Google